En el tercer juego de las Finales de la WNBA 2022, Connecticut estiró la seria a un cuarto juego al vener en condición de local a Las Vegas por 105-76. Alyssa Thomas quien había destacado en defensa durante el juego 1, al dejar sin gol a las principales anotadoras de las Aces cuando las marcaba, fue la estrella de la noche al convertir el primer triple-doble en la historia de las «WNBA Finals«.

Pero la historia no queda ahí, al registrar 16 puntos, 11 asistencias y 15 rebotes, sumó su tercer triple-doble en la temporada y se convirtió en la única jugadora en registrar esta cantidad en un mismo año.

Artículo anteriorEspaña, en una nueva definición
Artículo siguienteMirá un nuevo programa de UCU TV con Franco Balbi de invitado