El alero Pablo Fernández, histórico jugador de La Liga Argentina, que actualmente juega en San Isidro de San Francisco, Córdoba, habló en UCU Radio sobre su presente, el estado del club, los pagos de los salarios y las posibilidades de continuar la competencia. Reviví la nota con frases destacadas y audio completo:

"Lo que pasó es algo que no se podía prever, hay que entender la situación y tener sentido común de entre todas las partes porque no se sabe nada y todos los días te prendes al televisor para ver que noticia hay", expresó el alero y contó: "Hicieron permisos por parte del club para que jugadores o cuerpo técnico vuelvan a sus casa al momento de lo que sucedió y ahora no quedó nadie en San Francisco". 

"Hoy más que jugar, querer salir a dar una vuelta. Se extraña todo, la libertad. Estás encerrado en tu casa, pero lo único que deseo es lo mejor para todos".

"Se hablaba en un momento de jugar a puertas cerradas, pero cada vez que veíamos que alguien publicaba algo con respecto a la competencia lo enviamos al grupo de Whatsapp que tenemos con todos y nos calmaban diciendo que nada de eso es confirmado u oficial". 

"Esta temporada fue bastante diferente porque hubieron 5 recambios y cada uno fue cobrando en distintas fechas, en mi caso me faltaría cobrar un mes de los 6 meses, me dijeron que tenían un cheque y que me lo iban a depositar para marzo. Con la inflación del país la plata no va a valer lo mismo, por eso digo que todos vamos a perder algo". 

"No sabemos las decisiones que han tomado en la AdC o la AdJ, ayer hablé con Diego Prego (integrante de la AdJ) y me respondió que no podía adelantarme nada". 

"Uno entiende las preocupaciones de los jugadores, hay que separar La Liga de la Liga Argentina porque hay mucha diferencia entre los clubes de cada categoría. La Liga Argentina se basa mucho en los socios y en la gente que va a la cancha y no se puede jugar a puertas cerradas. Nosotros queremos lo mejor posible para todos, los clubes son nuestra fuente de trabajo". 

"A mí me gustaría competir y terminar de jugar la temporada, pero entiendo la situación de los dirigentes que no quieren seguir perdiendo dinero. Estábamos a 6, 8 partidos de los playoffs, la etapa más linda, la que todo jugador quiere jugar, pero hay que entender a los clubes". 

"Los argentinos somos mucho de interpretar y en realidad hoy hay que acatar lo que dicen. Cada uno hace su interpretación y ahí le erramos". 

"Se me ocurrió armar un grupo entre los jugadores de La Liga Argentina, creo que estamos unidos y nadie quiere sacar provecho, sabemos que todos vamos a perder en algún sentido, pero hay que tener sentido común y se respetuoso, no es momento de conflicto es momento de llevar todo de buena manera". 

"Este año fue muy parejo el nivel de la categoría, habían 7, 8 equipos que se armaron para pelear arriba con jugadores que bajaron de la "A" y buenos contratos, se dio un salto desde lo deportivo, creció bastante y habría que acompañarlo más con otras cosas". 

Foto: Prensa San Isidro