Foto: FIBA

Cerrando la primera de las tres sedes del grupo B de la Basketball Champions League América, São Paulo mantuvo su récord invicto al derrotar a Quimsa en el Estadio Ciudad de Santiago del Estero 83-74. Marquinhos, que anotó 24 puntos, y Bruno Caboclo, responsable de un doble-doble de 18 unidades y 11 rebotes, fueron los máximos destacados del partido.

El conjunto brasileño se mostró más claro en el inicio del juego; en un primer cuarto que arrancó muy trabado para ambos equipos, el tricolor comenzó a tomar ventaja promediando los cinco minutos iniciales; con una ventaja de 13 en el marcador (12-25) la visita se mostró mucho más tranquila y pensante a la hora de tomar las decisiones en ofensiva. Ya en el segundo parcial, los de Sebastián González comenzaron a encontrar los caminos al aro y acortaron distancias, quedando tan solo seis puntos abajo en el cierre de la primera mitad (35-41).

A la vuelta de los vestuarios ambos equipos mejoraron su tarea ofensiva. Con mejores porcentajes y mejor decisión de tiros, el goleo fue incrementando rápidamente, pero ninguno de los equipos lograba contrarrestar a su rival para terminar de quebrar el juego. La paridad se mantuvo en el último parcial. Con un Bruno Caboclo imparable, el tricolor dio el golpe de gracia en Santiago del Estero, y terminó sentenciando el 83 a 74 con el que Sao Paulo selló su invicto en tierra argentina.



Artículo anteriorEn un juego increíble, Comu superó a Ferro
Artículo siguienteLos Timberwolves recuperaron la sonrisa