La Selección Nacional U19 masculina debutó este sábado en el Mundial U19 que se celebra en Creta, Grecia. Los dirigidos por Maximiliano Seigorman se impusieron a Rusia por 86-84 en un partido cambiante, que los tuvo al frente pero también, al borde de la derrota. Francisco Caffaro fue el goleador con 17 puntos, seguido por los 16 de Leandro Bolmaro, quien apenas pudo jugar 12 minutos hasta salir con un esguince en el tobillo derecho. Juan Ignacio Marcos redondeó un excelente juego con 15 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Es la primera victoria de nuestro país ante equipos europeos en esta competencia desde el 2013. Los chicos volverán a ver acción este domingo a las 14hs frente a Filipinas por la segunda fecha del Grupo C.

En el comienzo del partido, Argentina fue una aplanadora, con Caffaro en versión dominante y de la mano de un Leandro Bolmaro inspirado, que anotó 10 puntos en el período, llegó a sacar una luz de diez. Pero al momento del recambio, Rusia se vino en el marcador. A los chicos les ganó la ansiedad, que los llevó a perder claridad en el ataque estacionado y precisión en definiciones simples. Al final del primer cuarto, la ventaja era de 22-19.

El segundo parcial fue el más flojo de Argentina. La ejecución no mejoró y los dirigidos por Seigorman se quedaban sin ofensiva cuando Caffaro y Bolmaro debían tomar un descanso. Para colmo, la efectividad se desplomó. Al elenco nacional se le cerró el aro, sobre todo desde la larga distancia, con un pobre 1/9 al entretiempo. En el cierre del cuarto llegó el peor momento, porque en una jugada desafortunada, Bolmaro, que venía siendo el estandarte del equipo con 16 puntos en 12 minutos, sufrió un esguince de tobillo que lo dejó fuera por el resto del partido. Rusia aprovechó el momento y tomó el liderazgo para irse al descanso con una ventaja de 37-34.

A la vuelta de los vestuarios, la imagen fue completamente distinta. Sin Bolmaro en cancha, otros jugadores debieron cobrar protagonismo y no les tembló la mano. El parcial comenzó con una furiosa ráfaga de Juan De La Fuente, que abrió el canasto con tres triples consecutivos, para recobrar la ventaja gracias a un parcial de 12-5. También empezó a crecer el trabajo de Juani Marcos, que finalizó el período con 9 puntos y de Bautista Lugarini, decisivo en los contragolpes y en los ataques al aro. Los chicos metieron un parcial de 26-16 para encarar el capítulo final con una ventaja de siete.

El último período fue para el infarto. El seleccionado llegó a sacar nueve a falta de cinco minutos, pero Rusia metió una gran remontada que les dio ánimo y esperanza, al tiempo que los chicos se quedaban sin respuestas. Argentina apenas anotó tres puntos en cuatro minutos y su rival se puso a un doble. De ahí en más, ambos equipos intercambiaron el liderazgo con excelentes acciones individuales que regalaron un cierre apasionante. Una canasta de Lugarini y otra de Marcos le dieron la ventaja a los nuestros, pero Rusia contestó y se puso arriba por uno a falta de 19 segundos. En su última ofensiva, Caffaro mostró todo su corazón para bajar un rebote ofensivo entre varios rivales y sacó la falta. Allí, convirtió uno de dos para mandar el juego a suplementario.

En la prórroga, Argentina fue el equipo que mantuvo la calma. Marcos y Giordano plancharon el partido y con una defensa que le cerró los caminos a los europeos consiguieron una ventaja de tres a falta de un minuto. Y a pesar de algunos fallos en la línea de tiros libres, los chicos administraron la diferencia para quedarse con el juego y desatar el festejo.

Con este resultado, Argentina se coloca en primer lugar del Grupo C y mañana deberá enfrentar al vertiginoso Filipinas desde las 14, hora de nuestro país. La victoria fue la primera del conjunto nacional ante rivales europeos en este certamen, desde el triunfo ante Republica Checa en el Mundial U19 celebrado en Praga. Allí, Argentina finalizó en la 12º ubicación con apenas un triunfo.

Planilla oficial del juego

Fuente: Raúl Ruscitti - CABB

Foto: FIBA