Fabián Borro, Presidente de la Asociación de Clubes, habló en UCU Radio sobre distintos temas de La Liga Nacional, el Súper 20 y la relación con la Confederación Argentina de Básquet. Escuchá a través del audio, la nota completa.

El Súper 20 

“El Súper 20 sigue dejando un buen balance, es un torneo apasionante de rápida definición, de buen nivel. Volvimos a un formato anterior como se jugaba antes el Súper 4, que se hacía al final del año con el resultado de lo que había sido la primera parte del año. No es lo aconsejable porque se perdió el hilo en el tema, pero intentamos que tuviera televisión y ese fin de semana no lo tenía, eso quizá es lo malo pero lo bueno es el marco que hubo, el trabajo de Quimsa y de la gente de marketing de la ADC. Cada vez que vas a Santiago te encontrás con mejoras en el estadio y un armado afuera con el Fan Zone, que hicieron que sea una gran final”. 

 “Se hace más largo porque estábamos acompañando el proyecto de las ventanas FIBA. Si no hubiésemos cambiado la fecha de la final en ese momento, eso te lleva a que haya un párate que no es aconsejable para nadie. El calendario se hace extenso y eso que hemos bajado la cantidad de partidos, pero es así por las competencias internacionales, las ventanas y el párate por las fiestas. Acá no hay que olvidarse que la tradición argentina dice que los equipos argentinos quieren jugar los torneos internacionales. Vamos a tener una previsibilidad mayor a la que tuvimos estos años para que no haya tantas reprogramaciones y ver el contexto económico del país”. 

La Liga de Desarrollo 

“Hay muchas situaciones a evaluar, lo que tiene que haber es una certeza en que las decisiones se toman en forma global. No tomamos decisiones ocurrentes o personales, tomamos decisiones en grupo que se discuten, hasta a veces por demás, como La Liga de Desarrollo, que se discutió dos veces, esta manera de jugarla se votó hace 2 años y se tomó la decisión de jugar 19 partidos, cosa que yo no la compartía, fue una decisión global, y que a partir de este año se juegan 38 juegos a la par de La Liga y sin embargo se toman las decisiones. Tomamos decisiones de consenso o globales y quienes se expresan pueden dar sus puntos de vista”. 

“Si hay gente que tiene tiempo para hablar entre ellos y no lo dice en las reuniones, no cuenta. En la mesa hay que decir y expresar lo que siente. Hay gente que vino con la idea de no jugar la LDD de esta manera y después debatimos y se tomó una decisión acertada. Los chicos han progresado mucho en la competencia y es ese el punto fuerte, es el patrimonio de los clubes, que puedan apostar a eso. Los jugadores se tienen que formar y desarrollar en los clubes y nuestra competencia es la adecuada para eso”. 

La economía y presupuestos de los equipos en La Liga

“Hay equipos poderosos, hay gente que ha trabajado y aprovechado el crecimiento y ampliación de La Liga para sus estructuras y esto tiene una coherencia. Fuimos un grupo de opinión y ahora somos la conducción, lo que dijimos hace 6 años es lo que llevamos adelante cuando nos tocó conducir. Hubo gente que aprovechó bien la oportunidad y otra gente que le dio la espalda. Hubo menos apoyo de los gobiernos, yo estoy a favor del apoyo gubermanental y me parece fundamental que lo hagan con los equipos de las provincias,  pero no creo que esté bien que un equipo se base 100% en el apoyo estatal y que tenga otras vías de ingreso como Quimsa o Gimnasia de Comodoro”. 

“San Lorenzo o cualquier equipo que tiene posibilidades de tener un presupuesto mayor, es algo que está dentro del reglamento y nada tiene que cambiar. Soy partidario de poder equilibrar los presupuestos y eso ayudaría a mejorar la competición. Los equipos se arman y compiten. Pero hay que encontrar un punto de equilibrio tratando donde se invierta en base a lo que se genera, porque eventualmente el dinero se acaba y crea un proceso de crisis”. 

El nuevo formato de La Liga

Hay clubes que han crecido con este modelo y otros que no y que creen en un modelo estático. No me molesta que sea así, pero creo que es darse un tiro en los pies porque las cosas cambiaron, 20 años atrás no había Internet, ni redes sociales y hoy hay un menue de opciones que las tenes sin moverte de tu casa y hay que adaptarse. La Liga se adaptó y mejoró su marca, hay clubes que lo han mejorado y otros que no porque no lo entienden. Nosotros ayudamos a todos para poder trabajar, el dinero es un bien escaso y si uno no comunica bien, nadie va a venir a verlo porque sí. No comparto lo de los días fijos, hay que hacer un esfuerzo de comunicación y ver de qué manera se llega a la gente. Lo del Fan Zone no es algo complicado de hacer y a la gente le gusta. Hay que buscar otros llamadores, esto está permanentemente mutando”. 

