Tras una serie que desde el primer juego parecía mucho más sencilla, los Lakers tuvieron que batallar hasta el sexto juego para poder levantar un nuevo título, el número 17 para ellos, y tuvieron en LeBron James a su líder, quien se quedó con el MVP de las Finales por cuarta vez en su carrera. Además, «El Rey» se transformó en el primer jugador NBA en lograr esta distinción con tres equipos diferentes. 

El jugador oriundo de Akron, Ohio, fue determinante en todos y cada uno de los juegos de Los Ángeles, aún cuando al equipo le tocó perder en el tercer y quinto encuentro de la serie. James elevó su juego y el de sus compañeros con la generosidad que lo caracterizó a lo largo de toda la temporada. Pese a que recién en el último partido pudo alcanzar la marca del triple-doble, James estuvo cerca de promediarla a lo largo de toda la serie y logró medias de 29,8 puntos, 11,8 rebotes y 8,5 asistencias.

Jugó e hizo jugar a los suyos para obtener una marca que los tiene a él y a Michael Jordan como los únicos dos de la lista: 4 o más premios al más valioso de las finales, sumados a 4 o más MVP de temporada. Atrás queda el registro de tres en definiciones, que ostentaba hasta el inicio del partido de esta noche y el cual era compartido con tres leyendas de este deporte como lo son Shaquille O’Neal, Tim Duncan y Magic Johnson.

Si bien en el inicio de las series, y sobre todo tras el gran segundo juego que había tenido Anthony Davis en el apartado defensivo que les permitió quedarse con el triunfo, parecía que el ex Pelicans podría quedarse con este galardón. Sin embargo, la constancia y eficiencia de James en los juegos posteriores fue mayor a lo que demostró el interno y lo terminó de plasmar en el último triunfo.

En el discurso de agradecimiento recordó que todo el trabajo logrado por el equipo, la organización y también él merecen el respeto de todos. Y por si fuera poco, remarcó la importancia de seguir luchando por los derechos de todas las personas, sobre todo las de color, en concordancia con la lucha que iniciaron los basquetbolistas desde finales de mayo, cuando fue asesinado George Floyd por un oficial de policía.

Con el correr de los años, y sobre todo cuando LeBron James decida dejar la competencia de manera profesional, se logrará realmente entender la importancia de este deportista en el mundo. Sus ideales trascienden el deporte y van más allá para convertirse en un modelo a seguir no solo para los que aspiran a vivir del deporte que tanto aman. Como lo hizo saber una gran cantidad de veces, es «more than an athlete» (más que un atleta).

https://www.youtube.com/watch?v=UfRkoCdCm_A