Facundo Corvalán, el jugador argentino de Bahía Basket que se encuentra a préstamo en el Real Canoe (LEB ORO - España) y que había dado positivo en el test de COVID-19, fue dado de alta y ya se encuentra en su casa. El base había retornado del viejo continente con su madre y había presentado los síntomas característicos de la enfermedad, por lo que fue ambos fueron internados en Junín. Al realizarse los estudios pertinentes, se confirmó que solo el jugador era portador del virus, por lo que debió quedarse en aislamiento en el Hospital Interzonal Abraham Piñeyro.

Tal como contó en 3x3 Radio, Facundo explicó las precauciones necesarias que debió tomar tanto él como los médicos que lo atendieron y cuales serán los pasos a seguir ahora que puede retornar a su domicilio. También confirmó que los doctores le pidieron las máximas precauciones, ya que no está confirmado que una persona no pueda volver a infectarse.