Con un enorme último cuarto, el combinado argentino se quedó con el segundo partido de las ventanas FIBA por la Clasificación a la AmeriCup 2021 y mostró otro nivel luego de la derrota del pasado jueves en San Luís. El Pepo Barral fue el goleador de su país con 11 puntos, mientras que Gregory Vargas anotó 16 para los locales.

El encuentro comenzó con mucha intensidad por parte de ambos seleccionados en el Poliedro de Caracas, con Argentina imponiendo un buen ritmo en su ofensiva y Venezuela haciendo lo propio en aro ajeno. Luego de varias alternancias en el marcador, los locales terminaron quedándose con un parejo primer cuarto por 19-17.

El triple de la victoria del Pepo

En el segundo período, el desarrollo del encuentro fue más parecido a los últimos diez minutos del partido del pasado jueves, con el combinado vinotinto marcando los tiempos y manejando todos los sectores de la cancha, llegando a capturar ocho rebotes en el aro albiceleste (de un total de 27 tomados). Los equipos se fueron al descanso largo 36-27, dejando a los comandados por Hernández en 10 unidades en ese lapso, con tan solo siete tiros de campo convertidos de 26 lanzados.

Luego de las charlas en vestuarios, la Selección Nacional siguió en el pozo basquetbolístico, el cual se profundizó con un parcial de 8-0 en contra en los primeros dos minutos del tercer período. Los venezolanos siguieron aumentando la ventaja, manejando los hilos del encuentro, hasta que Sergio Hernández solicitó tiempo muerto promediando el capítulo. Desde ahí, gracias a la intensidad y protagonismo que tomaron por turnos Barral, Vildoza, Ramírez Barrios y Cáffaro, Argentina pudo terminar el chico 62-51 abajo, e ingresar al último período con una desventaja de 11, la cual había llegado a ser de 22.

En la primera ofensiva del capítulo final, Chuzito González convirtió un bombazo desde más allá de los 6,75 m, estampando la primera conversión del cuarto y potenciando la ilusión de remontada en el parquet de Caracas. En seguida, Ramírez Barrios se peleó con toda la pintura vinotinto para anotar una bandeja, que luego repetiría Cáffaro tras una linda asistencia de Vildoza, poniendo a Argentina a cuatro con 7:37 por jugar, y obligando a Fernando Duró a solicitar tiempo muerto.

El encuentro se tornó punto por punto. Desde la línea de los suspiros, y con buenos pasajes de Fjellerup, Cáffaro y Barral, el combinado nacional pasó al frente 68-67 con tres minutos por jugar, y estiró la ventaja 73-70 en el minuto final con un bombazo del Pepo, aunque rápidamente el local se puso uno abajo con una bandeja, obligando a Hernández a pedir minuto. Desde allí, dos buenas defensas de los argentinos, aunque sin éxito en el aro ajeno, le permitieron al conjunto nacional quedarse con el triunfo en su visita a Caracas por 73-72, llevándose el último cuarto por 22-10.

Estadísticas completas

Foto: FIBA