Echagüe 80-90 San Isidro

En los primeros instantes del juego, la fricción y las imprecisiones predominaban en ambos lados. La lucha entre Lewis y Cambronne se erigía como uno de los grandes duelos de la noche. Pocos puntos en los primeros 4 minutos. Un triple con tablero de Ludueña rompió la paridad y puso arriba a la visita 8-4 en la mitad del parcial.

Buena efectividad colectiva sumada a la intensidad en defensa, le dieron la chance a los cordobeses a alejarse en el tanteador rápidamente. Con 1:47 por jugar sacaban 11 (20-9). Así, se fueron al primer descanso con San Isidro arriba por 24-15.

El local ajustó la defensa para complicar el ataque de los Halcones, lo que motivó un pedido de tiempo por parte de Sebastián Torre, a falta de 7:05 para el cierre del segundo cuarto. Rodríguez Suppi puso las cosas 30 a 20 desde el poste alto. El local no encontraba precisión en ataque y perdía 33-23 cuando promediaba el segundo. Un triple de Corzo hizo que los Halcones saquen la máxima (17) con 4:09 por jugar. Nada cambió en el cierre del primer tiempo, a los vestuarios se fueron 50 a 33 para los visitantes.

En el comienzo del tercer parcial, Echagüe mejoró atrás y esto le dio confianza en ataque. Dos triples de Shepard y Toia, sumados a una volcada del extranjero hicieron que el estadio exploté porque el Negro se ponía a 11. La remontada se ratificaba con 5 puntos consecutivos de Joseph Lewis y Echagüe se ponía a 7, con 3:46 para el cierre del tercero. Osores y Knecht aparecieron para seguir descontando, con un minuto por jugar, el local se ponía a 2, gracias a una bomba de este último. Así se cerraba el tercer parcial con un doble de Feder Ponce para que la diferencia sea de 6 puntos.

El último segmento del juego, comenzó con otro triple de Alexis Knecht y los de Beltramo seguían descontando. Alan Moreno seguía aportando en ofensiva y el local mostraba su mejor cara en el partido. Pero la visita tenía otros planes y con un buen juego interno, volvió a estirar las diferencias a 11 (76-65) a 6:08 minutos para el final. Con buenas presencias en la zona pintada del ex Echagüe, Santiago González, San Isidro volvía a ganar en tranquilidad. La distancia se mantenía en 11 a falta de 3 minutos para el final. Los de San Francisco administraron bien las últimas posesiones y ganaron 90 a 80.

Informe: Prensa Echagüe


Deportivo Viedma 76-79 Petrolero

El local lo ganaba bien, pero no supo liquidar el pleito y se le escapó a falta de 1 minuto. Thomas, encendido en la visita, terminó con 26 tantos y fue determinante en final.

El partido arrancó igualado. De entrada Depo Viedma dominó en la pintura, pese a que rápidamente perdió a Tabieres por acumulación de faltas. Y con dos triples seguidos de Franco sacó la primera diferencia, para irse al descanso 23-16 arriba.

El 2C fue de rachas. Primero el local estiró a 8 (27-19) con Centeno y Franco efectivos. Petrolero se despertó y castigó desde afuera con Escobar y Frola, sumado a un 2+1 de Jure, para achicar a 1 (29-28). Viedma se reacomodó y respondió rápido: parcial de 8-0 para recuperar la ventaja (37-28), pero la visita achicó en las últimas posesiones: 45-40 y a los vestuarios.

Tras el descanso largo, Thomas volvió con todo. Con un par de bombas, empujó al equipo neuquino para lograr la igualdad en 55. Sin embargo, el cierre del 3C fue favorable para Viedma con Carvalho y González: 63-59 arriba.

El último segmento arrancó con Viedma bien enchufado. Una bomba de Franco puso al local otra vez arriba por 9 (70-61). Pero Petrolero fue limando la diferencia. Con triples de Escobar y Palotti se puso a 2 (74-72). Y el cierre fue todo de Thomas: un conversión para igualar en 74 y una bomba para darlo vuelta 76-79 y poner cifras definitivas.

