En el tercer cuarto del sexto juego de las Finales de NBA entre Golden State y Toronto, Klay Thompson se iba solo para volcarla, y cuando cayó tras la falta que le cometió Danny Green, se dobló la rodilla izquierda. Luego de unos segundos tirado en el piso, se retiró al vestuario ayudado por varias personas del plantel. ¡PERO HAY MÁS! Después de unos minutos, volvió, y se hizo cargo de los dos tiros libres que le correspondían, para luego sí retornar al vestuario a tratarse la rodilla.

La situación era que, por reglamento, si Klay Thompson no se hacía cargo de sus dos tiros libres, no iba a poder ingresar en el tiempo restante de juego.

Actualización: En la cuenta oficial de @WarriorsPR, informaron que Klay no volverá al juego por la lesión de su rodilla izquierda.

Actualización II: Finalmente, se confirmó que Klay Thompson sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda y que tendrá de seis a ocho meses de recuperación. Otra baja sensible para Warriors.

¡Mirá ambos momentos!

¡De película! Así volvió Thompson