“Me gustaría intervenir más con el marketing en los clubes, porque los esfuerzos son dispares y eso también desnivela presupuestariamente a los equipos. Todos estamos en el mismo sector y hemos crecido. No me hubiese imaginado este recorrido, conseguimos mucho, pero no nos resignamos a decir que todo está bien, hay cosas que están bien y otras que no. Nadie está atado a esto, es muy sencillo, si hay que cambiar de rumbo lo hacemos, uno trabaja para el conjunto. No se puede decir que los clubes se han beneficiado porque los dirigentes están en los clubes, hicimos lo que correspondía y faltan muchas cosas más. Marketing, aumento de consumo y aumento de presupuestos y mejorar aún más la infraestructura”.

 “El periodismo del básquet es distinto al de otros deportes. Se sintió parte del inicio de la competencia porque habían periodistas al lado del impulsor de La Liga y tienen la opinión como cualquiera. Hay muchas opiniones, pero no hay fundamentos de porque hay que volver a 6 equipos. Cómo les decimos a los otros 4 que se tienen que ir, con qué razones. Hicimos más de lo esperado y pensábamos que el cambio iba a ser lento y fue rápido”. 

“El básquet es uno solo, hay que tener claro que es lo que queremos vender. La Liga de Desarrollo fue más una necesidad porque había que inyectar jugadores en el mercado. Algunos lo hicimos por convicción y otros no están conformes, pero nosotros creemos que es una inversión y apostamos a seguir teniendo el desarrollo de jugadores jóvenes, esa es mi visión como presidente de un club, salir campeón con todos jugadores formados en casa y le pongo mucho énfasis a esto. Lo pensamos como una necesidad de obtener más jugadores y hoy es un producto de jugadores jóvenes y de la mirada también de los de afuera”. 

“Tenemos un básquet reconocido y estructurado y respetado por las competencias de América. Se ve así con sus carencias, errores y debilidades y también puede venir gente a desarrollarse dentro de nuestras ligas”.

La relación con la CABB

“No tenemos diálogo con la CABB. Tratamos de resolver temas cuando ocurren, tampoco estamos peleados a muerte, pero no compartimos la visión de como se están haciendo las cosas y hay una visión de estigmatizar a la liga como si fuera el enemigo y todo es complementario por eso apoyamos las ventanas de FIBA. Me gusta el formato, hay que encontrarle la vuelta, pero hay que trabajar en complementarnos con la Confederación, porque el 70% de los jugadores de la selección son nativos de la Liga Nacional, incluso algunos han pasado por la Liga de Desarrollo”.

“La Liga se siente orgullosa de apoyar este formato. Lo que no nos deja contentos es la parte económica porque hacemos un esfuerzo grande y nos piden otro esfuerzo. Si la CABB se apoya en los clubes para el reclutamiento de jugadores de selección, tiene que respetarlos”. 

Las competencias internacionales 

“Hay un torneo que va a reemplazar a la Liga de Las Américas con dos conceptos innovadores. FIBA tiene la propiedad el torneo en un 55% y el resto se reparte entre las ligas. Nosotros somos accionistas en este torneo. Y otro torneo que tendrá a los equipos campeones y además se está elaborando un torneo en otros aspectos, ranking, historia, capacidad en los estadios, entre otras cosas”. 

El básquet femenino

“El femenino necesita tener un espejo de la liga profesional para que motive el desarrollo en la rama en el país. Por eso se realizaron campus para mostrar que hay jugadoras y hay un interés. Hay que lograr que todo el mundo le de un espacio, porque eso es lo que cuesta”.

“Nadie duda de que se va a jugar liga nacional masculina, pero de la femenina si. Hay que estar incentivando y motivando”. 

El futuro de la competencia

“Estamos siempre dispuestos a debatir, a discutir y ¿por qué no? generar polémica en algunos aspectos. Nadie es eterno en una silla, no nos interesa quedarnos acá. Trabajemos para mejorar el básquet. Somos un deporte sin violencia, un deporte familiar, que tenemos un montón de valores que otros no pueden exhibir. Acá no hablamos de gestión Borro, sino de Liga Nacional. No crean todo lo que se dice. Somos la misma gente que antes”. 

Foto: LNB.com