Klay Thompson ha hecho historia esta noche en Chicago. El escolta de los Warriors se ha exhibido de tal grado desde el triple que ha batido el récord de triples de un jugador en un partido de la NBA dejando atrás la plusmarca de 13 que poseía su compañero Stephen Curry.

Thompson ha empezado como un tiro: ¡22 puntos en el primer cuarto con 6 triples de 7 intentos! Y no se ha detenido en la continuación.

De este modo, en plena borrachera anotadora, en pleno éxtasis desde la larga distancia, se ha plantado en el descanso con 36 puntos y 10 triples, empatando la mejor marca de la historia en cuanto a triples metidos en una media parte.

Al descanso, Warriors llevaba ya 92 puntos y 17 triples encestados (récord histórico en la NBA al descanso) y dominaba 50-92 a Chicago con esos 36 puntos de Klay y otros 23 de Curry.

El tercer cuarto ha servido para que Thompson batiera el récord. Ha llegado fácil a los 13 de Curry y a partir de ahí ha entrado en una bacanal de triples errados en su intento por batir el récord, hasta que lo ha conseguido con el apoyo entusiasta de todos sus compañeros, que le buscaban sin cesar, por entonces ya ataviado con una cinta amarilla en la cabeza que no llevaba al inicio del partido.

Aquí tenéis el momento en el que, a falta de 4:53 para el final del tercer cuarto, anota su 14º triple.

Restando alrededor de 5 minutos para el final del tercer cuarto, Thompson ha abandonado la cancha tras ser sustituido para ya no volver al juego, terminando con 52 puntos y 14 triples de 24 intentos (excelente acierto en el tiro) tras jugar 27 minutos.

Todo el cuarto final ha sobrado. Conclusión, victoria de Warriors por 124-149 en la noche histórica de Klay.

Nota: Hispanos NBA
Foto: GSW

Artículo anteriorTour UCU 3x·3: en Caza y Pesca, se cerraron las qualys
Artículo siguienteTriunfo de Salta y de Estudiantes