En la mañana de martes en 3x3 Radio, hablamos con Fernando Duró, entrenador de la Selección de Venezuela sobre la Superliga, el torneo que pretenden llevar adelante, el cual contará con 18 equipos y que significaría el retorno a la actividad profesional desde el 2017. El ex director técnico de Guaros de Lara, contó sobre Espartanos, el equipo que será dirigido por el argentino Pablo Favarel y que sería un proyecto de jóvenes, que buscan su oportunidad en la liga, y que podrían ser en unos años los que vistan la camiseta vinotinto.

Además, Fernando explicó todo el proyecto de desarrollo que están llevando adelante en el país, el cual cuenta con un censo de entrenadores (ya finalizado) y de preparadores físicos, así como también un plan de altura, donde se busca captar a los jóvenes en todo el país. En cuanto al femenino, si bien hay una preocupación por la escasa participación en el territorio, se busca que pueda crecer a la par del masculino, y que ambas ramas puedan contar con un equipo técnico en común.

Por último, el entrenador habló de la situación en Venezuela con el COVID-19, así también como la visión que se tiene en el resto del mundo sobre el manejo de la pandemia en nuestro país.

Reviví la nota completa con Fernando Duró:

"Estoy en Caracas, con reuniones, con algún horizonte de fechas, así que entusiasmados con eso.

Ayer termino que en los programas, algunos están en funcionamiento, ayer se cerró el censo de entrenadores, hablamos con 1500 para iniciar la nivelación, capacitación y la parte pedagógica, fue un récord, no esperábamos que fueran tantos. Mañana empieza la de preparadores físicos, el presidente lanza un censo de clubes, para saber cuantos hay en le país, y darle una posibilidad a las competencias nacionales, los clubes y a las competencias. Es interesante lo que están haciendo desde la federación. Acá acompañándolo, muy postergado ha quedado el trabajo de la selección mayor, por razones obvias, y estoy dedicado a este plan de desarrollo.

Acá el problema lo tienen las fronteras con Colombia y Brasil. El problema se tienen con los retornos al país de personas contagiadas. Esta semana estamos en la cuarentena flexible. El básquet ya presentó el protocolo de retorno. Fue el único deporte que hasta ahora lo presentó. El fútbol comienza a moverse para inicial el torneo a dos sedes en Julio.

En mi caso personal estoy feliz de no haberme contagiado, he tenido muchas precauciones hoy estoy pensando en cuidarme, gracias a dios vamos saliendo de esto, se abre una nueva expectativa para iniciar los programas. Tenemos previsto iniciar con la reinauguración del poliedro, mas algunas ideas cómo presentar los primeros chicos del operativo altura para hacer evaluaciones. Tenemos ganas de volver a la cancha, con ganas de entrenar, y bueno, ya tenemos por lo menos un horizonte planteado, habrá que cuidarse un poco mas y quizas en julio podemos iniciar actividades en la cancha con actividades individuales.

La idea de Espartanos fue antes de la pandemia, tenia mas fuerza porque la super liga estaba presentada con 4 jugadores extranjeros por equipo, veíamos que muchos de nuestra 2 y 3 generacion no iban a tener posibilidad de jugar, tomamos la precaución de que un equipo se incorpore y que nosotros íbamos a intentar de cubrir sus expectativas, que no tienen lugar. Ahora post pandemia no habrá tantos importados porque no se sabe cómo van a ingresar al país, se planeaba una liga con menor cantidad de importados. Hoy veremos como quedan las plantillas y que efecto puede tener espartanos para ver cuantos jugadores podemos presentar. Por lo menos el que no juega, en Espartanos va a tener la oportunidad de club, es tener la oportunidad de jugar, y volver a su club. Nos vamos a hacer cargo con el equipo de los colegas argentinos en el día a día.

Estamos terminando de desarrollar los contenidos del plan nacional, es una gran experiencia para todos, he vuelto a escribir el plan de acuerdo a las necesidades del básquet venezolano. Estoy muy feliz de que ellos estén acá, es uno de los objetivos que había planteado cuando acordé tomar este cargo full time, se cumplió y están haciendo un gran trabajo con la captación de chicas y chicos. Cristian está a cargo del plan altura y de la capacitación a los preparadores físicos del futuro de las selecciones formativas. Cada uno en su rol está cumpliendo sus expectativas. Uno de los pocos desafíos que me quedaban era plantear un plan con un cuerpo técnico definido para el masculino y el femenino. A pesar de la pandemia estoy muy comprometido con este desafío, además del de la selección mayor.

La tercera generación es lo que deseamos en argentina, que deseamos que vayan al sistema universitario americano. Ya tenemos 12, con 6 chicos más que en el 2001 eligen la universidad, no importa el nivel, están dentro de un sistema de estudio y de entrenamiento. No tenemos liga profesional desde el 2017, se perdió el 2020, esperamos recuperarlo con la superliga, así y todo, este grupo, que inició ese proceso con Néstor sigue dando frutos. Obviamente que cada vez se va haciendo más difícil para ellos, la competencia internacional es muy dura. Subir puestos en el ránking sin competencia local es casi un milagro, por eso dignificó el trabajo de ese grupo. Con 40 días de hacer una gran preparación estuvimos a punto de ganarle a Rusia. Ya hay una liga de desarrollo, que comenzó muy bien el año pasado. Estamos abriendo a que algún jugador de la selección pueda estar como apoyatura a los jóvenes. Queremos ordenar la casa y después ojalá todos estén en el exterior.

