Racing 81-71 Centro Español

Anoche en el Estadio "Oscar y Alfredo Barca" de Chivilcoy, el equipo de Racing Club logró una victoria ante Centro Español de Plottier por 81-71, por una nueva fecha correspondiente a la Conferencia Sur de la Liga Argentina. Dentro de un desarrollo parejo y duro, el equipo de Chivilcoy quebró a su rival en la segunda mitad del segundo cuarto, y luego fue inteligente, más allá de algunos altibajos, para mantener la brecha y llevarse el triunfo.

En el juego de anoche, lo mejor de Racing pasó por Erbel De Pietro (18 puntos), Tyrone O’Garro (18 puntos y 5 rebotes), Carlos Paredes (14 puntos, 8 asistencias y 4 recuperos), Nicolás Ojeda (11 puntos), y Lucas Andújar (2 puntos y 8 asistencias); mientras que por el lado de la visita, los más destacados fueron Francisco González Beratz (16 puntos y 5 rebotes), Valentín Burgos (10 puntos y 7 asistencias) y Michel Henry (11 puntos y 4 rebotes). Ahora Racing emprenderá una dura gira por las provincias de Río Negro y Neuquén, jugando tres encuentros en cinco días: el jueves ante Del Progreso de General Roca, el sábado ante Centro Español de Plottier y el lunes próximo ante Petrolero Argentino de Plaza Huincul.

En cuanto al juego de anoche, el equipo de Chivilcoy comenzó con buena dinámica y fluidez ofensiva, además de buenos porcentajes, tomando la primera ventaja importante (7-2) con un juego variado. De todas maneras, con las pruebas y rotación de Mauricio Santángelo, Centro Español empezó a defender mejor y promediando el período, el local ganaba por 9-5, dentro de un trámite con defensas bien duras y físicas. Los conducidos por Diego D’Ambrosio estiraron con un bombazo de Erbel De Pietro, pero la visita contestó de la misma manera con Mario Sepúlveda; luego Centro Español aprovechó algunos errores de Racing e igualó el desarrollo (12-12) con Mario Sepúlveda como líder anotador, obligando al técnico local a pedir minuto. En el cierre ambos equipos levantaron la puntería, pero el local tuvo un buen pasaje de Tyrone O’Garro que levantó al público con sus acciones, y Racing cerró arriba por 22-17.

Con respecto al segundo período, el trámite se hizo más intenso y como muestra, recién anotaron los primeros puntos cuando se jugaban casi 2 minutos; la visita propuso un juego demasiado áspero y le costó llegar a la penalización demasiado rápido. Cuando ambos se dedicaron a jugar, allí el local mostró su mejor momento y en un abrir y cerrar de ojos lo pasó por arriba, porque promediando el cuarto, Racing se había escapado 36-24 con un buen pasaje de Josh Morris (puntos, rebotes y defensa). El festival local se estiró con un bombazo de Diego Pena García y con una gran defensa que secó por un buen rato a la visita; en el cierre, Racing logró estabilizar la brecha por encima de la decena de puntos, y se fue al descanso largo ganando por 45-29.

En cuanto al tercer cuarto, Centro Español salió nuevamente con mucha intensidad y a Racing le costó 2 minutos en anotar, pero cuando lo hizo, el juego avanzó con equilibrio pero muy pocos puntos, producto de dos buenas defensas y bajos porcentajes; en el meridiano del período, el marcador favorecía al local por 48-38 con un buen pasaje de Howard Wilkerson. El equipo de Chivilcoy tuvo un pasaje muy nublado (anotó nada más que 3 puntos en 7 minutos) y la visita lo fue aprovechando lentamente, porque Nicolás Bravo sumó una bomba y se puso 48-43; sin embargo, luego de un minuto pedido por el local, los conducidos por Diego D’Ambrosio volvieron a las fuentes y cerraron el cuarto de la mejor manera (8-0), llegando a los últimos 10 minutos con la victoria parcial por 56-43.

Con respecto al cuarto de cierre, con el objetivo de evitar sorpresas, Racing arrancó bien firme manteniendo la diferencia en los primeros minutos; Centro Español intentó presionar con la idea de recortar, pero entró en acción Erbel De Pietro con varias definiciones y buenos porcentajes de libres. De todas maneras, el equipo de Plottier tuvo sus chances con dos triples consecutivos (Rodríguez y Martínez) y promediando el período, Racing ganaba por 70-54: el reloj pasó a ser un aliado para el equipo de Chivilcoy, que tuvo un buen pasaje de Nicolás Ojeda (9 puntos en un rato) para mantener la brecha. En el cierre, el local empezó a administrar los tiempos para evitar la reacción visitante, y consiguiendo finalmente un gran triunfo por 81-71, para mantener la racha propia y de paso cortar la visitante.

