El alero Germán Sciutto, habló en UCU Radio, tras confirmarse que contrajo COVID-19 después de su retorno de Italia. El oriundo de Marcos Juárez, volvió a la Argentina, tras hacer la cuarentena durante más de dos meses en el país europeo, donde estaba jugando con el Robur Basket Osimo de la cuarta categoría del básquet italiano (Serie C).

Reviví el audio con frases destacadas de la nota:

"Pudimos volver con un avión con gente argentina que estaba en Italia. El viaje se hizo con todos los recaudos y preparativos para llegar al aeropuerto. Una vez que llegamos a Argentina, tomamos muchos recaudos y me mantuve aislado de mi familia, además en casa me prepararon una habitación apartada. Fui al hospital y me hicieron el hisopado, el primer test dio negativo y en el segundo me dio positivo". 

"Fue todo un tema. En las primeras dos horas, después de enterarme que dí positivo, quedé shoqueado. Vengo de un lugar donde la información es justa y necesaria, y caí a un lugar donde la información es extremadamente innecesaria. Si bien hay que tenerle respeto al coronavirus, se le mete mucho miedo a la gente".

"Hoy me hice un hisopeado y en 48 horas vamos a ver el resultado y si me da positivo no me tengo que poner mal porque el virus puede seguir en mi cuerpo, pero espero me de negativo". 

"No poder abrazar a mis hijos fue muy duro. En cuanto a mi situación, traté de estar tranquilo, me explicaron todo y me dijeron que no me asuste porque era asitomático, pero tenía que hacerme análisis para ver desde hace cuánto tenía el virus, pero es shokeante a nivel personal. El 90 por ciento del periodismo fue cauteloso y entendió mi postura de no querer hablar en el momento para que mi familia esté tranquila". 

"Me enseñaron mucho en Europa a cuidar a todos, no solo a mí, sino a mi familia y a todos los que me rodean. Hay que tener cuidado de no contagiar a la gente que tenes al lado".

"Cuando uno tiene un objetivo, el tiempo pasa y cuando estás en actividad vos pensas en lo tuyo y sabes que tu familia está bien, pero estando así en lo único que pensaba es en que quería volver. Estaba bien en Italia, pero mi cabeza estaba en ArgentinaFue todo un tema estar solo en Italia, pero estaba acompañando por la gente del club".

"Los pasajes de Italia a Argentina son muy caros, yo pude volver, pero tuve que posponer un pasaje, que me quedó para otro momento, y tuve que volver con una empresa de Etiopía. No es fácil volver". 

"Este año me fui a Italia, pero con ganas de concretar un proyecto que tengo para las divisiones inferiores de San Isidro, que es un club que está preparado para reclutar jugadores. Tengo la posibilidad de volver a Italia porque los dirigentes quedaron muy a gusto conmigo, pero con todo este problema de la pandemia se paralizó toda decisión a futuro. Espero poder presentar mi proyecto en Argentina o en Italia, tengo ganas y energías, a mis 42 años, y ganas de seguir entrenando y jugando". 

Foto: Robur Basket Osimo