Máximo Fjellerup, habló desde China en UCU Radio, sobre el presente de la Selección Argentina tras la clasificación a semifinales, ya con Francia como rival. Frases destacadas y audio completo.

El jugador de San Lorenzo suma en este campeonato, 3.2 promedio en puntos por partido (su mejor partido contra Polonia, 9 puntos), 2.8 rebotes, 0-6 asistencias en 52 minutos en 5 juegos disputados, ingresando en todos los juegos, menos contra Nigeria.

"Disfrutamos del triunfo y fuimos comer con el equipo, pero mañana temprano nos vamos a Beijing. Lo que significó el triunfo lo vieron todos con lo que se pasó por televisión, mucha euforia y todos muy contentos. Lo habíamos soñado, pero de ahí a que suceda era otra cosa. Nos sacamos un peso y logramos cumplir un sueño". 

"El único que nos dijo de un principio que estábamos para jugar semifinales fue Luis (Scola), yo no le creí. Sabíamos que teníamos buen equipo y que podíamos competir con cualquiera, y que potencias como Serbia con jugadores NBA y de experiencia iba a ser difícil. Jugamos muy bien contra Serbia en los 40 minutos. Ayudamos en todos lados y manejamos el ritmo de juego". 

"Admiro muchísimo a Bogdanović, teníamos que cortarle la vía de gol y era un desafío muy grande. Agustín (Cáffaro), Luca (Vildoza) y yo lo hicimos muy bien. Fue un partido muy lindo de jugar, no quería que se termine más". 

"No hablamos de Francia, pero sabemos lo que es, tiene jugadores NBA y europeos que entienden el juego FIBA, inteligentes e intensos, tienen buenas manos y son poderosos. Tenemos que hacer un juego perfecto, mejor que del contra Serbia". 

"Se está haciendo un trabajo enorme. En este tipo de torneos el scauting del cuerpo técnico es muy importante, te da una mano grande y te lleva a ganar partidos".

Audio:

Fotos: FIBA