Informe: Prensa Racing


San Isidro 86-75 Sportivo América

San Isidro derrotó a Sportivo América. El equipo de calle Corrientes continúa estirando su racha invicta de local, en esta ocasión, lo hizo venciendo a Sportivo América 86-75. De esta manera, San Isidro alcanza las 12 victorias como anfitrión, y su 7° triunfo en la Fase Nacional de la Conferencia Norte de la Liga Argentina.

San Isidro mantiene cerrado con candado el “nido” de calle Corrientes, en donde no ha conocido la derrota hasta el momento, y ha vencido a cuanto oponente recibió, en este caso, a Sportivo América, quién no logró encontrar la manera de contener en ningún momento a un San Isidro que desplegó sus características herramientas de juego desde el primer minuto del partido, logrando una importante diferencia de puntos ya en el primer segmento.

El local encontró en su propio campo de juego la manera de mantenerse distante de su rival, ejecutando defensas que le cerraban los espacios a Sportivo América, y no le permitían encontrar tiros cómodos para sumar puntos. Sumado a eso, el “rojo” en el costado opuesto de la cancha lastimaba desde donde se lo proponía, ya sea poniendo la pelota debajo del aro para la definición de sus jugadores internos, o desde fuera del perímetro, donde la mano de Corzo fue letal (6/9 en tiros de tres puntos). San Isidro dominó con mucha comodidad y soltura el encuentro, lo que le permitió a Torres, darle a sus jugadores juveniles varios minutos en la cancha. Quizás fue esa comodidad, lo que hizo que el rival ajustara un poco la diferencia en el último tramo de juego, quedándose incluso con el último parcial a su favor.

Pero no fue suficiente. La autoridad de San Isidro fue indiscutible desde el inicio hasta el final, otorgándole al equipo de calle Corrientes su 12° victoria (86 – 75) en el Severo Robledo, lugar en el que se mantiene invicto, a lo largo de la Fase Regular y la Fase Nacional de la Liga Argentina.

Informe: Prensa San Isidro


Ameghino 98-91 Unión

La visita clavó dos triples al hilo apenas se movió el cronómetro para arrancar 6 a 0. Pero la reacción de Ameghino fue apabullante: parcial de 12 a 0 que incluyó triples de Donnovan Marshall, y Cristian Zenclussen, y puntos en la pintura de Juan Abeiro, quien volvió a jugar tras una lesión.

Los locales gozaron de una alta efectividad detrás de la medialuna (terminaron con 5 de 8 el cuarto) y convirtieron cada vez que su rival se acercó. Así, bombas de Abel Aristimuño, Estefano Simondi y Mashall le permitieron terminar arriba por 26 a 20.

Si bien comenzado el segundo cuarto pudo estirar la diferencia con un triple de Sergio Rupil, los villamarienses se fueron quedando y de a poco se hundieron en un pasaje errático con equivocaciones y baja efectividad.

Eso le permitió a su rival crecer, desde lo numérico y en confianza. Tras cuatro minutos del segundo parcial pasó al frente y de ahí en adelante hizo todo bien para que la ventaja se amplíe.

Con contragolpes y apostando al juego interior con Uranga, Unión pudo irse al frente por 43-52 de cara al descanso largo, ante un Ameghino que se sostuvo por los triples de Rupil (metió tres este periodo).

Después de que Unión llevara la diferencia a 10 puntos, Ameghino inició una remontada con un triple de Aristimuño que derivó en un 9 a 1 para el León.

Con el correr de los minutos, los locales lograron empatar en 58, pero el cierre fue mejor para la visita, que cerró arriba 61-68.

Como durante toda la noche, los triples fueron fundamentales para que Ameghino vaya en búsqueda de la victoria. Con dos bombas consecutivas en el inicio del cuarto periodo (una de Aristimuño y otra de Gaynor) se puso a uno.

Y con otro triple más un contragolpe de Sergio Rupil pudo pasar al frente (74-71). El alero fue fundamental en la remontada del León, al igual que Abeiro y Aristimuño.

La visita no pudo hacer demasiado cuando a Ameghino se le abrió el aro, y abusó de los lanzamientos externos para intentar acordar la diferencia, pero sin éxtio.

Así, con paciencia y efectividad desde la línea de libres, los locales no tuvieron mayores inconvenientes para asegurarse la segunda victoria consecutiva.

Fue por 98 a 91 en un encuentro en el que gozó de una de las mejores noches de larga distancia, terminando con 51% de efectividad de tres puntos, vía por la cual llegaron 42 puntos.

Informe: Prensa Ameghino