Sergio Hernández, entrenador de la Selección Argentina, habló en UCU Radio sobre los últimos resultados en las ventanas clasificatorias FIBA al Mundial de China. El equipo nacional terminó como líder del Grupo A con récord 5-1.

Veníamos necesitando un tiempo de trabajo juntos, está claro que el básquet argentino requiere tiempo de entrenamiento cosa que las ventanas no te ofrecen, eso sumado a la llegada de los jugadores de Europa. Siempre es determinante la ejecución de los sistemas. Defensivamente mostramos nuestra mejor versión y eso se traslado al ataque y eso después te da un dominio sobre el rival, supimos aprovechar las ventanas”. 

Respecto al Grupo E (México, Puerto Rico y Estados Unidos), lo que se viene septiembre, dijo: “Son tres potencias, son tres países que quieren estar en el Mundial al igual que nosotros con distintos récords, pero los 3 llegan bien. Va a ser muy competitivo y ellos piensan lo mismo de nosotros, saben que es difícil jugar contra nosotros y tenemos que seguir creciendo en lo colectivo. Ojalá podamos estar todos otra vez, quizá con algunos no contemos y saber que en noviembre no vamos a contar con los jugadores que no venimos contando por eso sumar la mayoría de puntos es clave en septiembre”. 

“El récord 5-1 es una marca buenísima en la primera etapa, queríamos ganar los 6, pero es lo que quieren todos los equipos y estamos muy contentos, es más de lo que esperábamos. Estamos en una medida justa y lo que pasó con Uruguay nos sirvió de prueba y la derrota nos hizo tomar conciencia y tomar la dimensión”. 

Respecto a la localía de Argentina, dijo: “No tengo una preferencia de lugar, solo puedo decir que las tres localías fueron espectaculares, de lo mejor que tuvimos. En Olavarría nos despidieron con aplausos a pesar de perder. En San Juan y La Rioja llenamos las canchas, y son estadios grandes”. 

“Marcos Delía tuvo quizá dos de sus mejores actuaciones en la Selección, no solo por sus números. Él fue uno de los que más sufrió el recambio de la Generación Dorada, ante Uruguay metió 13 puntos y eso para él es un nivel muy alto. Fue un jugador clave para nosotros, se lo ve más maduro. Patricio Garino también jugó muy bien, y Campazzo es uno de los mejores bases del mundo en este momento y Luca Vildoza lo hizo muy bien, viene de ser jugador revelación en Europa”. 

Además, se refirió al Mundial U17, que se está disputando en Santa Fe: “Es algo coherente con la historia de nuestro básquet. Argentina ha organizado un Mundial y ha clasificado y eso es importante. Fuimos competitivos contra Montenegro. Me parece muy bueno todo. Es importante para el básquet formativo que se haya jugado un Mundial en Argentina”. 

Foto: FIBA