Racing 72-81 Rocamora 

Anoche en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca” de nuestra ciudad, se produjo el debut como local de Racing Club de Chivilcoy en la Liga Argentina, recibiendo en este caso a Tomás Rocamora de Concepción del Uruguay, pero la fiesta no pudo ser completa al caer por un marcador de 81-72, sufriendo demasiado las ausencias por diferentes motivos de Santiago Barrales (accidente callejero) y el venezolano Jorge Parra (lesión en la rodilla), dejando el equipo demasiado “corto” a la hora de la rotación, sobretodo en el juego interno. Los máximos anotadores del equipo de nuestra ciudad fueron Alejo Barrales (18+10 asistencias), Nicolás Ojeda (16+8 rebotes), y Erbel De Pietro (14); mientras que por el lado de Rocamora, lo mejor pasó por Dominque Shaw (24 con 6 triples+7 rebotes), Mauro Araujo (16), Manuel Olocco (14) y Facundo Gago (14). La próxima presentación del equipo de Chivilcoy será el próximo sábado 3 de noviembre nuevamente en el Estadio "Oscar y Alfredo Barca", recibiendo en este caso a Platense por la revancha.

En cuanto al juego de anoche, Racing arrancó buscando el protagonismo de Nicolás Ojeda en el juego interno, mientras que del otro lado, Rocamora intentó los ataques rápidos vía Gago-Catalín. Dentro de ese panorama, el equipo local sacó la primera ventaja porque su plan fue más efectivo, pero llegando el promedio del período, Facundo Gago clavó una bomba para dejar las cosas igualadas en 8. El juego no admitía especulaciones y los dos proponían posesiones cortas, donde el equipo entrerriano aprovechó un par de contras y buena efectividad desde más allá de los 6.75, para pasar a ganar 13-10. Racing se vio obligado a la rotación por la segunda falta de Tyrone O’Garro, quedando en cancha un equipo más “bajo” con Carlos Paredes como ala pivot; esta circunstancia fue aprovechada por la visita, que con una nueva bomba de Facundo Gago, en el cierre se escapó y terminó arriba por 24-16.

Con respecto al segundo parcial, Racing arrancó con un parcial de 6-0 que levantó al público, se puso rápidamente en partido y obligó al técnico visitante al pedido de minuto; Rocamora estuvo casi 3 minutos sin anotar, pero cuando lo hizo, se volvió a escapar porque el local tomó un par de malas decisiones. Cuando llegaron al promedio del período, el equipo entrerriano estaba arriba por 31-26, y para colmo, O’Garro cometió su tercera falta personal; en Racing, Nicolás Ojeda seguía dominando la pintura, pero en Rocamora aparecieron nuevos lanzamientos de tres puntos (6 de 10 en ese momento). Los minutos fueron avanzando con una diferencia de 4/5 puntos en favor del visitante, sin que se modificara en el cierre, llegando al descanso largo con la victoria parcial de Rocamora por 47-40.

En cuanto al tercer período, otra vez Racing comenzó mejor con una corrida de 4-0 que nuevamente generó expectativas, pero Rocamora se acomodó en base a buenos pasajes de Arlando Cook y Dominque Shaw, más una bomba de Manuel Olocco para sacar la máxima de 8 (54-46); luego de un tiempo muerto pedido de Diego D’Ambrosio, el equipo de Chivilcoy metió un buen parcial con una bomba de Carlos Paredes y un doble de Tyrone O’Garro, pero rápidamente Rocamora clavó dos triples seguidos (Dominique Shaw y Mauro Araujo) para llegar a la máxima brecha de 11 (64-53). En el cierre, Alejo Barrales estuvo perfecto desde la línea con varios libres consecutivos, sumando además un triple Carlos Paredes sobre la chicharra, por lo que Racing logró recortar y llegó a los últimos 10 minutos perdiendo por 65-60.

