Si, en una misma noche, Miami quedó fuera de playoffs y armó una fiesta descomunal. ¿Qué pasó? Dwayne Wade, ídolo y tres veces campeón con la camiseta de los Heat, se retiró con una gran actuación y victoria ante Philadelphia. Emocionante.

Poco importó la esperada eliminación porque Miami vio los últimos minutos en cancha de uno de los mayores ídolos de la historia de la franquicia. Con tres anillos, Wade le dijo adiós a su exitosa carrera con un partidazo (30 puntos). Otro que dijo chau a las canchas fue Udonis Haslem, también tres veces campeón y mayor reboteador de la historia del Heat. Una noche de muchas emociones.

El reconocimiento a Wade

Pero la despedida de D-Wade no fue la única. Dirk Nowitzki anunció que el encuentro de anoche fue su último en el American Airlines Center, el cual por suerte fue con un triunfo ante los Suns, por 120-109, donde el mejor de los Mavs fue justamente el alemán, con 30 puntos, escoltado por Luka Doncic, quien se despachó con: 21 puntos, 16 tableros y 11 asistencias. Un histórico del básquet FIBA y uno de los mejores internacionales de la historia de la NBA, le pasa el mando, justamente, al niño prodigio (también europeo) que en su temporada de Rookie ya dio que hablar con apenas 20 años (debutó a los 19).

Dirk agarró el micrófono, y así reaccionó el público

Lo mejor de Nowitzki en su último partido como local