Pablo Prigioni pasó por los micrófonos de UCU Radio (Lunes a viernes de 12 a 13 hs. por Am570 y en unocontraunoweb.com), donde habló sobre su salida del Baskonia, la actualidad del equipo vasco con Luca Vildoza y Pato Garino, su futuro, su conexión con la NBA y el presente de la Liga Nacional.

"Veo básquet constantemente, después de unas semanas de reflexión como siempre debe ocurrir cuando uno deja algo, ya sea un equipo, un torneo o lo que fuera, decidí salirme del proyecto de Baskonia y eso conlleva un análisis y lo sigo haciendo por momentos, pero con más ganas de estar de vuelta, de volver a la cancha y trabajar con los jugadores que es algo que disfruto mucho. Disfruté de todo, pero todo genera un estrés sobre todo cuando se complica, cuando tomé la decisión de renunciar lo sufrí. Quizá lo que yo quería proponer necesitaba más tiempo y en el club no lo tenían, ahora ya estoy con proyectos nuevos", expresó el cordobés. 

Además, el ex jugador, contó los detalles de su salida del equipo de Vitoria: "Hay cosas que quizá cambiaría, el básquet que a mí me gusta y es el que intenté proponer no me da dudas, fueron más los tiempos, tuve jugadores muy cerca del inicio de la temporada. El equipo en el que estaba necesitaba resultados y se necesitan pronto e instalar un sistema de juego distinto lleva mucho tiempo y lo que yo proponía era jugar de una manera más novedosa. Cuando me dí cuenta del tiempo que iba a necesitar para que los jugadores jueguen y trabajen de esa manera iba a ser más de lo que yo pensaba y ahí me di cuenta que los tiempos no eran los mismo con el club, un club al que yo aprecio mucho y con el que he tenido tanta historia me sentía incómodo en esa situación. Ellos nunca me presionaron, eso me lo ponía yo solo y quizá pensé que porque era yo me iban a aguantar más y no me parecía justo porque las reglas del juego son estas, por eso preferí salir y aprender". 

"Quiero utilizar lo que pasó para volcarlo en un proyecto distinto, ahora tengo otra hoja de ruta y me va a ayudar mucho. Tengo invitaciones de los equipos de la NBA para pasar tiempo con ellos, pero no tengo donde y cuando tengo que trabajar. El deseo de dirigir lo tengo, pero también tengo que pensar en mi familia y encontrar un proyecto que sea acorde a eso, encontrar un lugar en donde puedan estar, ya los he vuelto locos en mis últimos años de jugador. Mientras tanto me voy formando y buscando esa oportunidad y veremos por donde sale. Los que hemos estado en la NBA quizá podamos tener un acceso más fácil, pero por ahora no tengo una urgencia ecónomica". 

"La plantilla de Baskonia es muy buena y no tenía dudas y estaba convencido que Baskonia iba a mejorar es un equipo que tiene un gran potencial. Pato tuvo mucha mala suerte de llegar lesionado y le costó bastante recuperarse de esa lesión y después se volvió a lesionar, es difícil hacer una evaluación de él porque no ha estado en su mejor estado". 

Sobre La Liga Nacional Argentina, dijo: "No me sorprende que Nico Gianella y Maxi Stanic estén jugando en ese nivel. Veo poco liga, pero tuve la oportunidad de estar antes de Navidad viendo San Lorenzo e Instituto. La Liga tiene algunos jugadores jóvenes que están listos para pegar el salto para Europa, es un semillero que siempre lo hará. Tiene un nivel limitado y cuando llegas ahí hay que dar el salto. Veo muy bien la organización, el marketing y la infraestructura, es una liga que tiene que modernizarse y está probando el formato, sería bueno tomar el definitivo y darle continuidad". 

"Hay que ser honesto con uno mismo y con los demás, tengo muchas amistades y contactos que siempre se preocupan por uno y eso se agradece mucho y me hace sentir bien. A mí como entrenador me gusta decirle al jugador lo que tiene que hacer y eso lleva un tiempo en el que uno diagrama un sistema de ataque y por otro lado el equipo se vuelve predecible y no es el básquet que me gusta jugar. Me gusta el básquet de mucha lectura y se que esto lleva más tiempo por eso hay que entrenar de otra manera y todo eso lleva tiempo". 

Audio:

Foto: Baskonia