Foto: FIBA

En una charla que fue desde el doble paso al Mundial de China 2019, Fernando Duró se sumó a una nueva mañana de 3×3 Radio para hablar de su presente en Venezuela, donde se encuentra junto con su staff técnico: Bernardo Murphy, Cristian Lambrecht y Pablo Favarel.

El campeón de Liga Nacional con Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia nos contó cómo es la situación social en el país, cómo se lleva adelante la propuesta del básquet profesional y la situación el baloncesto formativo.

La expectativa era que nos quedáramos todo el año, estuvimos a dos días de poder presentar el plan de baloncesto formativo a pedido del presidente. Esta pandemia mundial nos paralizó a todos, nos dejó en stand by la presentación. Seguimos trabajando online para tener la ilusión de que esto va a terminar y nos va a permitir volver a la normalidad.

Es una situación muy especial. Estamos acostumbrados a estar un tiempo solos. Los entrenadores tenemos un master en este tema de la soledad; pero es una soledad que por primera vez estoy viviendo así, teniendo cuidados extremos. Aprendí a cocinar, aprendí a limpiar, tuve que duplicar o triplicar cuestiones que antes no hacíamos o le dábamos poca importancia.

En Venezuela hay 140 casos confirmados, donde fallecieron tres personas. La expectativa del gobierno venezolano es pasar abril y mayo, haciendo una apertura lenta hacia el mes de junio. Son optimistas. Acá es obligatorio el uso del barbijo, por más que salgas a la puerta de tu casa.

Ayer empezamos a hablar de actividad deportiva a partir de julio, seguramente el jugador no piensa lo mismo, porque no sabemos cuál va a ser el pico máximo. Consubasquet confirmó la suspensión y la postergación de torneos. Con la presentación del plan estaba la Superliga, un torneo de 18 equipos profesionales, el 80% de los cuales tenían sus planteles conformados. Hay 8 equipos nuevos, que podían disponer de 4 importados. La pandemia nos agarró con la expectativa de una liga después de tres años, nos agarró con un entrenador y cuerpo técnico full time. Había mucho entusiasmo, obviamente esto aplacó el entusiasmo de la comisión directiva, la posibilidad de organizar torneos importantes, nos agarró en el comienzo de algo que iba a ser histórico, en un envión que iba a ser inédito para Venezuela.

Tengo un pasaje de vuelta para el 31 de abril, para poder estar un par de días en Santiago, pero en este momento ni lo pensamos, acá hay un grupo de argentinos que tienen un grupo de whatsapp en comunicación con el consulado. En mi caso y el del cuerpo técnico es ver lo que pasa, porque deberíamos quedarnos en Buenos Aires cada uno haciendo la cuarentena por 15 días, lo cual no justifica. No tengo apuro. Bernardo, Pablo y Cristian están compartiendo un departamento a seis cuadras de acá; tienen que ver eso, si le ponen una cámara levantan la audiencia 14 puntos.

En mis tiempos libres miro muchas películas por cable, había iniciado un manual personal que después pondré en las redes para que las personas puedan acceder al mismo. Abarca desde lo táctico, lo técnico, la filosofía del juego. Estoy viendo clínicas que no había tenido el tiempo de ver en su momento. Soy bastante anticuado, volví a escuchar Phill Collins, Van Halen, Led Zeppelin, volví a ver la historia de Queen y Freddie Mercury, una historia para emocionarse si tenés más de 50 años.