Independiente 88-83 Central de Ceres

Una primera mitad impecable para Independiente, desde lo defensivo como en cada una de sus ofensivas que finalizaron en puntos. Fue Damián Palacios el responsable de darle los primeros 6 puntos al local con dos bombazos de la zona que otorga tres puntos con cada conversión, y a eso hay que sumarle a un Bruno Ingratta que estuvo imparable en la zona pintada, más el aporte valioso en defensa de Axel Weigand. El primer chico finalizó favorable para Independiente 22 a 13.

El segundo cuarto tuvo el mismo ritmo impuesto por Independiente, pese al gran desempeño del extranjero de Central Ceres, Brown y Lizarraga, que entre los dos hicieron hasta ese momento convirtieron 18 puntos para la visita. Pero con una actuación destacada del venezolano José Martínez y la efectividad de Joaquín Deck, los locales finalizaron la primera mitad arriba por 48 a 37.

Para la segunda parte la visita salió a buscar y sumar en el marcador con aportes de Brown, Lizarraga y Vittar que se destacaron como los más influyentes de Central, pero la buena defensa de Independiente pudo más que las intenciones de los santafesinos. El 3C fue para Inde por 70 a 63.

El último chico se presentó complicado para Independiente porque se esfumó la ventaja de 15 puntos que supo sacar, y Central por primera vez pasó al frente en el marcador, pero el goleador del partido, Mansilla, cuando la pasaba mal el Gigante de calle Salta, demostró el gran momento que atraviesa y convirtió los puntos más importantes para lograr el primer triunfo de La Liga Argentina de Básquet por 88 a 83.

Párrafo aparte merece el extranjero de Independiente, José el “tiburón” Martínez, que, con 15 puntos convertidos, demostró la calidad que lo trajo a jugar una de las ligas más competitivas del mundo como es La Liga Argentina de Básquet.

Informe: Prensa Independiente


Sportivo América 90-73 Tiro Federal

Mucho movimiento en la previa, la emoción, los nervios y la ansiedad estuvieron al pie del cañón. Poco a poco el estadio se fue llenando, y el partido inaugural que tanto se hizo esperar estaba a minutos de arrancar. Ya una vez todo listo y con los titulares en cancha, se lanzó la bola al aire.

En el primer cuarto, que bastante peleado estuvo, Tiro Federal halló gol desde el perímetro con Strack, y Oprandi desde el poste. Del lado del local, una buena defensa y una ofensiva fluida comandada por Nicolás Domínguez, tiros de tres de Chervo, y Alejo Crotti como protagonista (20 pts en el primer tiempo), hicieron que Sportivo se haga fuerte en el “Amilcar Tamburri” para terminar cerrando el segundo chico arriba 45 a 30.

Si bien parecía estar definido, el descanso de Domínguez, sumado a que los internos extranjeros del Verde se cargaron de faltas, hicieron que en el tercer cuarto Tiro aprovechara para meterse en el partido, gracias a Ossela y Paciotti, pero no fue suficiente para detener al conjunto local, que se llevó la victoria en una noche histórica.

Informe: Prensa Sportivo América


Atenas 83-56 Rivadavia

Con la anécdota del inicio en el Carmelo Trípodi Calá y la continuidad en el Mario Félix Sabbatella (Jorge Newbery), producto de un ingreso de agua por el techo que caía sobre una de las zonas, Atenas fue contundente desde el arranque y consiguió su segunda victoria en la temporada sobre Rivadavia (Mendoza), por 83-56. Otra vez fue clave Ariel Pau, Gamazo estuvo imparable, Agostino aportó lo suyo, Nwogbo no desentonó y con un juego colectivo se hizo más sencillo.

Desde el arranque el juego se hizo de ida y vuelta con un mejor arranque para el local, pero luego a pesar de manejar las acciones no podía trasmitirlo en el marcador. A falta de 6 minutos Nwogbo enterró una bola (8-2) y fue como un bálsamo para que el Griego empezara a alejarse. Pero la respuesta de tres puntos de Cristen Wilson lo impidió.

A partir de allí el juego de hizo de ida y vuelta, Gamazo creció en Atenas, hubo ajustes en defensa y el local empezó a sentirse más cómodo, aunque con poca efectividad. Wilson se hizo fuerte en la visita lo que permitió estar siempre en juego. Sobre el final del parcial Gamazo volvió a lastimar (10 en el cuarto) y Atenas se fue arriba, 19 a 15.

Con Wilson como abanderado, con un doble y premio, y una conversión paralela al cesto de Bernardini, la vista pasó por primera vez al frente 21-19, pero Pau contesto de tres y el Griego tomó de nuevo el mando 22-21.

Promediando el parcial el partido se hizo chato, con algunos minutos incidencias, pero apareció nuevamente el “gatito” Pau y el local sacó la máxima (30-20). El tándem Agostino–Gamazo siguió lastimando y el Griego empezó a edificar una distancia importante (38-23) con 4’ por jugar. Nada cambió en los últimos minutos, Atenas siguió con el mando del juego para irse al descanso largo, arriba 42-29.

Encima a la vuelta del descanso Pau clavó un triple largo y extendió distancia (45-29). Agostino se hizo fuerte, la pelota rotó y creció un inmenso Lotanna Nwogbo, muchas combinaciones positivas para el local que siguió sacando ventaja y empezó a consolidar el juego. Promediando el parcial estaba arriba, 55-34. Rivadavia en un par de minutos ensayó una remontada con un parcial de 5-0, pero volvió a aparecer Lotanna y Atenas saco 18 (57-39). Con Agostino en la ofensiva Atenas no tuvo piedad de su rival y se fue al último descanso corto arriba 64-45.

El arranque del último parcial fue muy cortado por faltas de ambos lados. A pesar de la diferencia consolidada el Griego no bajo mucho la intensidad, y a falta de 5’ para el final ganaba 73-52. El resto del parcial fue para decorar el resultado que finalmente fue para el Griego, por 83-56.

Informe: Prensa Atenas

Artículo anteriorPeñarol volvió a quedarse con el clásico
Artículo siguienteComunicaciones siguió de racha en Formosa