Siempre mi expectativa fue devolverle al femenino lo que me dio a mi. Mi plan fue hacer un plan masculino y femenino en Argentina, pero en ese momento no le interesaba a nadie, cuando presenté los proyectos me sacaron cagando. Para mi el básquet es básquet, sin importar si es femenino o masculino. En definitiva tenemos que hacernos cargo de que algo mal hicimos para que cada vez haya menos jugadoras y cueste tanto armar una liga. Borro intentó en Febamba, y una liga, la visualización del deporte es importante, quiero hacer lo mismo acá. El presidente de la federación de venezuela está preocupado por la poca cantidad de chicas que juegan, incluso con el biotipo adecuado. Cuesta mucho juntarlas, todas están en el exterior, vamos a intentar arrancar con proyectos de 3x3 en los colegios para incentivar al deporte. Las dos ramas van a ir por la misma vía. Esa es nuestra idea.

En la confederación a nadie le importaba el proyecto del femenino. Siempre hemos estado tratando de que el cuerpo técnico sea uno. Hemos tenido problemas hasta con personas que estaban en el femenino. No querían eso, se negaban a la unificación. Tenían escondido al deporte. Ha costado un montón sacarlo. Por perseverar no me va a ganar nadie, estoy llegando a los 60 y sigo pensando lo que pensaba hace 35 años. Acá me escuchó una persona y acá me tenés, soñando con que el básquet masculino y el femenino puedan ir por el mismo camino.

Estoy al tanto del reclamo de Las Gigantes. Soy de arreglar las cosas en el momento, no mucho tiempo después, creo que eso responde. Hay que mejorar las cosas en el momento, hay que atacarlo ahí, no tiempo después cuando hay personas que ya no están.

En un principio se van a respetar los protocolos individuales, son 7 días y 10 días más para que haya trabajo en conjunto. Ahí se ve el resultado, si no hay contagios, se permitiría iniciar la liga en el mes de septiembre, sin público, se va a inaugurar el streaming, se jugará sin público, a partir de ahí podríamos empezar obviamente el plan nacional de desarrollo. El primer objetivo es ver de qué manera realizar el formato. Se están licitando las sedes, las competencias van a ser en esas zonas.

Lo sigo a dia a dia lo que pasa en Argentina para saber cómo está todo, veo que está complicado Buenos Aires, me parece que el 80% del país se está liberando con mucho cuidado. En Santiago hace varios días que no hay contagios. Si la gente hace el esfuerzo, se puede salir. Hay que tratar de ser cómplices de las indicaciones que nos dan, es algo muy serio. Me pone mal ver la cantidad de muertes que hay por día, pienso en sus familias, ya con que haya un fallecido, me preocupo. Yo me ocupo de cuidarme, el pueblo argentino está haciendo un esfuerzo enorme, pero no alcanza, hay que darle valor a la vida.

Lo veo obviamente preocupado por lo que viene en el 2021, consubasquet y Fiba América no ha tomado ninguna decisión, quieren jugar muchos torneos en el 2021, no creo que podamos meter todo en el mismo año. Si me ocupara sólo de la selección mayor estaría a la espera de la Americup, parece jodido porque hay muchos países que están complicados. Después de las ventanas vienen los u17, los u15.

Lo primero que esto cambió fue que pasé de ser fulltime en el 2020 a un contrato de 4 años. Las expectativas de la Americup se extendieron hasta el 2022, así que el presidente me pidió que lo acompañe por los primeros 4 años. Venezuela compró el plan de trabajo, ya no es mio, es del país, ¿cómo le voy a decir que no? Solamente me voy a dedicar a la selección mayor y al plan de desarrollo. Y no soy más el entrenador de Guaros, no me lo pregunten más. Pobre Jorge Hernandez, estoy agradecido, nunca voy a poder devolver el apoyo. Guaros ha sido un milagro, jugamos dos torneos internacionales, y llegamos a dos finales con un solo amistoso en la previa, no le puedo pedir más, si pudiera dirigir Guaros para siempre, lo haría, pero este es el momento del plan y bueno, estoy encaminado a ser solo esto.

Ya hice dos zoom con los jugadores, previo y durante la pandemia. Han cambiado las expectativas, Colmenares y Gregory Vargas no vuelven a Israel, estarán buscando club o verán si vienen a Venezuela. Michael Carreras no vuelve tampoco a Alemania. Hace un par de días hablamos por zoom para hablar de la futura asociación de jugadores. Todo está en cero, hay una buena mentalidad para generar espacios a todos los estamentos. Creo que estamos bien encaminados, lo importante es que se pueda mantener en el tiempo. Cuando pongan a mi sucesor venezolano son ellos los que tienen que sentirse parte del proyecto. Creo que en ese sentido tenemos escrito el método CABB, ahora hay que defenderlo. En el mundo hay solo 16 planes. Argentina y Canadá tienen uno, sumado al de usa básquet que es algo propio.

Creo que sí, obviamente el entrenador argentino en América es requerido y cotizado, va a haber posibilidades para ellos, no sé después de la pandemia como quedará la economía de los clubes. Todo lo que hemos hablado cambia con eso. El entrenador y el jugador argentino va a ser pretendido, habría que analizar un plan sudamericano, o hablar de fichas latinas, creo que va a haber oportunidades para todos acá."