En el medio de la pandemia mundial del COVID-19, las ligas de básquet de todo el planeta continúan evaluando cómo definir sus respectivas temporadas, y si bien, hasta el momento, la mayoría presentó protocolos e intenciones de culminar cada una de ellas, en Grecia se optó por otra alternativa: el Panathinaikos es el nuevo campeón de la A1, alcanzando su 38º título y el cuarto consecutivo.

A través de una votación en la asamblea de la Asociación de Clubes griega, de la cual participaron los dirigentes de la competencia y de las instituciones protagonistas, se definió que el conjunto verde debía quedarse con el campeonato, debido a su récord de 18-2, aunque el propio Panathinaikos y el AEK de Atenas se abstuvieron. También, las entidades abogaron por mantener en la categoría a los dos clubes en puestos de descensoAris y PAOK de Salónica.

A su vez, el otro gigante del básquet helénico es el Olympiakos, que se encuentra jugando la segunda división por no presentarse a jugar los Cuartos de Final de la temporada pasada ante el flamante tetracampeón. Hasta el momento de la suspensión, los rojiblancos se encontraban en la sexta ubicación (17-4), a pocos partidos del puntero Harilaos Trikoupis (19-2). De esta forma, y hasta el momento, "La Leyenda" no jugará la primera división.

Desde la liga anunciaron, también, que como no habrá descensos van a aumentar el número de equipos al mantener los dos ascensos (máximo 16), además de subir a 200.000 euros el canon de entrada a la competición, los cuales garanticen su permanencia en la máxima categoría.