Informe: Prensa Deportivo Viedma


Centro Español 83-78 Del Progreso

Centro Español mostró todo su poderío en el último cuarto y derrotó como local a Del Progreso de General Roca 83-78, en otra jornada de la conferencia Sur de la Liga Argentina Banco Comafi. Con un gran marco de público en El Templo, los dirigidos por Mauricio Santángelo mantuvieron su racha positiva jugando en casa.

Francisco González Beratz (7 rebotes) y Agustín Pérez Tapia –clave en la remontada- anotaron 16 puntos en el elenco ganador, mientras que Favio Vieta fue el máximo anotador del juego con 19.

El juego comenzó con una tendencia clara: Del Progreso dominó el perímetro y allí edificó su diferencia en los primeros cuartos. Por el contrario, el Torito y su pobre 1/11 de 6,75 lo condenó a ir siempre en clara desventaja. Vieta conducía y en las rotaciones los dirigidos por Daniel Jaule encontraban espacios para anotar de a tres (7/11). Con esa fórmula se fueron al descanso con una renta de 15 (40-25).

Pérez Tapia salió en el quinteto inicial de Español y en el regreso de los vestuarios aportó gol (4 de 6 de cancha) y conducción para achicar la brecha. El tercer parcial lo ganó el local, que limó en seis puntos la renta de los roquenses.

Los últimos diez minutos se vio lo mejor de los conducidos por Mauricio Santángelo. Sepúlveda fue a la línea y no se equivocó y de a poco, con un triple de Santiago Rodríguez, se puso 70-68 arriba por primera vez desde los segundos iniciales. Progre perdió a sus internos y Valentín Burgos anotó de 6,75 a poco del cierre para encaminar al Torito a un triunfo vital de local.

Así, los de Plottier cortaron la racha de dos derrotas sufridas ante Rivadavia y mantiene su tendencia positiva jugando en El Templo. Ahora, esperarán por los mendocinos el próximo viernes 9 de noviembre, mientras que Del Progreso recibirá el domingo a Deportivo Viedma.

Informe: Prensa Centro Español


Villa San Martín 102-77 Independiente

El partido en el inicio era muy intenso y sin diferencias, buscando ambos imponer su juego (6–7). Los equipos se acomodaban y los santiagueños se amigaban con el aro para tener la iniciativa, siendo Luis Mansilla lo más claro. Los aportes de Franco Vieta y Guillermo Aliende eran fundamentales para el goleo local y para tener ventaja (24–22). El cierre del periodo era lo mejor para Villa San Martín, aprovechaba los errores del rival y cerraba el cuarto con ventaja de 26 a 22.

El arranque del segundo acto encontraba a Villa San Martín más enchufado, con un Sebastián Picton haciéndose cargo de las ofensivas (32–24). El cuarto trascurría y la dupla Franco Vieta–Sebastián Picton cada vez estaba mejor y por ende Villa San Martín, marcando así una paridad muy favorable en el juego (51–35). Fue un muy buen segundo cuarto para Villa San Martín que le permitía ir al descanso largo con ventaja de 57 a 40 sobre Independiente de Santiago del Estero.

En el tercer cuarto las cosas eran todavía mejor para Villa San Martín, todos sus ataques estaban muy bien y por supuesto que la ventaja era más que importante (69–49). La efectividad “Tricolor” cada vez era mejor y por supuesto Franco Vieta estaba intratable y con una alta efectividad (80–55). El tercer parcial de Villa San Martín fue prácticamente perfecto y se lo llevaba por 85 a 69.

El último chico, como se dice vulgarmente, estaba demás. Villa San Martín continuaba muy bien y muy efectivo (95–65). Solamente faltaba la chicharra final. Y llegaba el final, Villa San Martín ganaba su primer partido en condición de local, y lo hacía por un claro 102 a 77.

Informe: Prensa Villa San Martín

 

Artículo anteriorHurtt llega a Racing por Parra
Artículo siguienteMartín Villagrán: «Lo que más buscamos es la regularidad»