Tras la derrota de Seattle ante Las Vegas en las semifinales de la WNBA, oficialmente colgó las zapatillas Sue Bird, una base que sin dudas pasará a la historia del básquet femenino por su juego, sus logros deportivos y su impacto social. La nacida en New York le bajó la persiana a su carrera a los 41 años, tras acumular 5 oros olimpicos, 4 anillos de la WNBA, 13 All-Star, 2 campeonatos NCAA y 5 Euroleague. A continuación repasamos su carrera de la mano de Minuto para las Pibas.

Los inicios

El básquet llegó a su vida cuando cursaba sexto grado, allí se convirtió en una jugadora destacada desde el día 1 y luego de destacados años en High School, Sue fue reclutada por varias Universidades, entre las cuales se incluian Stanford y Vanderbilt, pero finalmente optó por su institución favorita: UConn.

La Universidad

Luego de sufrir un desgarro del ligamento cruzado anterior que no le permitió disputar su primera temporada, la 1998-99, en su segundo año regresó a la Universidad para liderar al equipo en un año soñado. UConn cerró la temporada con un récord de 36-1 entre el Campeonato Big East y la División I de la NCAA, ganando así ambos torneos. 

Un año después, en su temporada junior las Huskies terminaron 32-3, cayendo en la final contra Notre Dame. Este encuentro fue la última derrota en la carrera universitaria de Bird, ya que en la temporada 2001-02 su equipo tuvo un récord 39-0. Ese mismo año la base de UConn ganó el Trofeo Wade, el Premio Honda Sports y el Premio Naismith como Jugadora Universitaria del Año.

Su llegada a la WNBA

En 2002 fue seleccionada por Seattle Storm con el pick número 1 del Draft de la WNBA. En su temporada de novata, Sue Bird comenzó como titular los 32 juegos disputados y promedió 14.4 puntos por partido. Fue seleccionada como titular en el equipo All-Star de la Conferencia Oeste, fue la subcampeona del premio a la Rookie del Año y una de las dos novatas en formar parte del Primer Equipo de la WNBA.

Desde allí y hasta la actualidad no paró de sumar premios de renombre a su carrera. La jugadora franquicia acumula 13 participaciones en el WNBA All-Star, 5 títulos que incluyen 4 anillos (2004, 2010, 2018 y 2020) y la Commissioner ‘s Cup de 2021. Formó parte del Top 15 de las mejores jugadoras de la historia en 2011, del top 20 realizado en 2016 y fue parte de las conmemoraciones de las 25 temporadas de la WNBA. Se consagró 4 veces como la mejor asistidora de la temporada y al día de hoy es la mayor asistidora en la historia de la WNBA con 3234, incluso en en las finales de 2020 marcó el récord de mas asistencias en un partido de playoffs y de finales con 16.

Su paso por Europa

Al igual que muchas jugadoras de la WNBA, en paralelo construyó una carrera en Europa, más puntualmente en Rusia, donde jugó por 10 años. Sue Bird vistió las camisetas del Dynamo Moscow entre 2004 y 2006, del Spartak Moscow Region entre 2006 y 2011 y por último del UMMC Ekaterinburg entre 2011 y 2014. En este paso por el viejo continente consiguió 12 títulos más para su vitrina: 5 torneos nacionales en Rusia, 5 EuroLeague y 2 Europe SuperCup winner.

Selección de Estados Unidos

Pero su marca deportiva no queda ahí, además tiene una reconocida trayectoria vistiendo la camiseta de la selección de los Estados Unidos, con la que se colgó 5 medallas de oro olímpicas: Atenas 2004, Beijing 2008, London 2012, Rio 2016 y Tokio 2020; 4 títulos mundiales: China 2002, República Checa 2010, Turquía 2014 y España 2018; y un bronce mundialista en Brasil 2006. Con este equipo Sue también posee un récord positivos, en los 148 partidos disputados tiene un récord de 142-6 a favor.

La despedida

En junio del 2022, durante la última gira de Seattle por New York, Sue Bird anunció en sus redes sociales que esta sería su última temporada. Tras el pedido de la gente había continuado «un año más», pero ahora definitivamente decía basta.

Esta confirmación desató una serie de despedidas en todas y cada una de las ciudades en las cuales el equipo se presentaba, el público local quería verla por última vez y las franquicias querían homenajearla. Pero con la llegada de los Playoffs las sensaciones se incrementaron, todos lo sabíamos, el día en que Seattle fuera eliminado o bien ganará el campeonato, sería el último partido de la leyenda en la WNBA.

Ese encuentro finalmente llegó, fue el 6 de septiembre de 2022, cuando en el juego cuatro de la serie de semifinales entre Seattle Storm y Las Vegas Aces la franquicia del estado de Washington quedaba eliminada tras caer 72-76.

Nota: Lucía Romero ( @luciaromeroo )

Fotos portada: WSLAM y ESPN

Artículo anteriorNicolás Casalánguida: «Queremos jugar el mejor básquet posible»
Artículo siguienteSe definieron los primeros cruces del EuroBasket