Juan "Lobito" Fernández, base argentino que juega en el Pallacanestro Trieste de la Lega Basket de Italia, habló en UCU Radio sobre la situación que atraviesa por el coronavirus en Europa.

"En donde estoy yo no hubieron muchos casos, pero estamos en cuarentena, las calles están desiertas y solo los supermercados están abiertos". 

"Acá en Italia se subestimó en el inicio al virus en el inicio y a lo que podía llegar. Con lo que respecta al básquet se quiso seguir jugando a cualquier modo, cerrando primero las puertas, después entrenando con grupos reducidos, pero nada sirvió porque lo que había que parar era el contacto de entrada".

"Quizá si se paraba de entrada, se hubiese frenado antes la cantidad de afectados. No se tomó la importancia que se debía tomar y cuando lo pudimos hacer, ya era tarde. Lamentablemente no se tomaron medidas a tiempo".

"Desde que cerraron las escuelas hace un mes, mi mujer e hijos se quedaron haciendo cuarentena y yo hace dos semanas estoy en casa. Mi única salida fue el sábado para ir al supermercado, lo que fue una odisea, colas enormes, llenas de gente, personas con máscaras".

"Estamos tratando de que el encierro no nos vuelva locos y saber que el mínimo sacrificio que podemos hacer es el de quedarnos en casa y no contagiar a la gente". 

"El sistema sanitario está colapsado, y ese era el problema grave. Hay mucha preocupación, ahora se está hablando menos de algunos aspectos, pero llegado el momento se hablará del efecto post cuarentena". 

"Si de acá a una semana la situación cambia para bien se podría volver a hablar y entrenar, hoy sería descabellado volver a los entrenamientos. La situación no lo amerita".

"Hablé con Ariel Filloy y Bruno Cerella, que son con quienes más contacto tengo. Si estuve en contacto con argentinos que están jugando en España, ellos están preocupados porque ven a Italia como espejo. También hablé con Luis Scola, que está en una de las zonas más afectadas. Por más loco que suene, nos tenemos que quedar en Italia, lo mejor es quedarnos en casa, no tomar un vuelo, aunque estemos en la zona roja". 

"Mi familia, mi papá y mi mamá, están en su casa en Olavarría, Gusti (hermano) está con su novia en cuarentena en su casa, tuvo que viajar a Estados Unidos por un torneo y se tuvo que volver". 

Foto: Pallacanestro Trieste