Enrique Agosti, dirigente de Estudiantes de Concordia, habló en UCU Radio, sobre el presente del club en la temporada, las complicaciones económicas y la sorpresiva salida del extranjero Rigoberto Mendoza.

“Rigoberto Mendoza tenía contrato hasta diciembre y podría haberse quedado. Habló con su representante y no le convencía nuestra paga, no le habíamos pagado en la fecha pautada por un atraso de días y el no estuvo conforme. El sábado tuvimos la sorpresa de que quería abandonar el equipo. Él era nuestro jugador franquicia, se estaba adaptando a La Liga y sabemos lo difícil que es jugar en nuestro torneo, se podía dialogar con él y nos entendíamos. Me parece que estuvo mal asesorado por su representante. Él tenía un contrato garantido, la idea es que si el no estaba contento, lo íbamos a dejar partir y resolver los problemas contractuales por otro lado”, contó y agregó: “Nos dolió un poco la salida. Tomamos la decisión de buscar un reemplazo. Será decisión de Lucas Victoriano el jugador que llegue. “. 

“A La Liga la veo muy competitiva, muy dura. En lo económico se nos hace cada vez más difícil competir, solucionar los problemas de presupuesto cada año. Cada vez se nos hace más difícil competir y año a año tenemos que resolver problemas de presupuesto. El básquet en la Argentina no vende como se dice y se nos hace muy complicado. Los meses de enero y febrero nos van a complicar mucho, tenemos 8 y 10 en cada mes y ahora tratamos de mantener las 10 fichas porque nos parece indispensable”. 

Audio: