Nicolás de los Santos, que dejó Aguacateros de Michoacán de la Liga de México, pasó por los micrófonos de UCU Radio, donde habló sobre su decisión de volver a la Argentina y esperar por una oferta de trabajo.

El equipo mexicano y dirigido por el argentino, Nicolás Casalánguida, hizo una buena primera parte del torneo, quedando en la segunda posición de la Conferencia Oeste con un récord de 12 victorias y sólo 6 derrotas.  

El base trelewense formado en Racing de Trelew, en la última temporada de la Liga Nacional de Argentina había jugado en Quimsa de Santiago del Estero.

"Es una decisión que tomamos con mi familia hace dos semanas, no estoy bien, me está costando la adaptación, a pesar del buen presente del equipo no lo logré". 

"Uno es extranjero y el día a día es diferente, los viajes y cada uno está por su parte, es medio NBA. La convivencia con tus compañeros no existe y son cosas que se extrañan y van sumando a tomar la decisión". 

"No fue una decisión fácil, porque no tengo ninguna oferta de trabajo, pero trataremos con mi familia de salir adelante, tampoco estaban bien acá, mi hija no se adaptó al jardín".

"Es algo difícil, porque era una oportunidad para dar un salto de calidad, pero cuando uno no está bien le afecta mentalmente y en lo deportivo". 

"Todavía no tengo ninguna oferta, voy a ir a Trelew a esperar. Seguí La Liga cuando me daban los horarios. Lo veo difícil estar en la competencia, porque ningún equipo está buscando un jugador en mi posición". 

"Le agradezco mucho a Nicolás Casalánguida (entrenador del equipo) que me entendió y me apoyó en la decisión y eso que a él le puede perjudicar porque tiene que buscar el reemplazo".

"Hay muchos egos en la competencia, se piensa mucho en los números propios y no en el equipo. Admiro a lo que está haciendo Nicolás porque realmente no es fácil y el equipo está segundo. Hay malas caras cuando alguien no juega. Son situaciones que yo no tolero". 

Fotos: Aguacateros de Michoacán