Con respecto al cuarto de cierre, arrancó con un bombazo de Erbel De Pietro, pero luego la visita manejó mejor las siguientes ofensivas y fue liderando el tablero con una diferencia de 4/6 puntos; el equipo de Chivilcoy debía realizar esfuerzos extras para todo y del otro lado, Rocamora mostraba un porcentaje irreal en triples (10 de 19 hasta ahí). Promediando el período, Dominque Shaw clavó una nueva bomba (la sexta) y la visita se imponía por 75-68; para colmo, Lucas Andújar cometió una falta antideportiva y Rocamora no falló desde la línea para escaparse a 11 (79-68) con 3m15s por jugar. Racing salió a dar el último esfuerzo en pos de descontar, pero no estuvo fino en lo porcentajes de lanzamientos y la visita manejó los tiempos a la perfección, para finalmente quedarse con la victoria por 81-72.

Informe: Prensa Racing de Chivilcoy


Independiente 79-77 Oberá

El partido comenzó favorable en el marcador a Oberá Tenis Club con las conversiones de Hooper (8), pero a medida que pasaban los minutos y a fuerza de triples de Palacios, Weigand y Mansilla, poco a poco Independiente emparejó el juego y paso al frente. Los cinco puntos aportados por Alejo Traverso fueron importantes para finalizar el primer cuarto arriba por 21 a 16.

Nuevamente comenzó efectivo la visita en el segundo chico de la mano de Maximiliano Martí, hasta que el juvenil Sergio Corbalán, de la zona de tres, sumó para los locales. Promediando el chico, Obera logró pasar al frente, sin embargo, con el aporte de Kalalo, Ingratta y Mansilla, Independiente volvió a tomar las riendas del encuentro para finalizar la primera mitad arriba por 37 a 30.

En el tercer cuarto el Gigante de calle Salta se presentó al parqué con una mentalidad que no exhibió en la primera mitad: concentración en defensa. Fue así que logró mantener una leve diferencia sobre su rival, con el valioso aporte de Weigand y Mansilla en ataque, mientras que la férrea defensa de Ingratta y Martínez lograron controlar a Ramírez y Martí. Independiente finalizó arriba en el marcador 64 a 55.

Los últimos 10 minutos fueron electrizantes, con ataques y contraataques pero en ese ritmo vertiginoso sacaron diferencia Kalalo, y Palacios que supieron asistir a Weigand e Ingratta para continuar engrosando la diferencia. Por el lado de la visita, el que daba señales de no bajar los brazos era Ramírez Acevedo acompañado por Martí. A falta de 22 segundos, el encuentro estaba empatado en 77, perteneciendo la última posición a Independiente. Palacios consumió casi todo el tiempo, se la paso a Weigand y con el talento de un experimentado convirtió el doble que le dio el triunfo a Independiente.

Informe: Prensa Independiente


Sportivo América 71-62 Echagüe

En un partido en el que los triples brillaron por su ausencia, la dominancia del verde en los tableros fue la diferencia. Kelvin Caraballo terminó con 19 puntos y 21 rebotes. Como ya es costumbre para Sportivo, aquellos partidos en los que más se concentra en su defensa son los que les deja mayores dividendos. La consecución de paradas defensivas sube la motivación del equipo para la jugada siguiente.

Esto fue lo que sucedió en el segundo cuarto, cuando los paranaenses solo pudieron anotar 7 puntos. El partido con juego trabado pareció ser lo más cómodo para el equipo de Hugo Luna. Echagüe intentó cambiar el ánimo rotando algunos jugadores que evidenciaban signos de cansancio y redujo la diferencia en la segunda mitad, pero el aro siguió cerrado para los perimetrales y, en definitiva, la victoria rosarina nunca estuvo en duda.

Ahora el verde tiene una semana de descanso para prepararse para una dura gira en la que tendrá tres partidos en condición de visitante.

Informe: Prensa Sportivo América