Foto: Clarín

«La firma se supone que el día lunes no debe pasar de esta noche que salga la autorización del jefe de gabinete. Desde las tres áreas gubernamentales nos dijeron que estemos tranquilos, que estaba todo bien, entiendo que esta noche lo vamos a poder anunciar.

La mirada que tengo con lo que está ocurriendo con sarcoteba es tristeza y dolor personal, porque realmente consideramos primero que teníamos un pasivo con el sector, que era el ordenamiento y que realmente lo hemos logrado y hemos sido impulsores de la creación del sindicato como de elaborar un convenio colectivo de trabajo para que todo el arbitraje del país tenga una normativa y la verdad que esta dirigencia género mayor fuente de trabajo, ha generado más partidos, hemos establecido la mecánica de tres y que habiendo dado todos los esfuerzos posibles para que estén con nosotros en la burbuja tenemos estas novedades que nos parecen una barbaridad. Consideraba que Cristian Díaz era un amigo y un colaborador de esta pasión, lamentablemente no han estado a la altura de las circunstancias. Esta es la segunda vez que me pasa. Llevan a una negociación sobre el inicio de la competición, jugar con una competencia con los 20 equipos viajando, haciendo un esfuerzo, con todo listo, con todo lo que hemos trabajado y que alguien se ponga la pelota abajo del brazo para que no juegue nadie, no es contribuir al sector; más cuando hasta último momento ayer a las 20 hs me confirman que estaban de acuerdo con la propuesta. Me dijeron que renunció el secretario, después no renunció, después renunció el consejo directivo. La propuesta la quiero dejar clara, como todos, un contrato con la burbuja, un 20% de aumento, contemplando a todo el personal de riesgo que tiene el colectivo arbitral y de comisionado técnico. La liga se hace cargo cuando no tiene ayuda de nadie. Le dijimos que si había alguna interpretación nos volvíamos a juntar el miércoles a las 17hs en obras. Esta actitud me duele y es de una tamaña irresponsabilidad.

La mirada es que puede haberla y admitimos y no la clausuramos, si hay otra interpretación para eso hay una autoridad. Lo que se firmó engloba a la actividad en donde todos tienen un contrato de locación de servicios ya sea con la liga o la federación, o ambas, eso le permite trabajar todo el tiempo. Ellos hacen otra interpretación sobre el mínimo garantizado, donde dicen que si no trabajan cuatro meses, tiene que seguir cobrando, eso es algo imposible, y no es lo que dice la norma, nos sentamos el miércoles a las 17hs en Obras, porque los árbitros tienen que viajar, en el medio pasaron todas estas cosas, que nos parecen insólitas. Apelo a este medio para que los árbitros que sean conscientes de esto y acepten la designación y que vengan a trabajar con nosotros, porque es el camino del consenso. No he visto una persona que le hayan pagado por sí sola a alguien que se queda en la casa, sin embargo nosotros asumimos el gasto de los factores de riesgo.

Lo que hemos conversado con ellos es que todos tienen un sentimiento como lo tiene la sociedad argentina, que es la desgracia de una pandemia, que algunos tienen problemas de salud, otros económicos, y otros de ambas ídolos. No vivo en un tupper, somos conscientes del tema. El pasivo que tienen es por no haber construido una relación distinta. Cuando asumimos en la Adc fui a verlo a Guillermo Marconi, donde habíamos acordado que se iba a generar la rama del básquet. No quisieron eso, siempre tuvieron planteando cosas que es estar en una situación límite, porque después vienen los juicios. Ahora que encaramos el sindicato y el convenio colectivo de trabajo, para generar un fondo de retiro, pongámoslo en marcha, para que ese fondo sea efectivo y se pueda utilizar para un retiro o una situación de urgencia como esta, pero la verda me parece la manera de reclamar a contrarreloj. No estamos en una situación de pelea, estamos en una situación donde quieren imponer un capricho de una manera irresponsable. Nos sentemos a hablar y si no nos ponemos de acuerdo, iremos a una autoridad de aplicación una vez que el convenio esté homologado. No se puede mandar un mensajito de texto diciendo que si no vuelve Cristian Díaz no se aplica el convenio colectivo, eso está firmado y lo llevamos adelante por iniciativa nuestra. Es increíble lo que está pasando.

No queremos buscar alternativas, queremos trabajar con quien venimos trabajando. En un contexto de pandemia, donde no hay trabajo, donde hay 48% de pobreza y después del esfuerzo que hicimos por volver hay alguien que dice que no quiere ir a la burbuja, bueno, estarán en otra condición. Realmente me parece que los dirigentes están para conducir a los colectivos y llevarlos a un lugar que sea el mejor resultante. Puede haber varias interpretaciones, está bien, pero nos tenemos que sentar a conversar. La verdad que es autoflagelarse, tal vez alguno tenga ganas de generar un juicio contra los clubes.»