Horas antes de la fina del Mundial Femenino, el Presidente de la FIBA, Horacio Muratore, y el Presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) Jorge Garbajosa, realizaron una conferencia de prensa para evaluar la competición femenina. Estuvieron acompañados por el Vicepresidente Ejecutivo de la FEB y Director del Evento, José Montero, y la miembro del Comité Ejecutivo de la FIBA, Lena Wallin-Kantzi. Todos coincidieron en que fue un gran evento a nivel organizativo y deportivo. Además el dirigente se refirió al conflicto que mantiene FIBA con la Euroliga.

«El Mundial de Baloncesto Femenino fue la antesala de una nueva era, queremos que las selecciones nacionales jueguen más tiempo, que estén permanentemente jugando hasta llegar al Mundial o Juegos Olímpicos. La de cambiar el formato de clasificación fue una idea gremial. Fue el torneo femenino que más se vio por televisión, redes sociales y medios de comunicación. Sabemos la capacidad organizativa de España, seguramente vamos a volver en muchos torneos más. Siempre en España me he sentido en mi casa y por eso también estoy muy contento por el éxito que tuvo».   

Audio:

«Las 213 federaciones son los dueños de la Federación Internacional, la Federación de España es buena pero a veces tenemos opiniones distintas por situaciones puntuales. En el último tiempo hemos tenido un problema, que ya se sabe, con la Federación Española, no es un problema de ellos ni de nosotros. FIBA hizo un mea culpa, estuvo 15 años fuera de ayudar a las competiciones de los clubes, y quizo ayudar nada más que hacer eso, ayudar, no se quiso nunca quedar con nada de ninguna competición de clubes ni interceder, solamente ayudar. Tuvimos reuniones individuales con todos los clubes de la Euroliga y esto se relaciona con la Federación de España porque hay 3 socios fundadores y dueños de la Euroliga que son españoles y eso es lo que está causando problemas, todo el mundo sabe cuales son los problemas que tenemos en Europa. Europa es uno de los continentes, pero tenemos 5 continentes y trabajamos con los 5 y lo que queremos es que nuestras federaciones manejen el baloncesto de su país, lo que significa que manejen todo, árbitros, jugadores, técnicos, ligas de desarrollo y profesionales».

«Queremos que las ligas nacionales sean las más potentes en todo el mundo y que lo manejen sus clubes, eso en España no ocurre. Estamos trabajando con todas las federaciones, solo queremos ayudar y a pedido del cien por ciento de nuestras federaciones nacionales hemos realizado hechos para ayudar al desarrollo e inclusión de todas las ligas nacionales de Europa, por eso hemos creado la Champions League para darle posibilidades a todas las federaciones y que sus ligas puedan participar de una competencia internacional. Quisimos trabajar junto con la Euroliga, nos reunimos, pero cuando dijimos de trabajar juntos para engrandecer el baloncesto de los clubes de Europa, queríamos ayudar y nos dijeron que no, que habían estado trabajando por muchos años y los dejamos seguir con la Euroliga. Queríamos una competición que de inclusión a todas las ligas nacionales de Europa. Hicimos la Champions League y fue un éxito«.

«Agradecemos a todas las ligas que hicieron un esfuerzo y dieron sus jugadores para las ventanas clasificatorias al Mundial de China. Somos la casa del baloncesto y todo lo que sea constructivo va a ser bienvenido, las federaciones de los otros continentes están muy contentas y se han cubierto todas las expectativas. Mi país (por Argentina) puede quedar afuera del Mundial porque la Euroliga no nos quieren dar a los jugadores en la próxima ventana. Pero no se puede, es muy difícil que una empresa económica arregle con una entidad como la nuestra que solo quiere ayudar a desarrollar el baloncesto en el mundo». 

Audio:

Mery Urrutibehety, enviada especial de UCU a Tenerife

Fotos: FIBA

Artículo anteriorChiche Jápez: «El plantel está balanceado»
Artículo siguienteLos videos del triunfo de San Lorenzo y Ferro