En el sexto programa de Triángulo y Dos, Alejandro Perez, Marcelo Nogueira y Fabián Pérez hablaron con Pablo Prigioni sobre la escuela de bases que tiene nuestro país. En ese panorama, hablaron de los distintos tipos de bases, el pasador, el anotador, las posibilidades de mejora que tiene la posición y la evolución del juego con respecto a su calidad en las distintas ligas. Sobre el cierre de la charla, el cordobés da una clase gratuita de Pick and Roll y cuenta que es lo que más extraña de su carrera profesional.

Disfrutá de la charla completa con Pablo Prigioni:

"Hay algo, porque desde los jugadores que fueron nombrando hay muchos más, hay algo, no se qué exactamente, hay una escuela, una manera de jugar, cada uno con sus matices en el juego que lo hace especial, algunas caraterísticas, todos muy buenos jugadores, con mucho impacto en la selección y en cada uno de los equipos, ojala que eso continúe y se expanda a otras posiciones, porque no las podemos obviar, hablaron de Espil, campana, Ginóbili, también podemos decir que hay una escuela de escoltas, aleros, ojalá que se expanda y la producción de jugadores de mucho nivel siga saliendo de la Liga Nacional y de los clubes.

Yo siempre jugué de base, en las categorías inferiores. Cuando llegue a Ramallo estaba Guillermo Gallo, entraba en el 5 inicial de escolta. Al año siguiente juego desde el banco como base suplente, pero también jugando con Guillermo moviéndome a la posición de 2 esos dos años en Belgrano. Cuando llego a Obras quería jugar de base, Cristian empezaba lesionado, y pasaron cosas curiosas, porque en el segundo partido me rompo un hueso de la mano, y empezamos 1 de 8, y me acuerdo que mi hermano me vino a visitar, y me decía que empiece a jugar bien porque me iban a echar. Le dije que cuando me recupere iba a mejorar, era un desastre. Empezamos a mejorar, me recuperé y para enero Cristian se recupera y yo ya estaba jugando bien. El "Tola" me dice que me quiere mover al escolta y le dije que no, o sigo jugando de base o me siento. Seguí jugando de base, Ahí dije que no me muevo más, quería desarrollarme como base.

Me da la sensación que no se prefiere un tipo de base u otro, dependiendo de como tenes configurado el equipo necesitás uno u otro. En Alicante era una rotación muy chica, necesitaban que anotara un poco más. Al año siguiente tenía que jugar de otra manera, tenía que pasar más la pelota, ver para quien convenía jugar, tenía que aprender a manejar el equipo, a anticiparme, hay muchas cosas que desarrollas con jugadores talentosos, donde todos necesitan la pelota. Jugando en otro lado, Curry juega de base y mete 40 puntos. Aca si tenes a Kobe, a Shaq, no necesitás un base tan anotador, hay miles de ejemplos. Ahora tenemos a D'Angelo Russell y Karl-Anthony Towns, que tienen buena capacidad de anotar. Si tuviera un 3 que fuera anotador no necesitaríamos un base anotador.

D'Angelo Russell para mi es uno de los mejores pasadores de la liga, después de estar trabajando con él dos años, da pases buenos, que muchos jugadores no lo ven. Tiene que encontrar el equilibrio en la pérdida de pelota. Tiene esa parte, tiene solo 24 años, sigue mejorando, tiene puntos fáciles en la mano y está en el punto donde tenés que luchar con manejar el equipo y ser anotador. A el lo veo como una fusión, puede meter tranquilamente 40 puntos, como ya lo hizo, o meter 15 y dar 12 asistencias. El tiene que tener la capacidad de ver en qué partido hace falta cada una de las situaciones. Ahí está la sabiduría de cada jugador.

Si lo podes armar de cero tenés que pensar qué tipo de basquet queres jugar. Recién escuchaba a Marcelo hablar del juego interior, a todos nos gustaba, por aclarar un poco eso desde mi punto de vista, que no quiere decir que sea el acertado, ahora hay mucha información mucha entrada de analiticos que te dicen cuales son los tiros más eficientes. Un uno contra uno en el poste bajo, salvo que seas un jugador muy dominante, es un tiro con buena eficiencia, pero hay muchos tiros un poco más lejano que tiene más efectividad, por eso todos se han movido a eso. Una vez que sepa que basquet quiero jugar, que tipos de tiros quiero tomar tengo que saber que jugador puedo elegir. Tiros desde las esquinas, pick and roll, penetraciones, segundas penetraciones, bases que empujen, bases con lecturas, hay muchas posibilidades.

El manejo de los tiempos se aprende, porque yo jugaba a los 20 años como un loco que corría para todos lados. Campazzo en Murcia era distinto al que está ahora en el Real Madrid. Yo a Marcelo milanesio y Gustavo Fernandez los veía mucho, eran mis referentes, ojalá que a los 18 hubiera podido manejar los ritmos como ellos. Lo hice cuando maduré y entendí muchos aspectos de juego. El tiro de tres es muy necesario, sobre todo en la NBA, sino te pasan por atrás. Tony Parker era muy rápido y encontraba su tiro, pero no son todos como él. Para todos es necesario el tiro de tres bueno es difícil jugar, porque el que te defiende se mete en la pintura y complica a otro jugador a la hora de penetrar.

Cuando llegué lo primero que hice fue hacer un análisis del equipo, tenía muchas figuras, no sabía cómo iba a hacer, pero tenía que jugar. Tenía que ver de qué manera traía algo a la mesa que no tenían. Un pase más, hablar con los compañeros, hablar con el grupo, intente traer el básquet FIBA e incorporarlo, intentando tener ese combo, creo que me fue bien, fui muy valorado por los entrenadores y los compañeros, que me decían que les gustaba jugar conmigo, quería buscar la forma de ser útil a todos los equipos. Tuve que adaptar algunas cosas, pero dejando mi esencia.

Es difícil dar la receta del pick and roll y hay otros condimentos que entran ahí. Hay algo que le digo a los bases, que es que en el bolsillo tienen muchas armas, ellos tienen que identificarlas y saber usarlas, el gran éxito del base es saber utilizarlas. No me gusta, nunca me gustó que el entrenador esté diciéndome todo el tiempo que hacer, quería tener esa lectura, porque tenía un feeling dentro de lo que estaba pasando. Yo quería jugar para mis compañeros. Por eso es la posición más linda, el es el que decide que se va a jugar, saber administrar esa responsabilidad con lo que está ocurriendo, con lo que le pasa a los compañeros.

Me han preguntado si extraño jugar y lo que mas extraño es el segundo de lectura en un pick and roll, muero por tener una de esas acciones, en lo que menos pienso. Esa acción de salir del bloqueo y sacar muchas fotos, donde está el tirador, si el grande está atras mio, que hace el defensor, si puedo engañar al rival, si puedo ir hacia el aro, el del lado fuerte da un pase y puedo asistir a la esquina, todas esas oportunidades que te da el pick and roll es lo que más extraño. La clave es tener un jugador de gran nivel como lo fue Luis Scola, después lo tuve a Thiago Spliter, pero es una acción que necesita ser repetida muchas veces."