Quimsa 56-53 Vélez

Muy complicado fue el inicio para las santiagueñas, ya que entraron muy tibias y no pudieron contrarrestar la enérgica actitud de las porteñas, que metieron un parcial de 7 a 0 en los primeros cuatro minutos. Mauricio Pedemonte debió pedir tiempo muerto para hacer un rápido lavado de cerebro. Llegó la esperada reacción, con mayor compromiso para defender y pasándose mejor la pelota para correr en contraataque. Tanto que se quedaron con el parcial 13 a 12.
En el segundo cuarto, Quimsa dominó el juego de la mano de Gisela Vega y el trabajo en bloque del equipo. Seguridad en la transición, firme bajo los cestos y pacientes para atacar por el lado débil del adversario le permitió irs arriba 32 a 23 al descanso largo.
En el tercer cuarto, el local experimentó un llamativo y pronunciado bajón. Alejandra Alonso y Brenda Fontana tomaron la lanza, y de momentos (estuvo muy bien marcada por Victoria Lara), Amaiquén Siciliano aportó lo suyo en las ofensivas de Vélez Sársfield, que ganó el parcial 45 a 39.
En el último cuarto, Quimsa tapó sus grietas y otra vez Vega fue vital junto con Natalia Ríos, para aportar sus oficios a servicio del equipo. Sufrió sobre el final, pero fue inteligente para cerrar el partido y lograr la clasificación ante su pueblo.
 
Club Deportivo Berazategui (Berazategui, Buenos Aires) también está en el Final Four, ya que derrotó 67/51 como local al Club Tomás de Rocamora (Concepción del Uruguay, Entre Ríos) y ganó la serie 2 a 0.
Club Deportivo Juventud Florentino Ameghino (Villa María, Córdoba) empató la serien en uno, tras derrotar como visitante 76/72 al Club Atlético Obras Sanitarias de la Nación (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Mañana se jugará el tercer y definitorio encuentro en la Capital Federal.
 
Informe: Prensa Quimsa

Berazategui arrancó muy concentrado, corriendo la cancha y con una buena eficacia, metió un 9-0 en 1’15” -con 7 puntos de Agusntina Jourdheuil-. Ante este parcial, Rocamora se plantó en zona y corriendo la cancha, con Robinson, recortó a 3 (9-6), a falta de 5’40”, lo que agravó la sequía ofensiva del local. Con ambos equipos erráticos, el primer chico cerró 14-11 a favor de El Aurinegro.
Una bomba de Celeste Cabañez permitió que se alejaran a 6 (17-11), a 50″ del inicio, mientras que Las Rojas descontaban desde la línea de libres y el único tiro de campo del cuarto -Robinson-, para ponerse a 1 (17-16) con 6’20” por jugar. Un buen pasaje de Celia Fiorotto (4 puntos y 3 rebotes -1 ofensivo-) fue clave para sacar 7 de distancia (21-16). Por su parte, Rocamora forzó las ofensivas y no fue fluido, por lo que se fueron al descanso largo abajo por 25-18.
La visita regresó con una defensa más aguerrida, sin embargo, Berazategui poco a poco la quebró con los tiros de Sofía Castillo (4) y así logró escaparse por 14 (34-20), promediando el período. La confianza del local fue creciendo con el correr de los minutos y, gracias a un buen movimiento del balón, selló el tercer cuarto por la máxima de 19 (46-27).
El arranque de los últimos diez minutos tuvo a Rocamora con otra actitud en los dos costados y con Robinson como principal vía del gol (8 tantos en el parcial), para achicar a 10 (51-41), con 5′ para el final. No obstante, en el local apareció Castillo, con 4 puntos al hilo, para dar el envión a la remontada. Luego, se sumó un triple y un simple de Jourdheuil, para volver a estar 17 arriba (58-41), restando 3’50”. Otra vez Robinson le dio vida a la visita, dejándolas a 13 (59-46), con poco más de 2′, aunque intentaron descontar no alcanzó y fue victoria para Berazategui por 67-51.
Informe: Prensa Berazategui

Las dirigidas por Cristian Vargas sorprendieron de entrada, con un gran grado de concentración y quedándose con todas los balones divididos. Así, con su quinteto inicial anotando puntos, y secando a su rival sacó 12 de distancia (2-14) en el primer parcial.

El segundo mantuvo las mismas características, con una Pérez incisiva (9 en ese parcial) , conteniendo los arrebatos del local, con una Agostina Burani determinante (8 unidades en esos diez minutos).

Dentro de un partido regular, entre la bajísima efectividad del dueño de casa y las pérdidas visitantes, el tercer cuarto mostró los mejores pasajes de las dirigidas por Sebastián Silva. Un tercer cuarto con buenas intervenciones de Florencia Martínez, con sus asistencias, anotando y recuperando balones. Así, mientras que las mendocinas perdían muchos balones ante la presión, Florida podía anotar con el despertar ofensivo de Imani Tate (6) para pasar al frente por cuatro (36-32).

Florida logró sacar 6 puntos a falta de 6 minutos (43-37). Luego de un triple de la rosarina Emilia Giustiniani, Florida estaba arriba por 5 (46-41 con 4 minutos por delante). Dos libres de Julieta Tell y una bomba de Nacha Pérez igualaron las cifras. Sobrevino un doble de Florencia Martínez y un triple de Victoria Gauna más un libre de Carolina Sánchez para que el elenco mendocino se quede con el invicto de Unión Florida en su casa.

El entrenador Cristian Vargas tuvo palabras de agradecimiento ” porque las chicas tuvieron una semana de mucho trabajo, tanto en defensa como en ataque, y gracias al cerebro de mi asistente Germán Andreone y su scouting pudimos llevarnos un juego durísimo”.

Informe: Prensa Unión Florida


Obras 76-72 Ameghino

El conjunto de Núñez arrancó dominando en ambos costados de la cancha, pero hizo la diferencia por medio de posesiones largas. Johanna Puchetti mostró firmeza y efectividad para ejecutar las jugadas, por lo tanto sumó once tantos en el primer cuarto. Asimismo, Andrea Boquete lideró la intensidad defensiva con dos robos.

La visita cambió su imagen en el segundo período, presionando en la salida del rival y cortándole los circuitos de juego. También, Danisha Shaw sacó a relucir sus habilidades en ataque y su garra, lo que le permitió sumar nueve unidades y seis tableros en el primer tiempo. De esta manera, concretó un parcial de 22 a 8 y pasó al frente antes del descanso (36-30).

Las dirigidas por Sebastián Sucarrat siguieron muy organizadas en su propio terreno durante el tercer capítulo (le provocaron 22 pérdidas al contrincante). Además, lograron la máxima diferencia de 51-41 gracias a los movimientos de Brenda Schmidt (21 puntos) en la llave y los triples de Regina Carosio (16 y 2-5 detrás del arco). Por el lado del Aurinegro, Macarena Rosset comandó los avances para intentar recuperar el liderazgo en el marcador.

En el último segmento, Obras recuperó fluidez en la ofensiva, debido a que Andrea Boquete (doce tantos) y Johanna Puchetti (20) cortaron hacia el aro en varias ocasiones. De todos modos, Ameghino conservó la ventaja hasta el final porque tuvo una buena rotación del balón. Es por eso que ambos equipos tendrán que disputar el desempate por el pasaje al Final Four.