(Foto: Garrett Ellwood - NBA)

Cuando se aproxima la ceremonia del draft es habitual empezar a escuchar nombres de los jóvenes que marcarán el rumbo de la NBA en el futuro. En cada temporada distintos jugadores maravillaron al mundo por sus habilidades a tan cortas edades y, un día como hoy, se dio el debut del jugador más joven en la historia del torneo.

Se trata de Andrew Bynum, que hizo su presentación en el primer encuentro de la temporada 2005/06 de la liga norteamericana para los Lakers con tan solo 18 años y 6 días en el triunfo del equipo angelino ante los Nuggets por 99 a 97. El pívot tuvo la oportunidad de estar en el campo de juego durante 5:29 y aportó dos rebotes y dos tapas, aunque erró los dos tiros que tomó.

Casualmente, estableció la nueva marca compartiendo cancha con Kobe Bryant, que se ubica en tercer lugar en la lista con 18 años y 72 días. Quien se encuentra entre los dos es Jermaine O’Neal, que debutó con los Trail Blazers en la misma temporada que el #24 de los Lakers pero a sus 18 años y 53 días.

Otra marca de precocidad establecida por Bynum es la de haber sido el jugador drafteado más joven de todos los tiempos, con 17 años y 244 días, en el puesto número 10 por la franquicia angelina. Precisamente, también se adelantó a la fecha en la que O’Neal había sido elegido en 1996, adelantándose por 12 días (17 y 256).

Además, en su segunda temporada en la liga seguía siendo el más joven debido a que ese mismo año cambiaron las reglas para los jugadores que quisieran presentarse al draft. Esta los obligaba a terminar al menos un año en la universidad antes de dar el salto al profesionalismo, generando la nueva tendencia del One & Done, que significa que los jugadores más prometedores de secundaria cumplen con la norma y luego se declaran elegibles en el draft.

Esto no siempre fue así, ya que en los inicios de la competición estaban obligados a completar los cuatro años de universidad. Sin embargo, en la década de los ’70 esto cambió por completo y se permitió que jugadores de secundaria pudieran dar el salto directamente a la NBA. Pese a que estaba permitido el ingreso de jugadores directamente desde el high school, pocos basquetbolistas utilizaron este recurso hasta los ’90 y son pocos los casos recordados previo a esa época, marcando a Kobe como uno de los pioneros en tomar la decisión de saltearse la universidad para jugar en la NBA.

Tras varias décadas de libre elección, en 2005 (cuando fue drafteado Bynum) la liga acordó junto a la NBPA que a partir de la siguiente temporada los basquetbolistas deberían cumplir los 19 años de edad antes del 31 de diciembre para poder jugar profesionalmente. Es decir que, por ejemplo, con la nueva norma Bynum no podría haber hecho su debut en la 2005/06 debido a que él cumpliría 19 recién en 2006, con el curso 2006/07 iniciando.

Para la última temporada, esto quedó en claro con el ejemplo de Sekou Doumbouya, actualmente el jugador más joven en la NBA. El alero de los Pistons debutó con 18 años y 335 días, pero al haber nacido el 23 de diciembre del 2000 cumplió 19 a pocos días del límite establecido por la liga. El otro que pudo haber debutado con 18 años en el último curso fue Talen Horton-Tucker, de los Lakers, aunque no hizo su primera presentación hasta diciembre cuando ya tenía 19 y 13 días.

Nota: Emiliano Iriondo | Twitter: @emi_iriondo