Parque Sur 88-79 Rocamora

Parque Sur le ganó anoche el clásico a Rocamora por 88 a 79, tras un parcial 51-28 en el Gigante. Otra muy buena cantidad de público disfrutó un lindo partido en el Puerto Viejo por La Liga Argentina. Agustín Richard fue la figura del partido con 17 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, jugando los 40 minutos. Mauro Araujo hizo la misma cantidad de tantos en Rocamora y salió por foules.

Parque Sur, con Agustín Richard y Elnes Bolling manejando el equipo y un par de anotaciones de De Mondre Harvey, arrancó mejor el clásico. Con el 12-7 promediando el primer cuarto, luego de otra bandeja del capitán sureño, Juan Varas paró el juego. La mano de Bolling para dos triples y dos asistencias consecutivas que Nicolás Giménez convirtió, le dieron a Parque Sur la ventaja del cuarto inicial que mereció: 25-17. El local dominó los diez iniciales.

El segundo cuarto empezó con dos triples de Richard y Gori Martínez, para sacar la máxima: 31-17. Rocamora no encontraba su juego, no tenía gol ante una buena defensa local. Y Parque Sur jugó con la tranquilidad que le daba su mejor partido de La Liga. Encima hay noches que entran casi todas: Richard clavó otro triple para el 40-20 en la mitad del segundo cuarto. El tablero a esta altura decía bastante. Faltaba un triple de Juan Avila y llegó. Rocamora deambulaba entre sus dudas e imprecisiones. Parque Sur disfrutaba, pasando la bola, de su mejor partido. Se fueron al entretiempo 51 a 28, tras un lapidario 26-11. Richard era el goleador del clásico con 12, Bolling sumaba 11.

Rocamora tuvo desde el arranque del tercer cuarto su mejor momento. Una ráfaga para un 15-0 y meterse en partido. Parque Sur fue todo lo contrario de lo que venía haciendo y el aro se cerró desde sus equivocaciones. Encima Bolling, figura del primer tiempo, fue expulsado tras la segunda antideportiva. El equipo lo sintió y cambió su estado de ánimo, regaló la comodidad que había logrado.

Martínez, tras pase de Gastón Sieiro, encontró el primer doble del segundo tiempo con 5.40 por jugar. La ventaja era de 10 tantos. Facundo Gago dominó el tercer cuarto, apareció Arlando Cook y Rocamora se acercó a 6. En el local, Sieiro se hizo cargo en el momento más desfavorable. Y Dominique Shaw tuvo sus instantes del otro lado. Se fue 62 a 58 el tercero. Ahora fue contundente la visita con un tremendo 30-11, devolviendo gentilezas de la casa.

Fue parejo el último, siempre con Parque Sur arriba. Los triples de Sieiro y Harvey más un estupendo encuentro en la pintura de Giménez y Martínez le dieron a los Sureños un pequeño respiro. Exequiel Gaido y Agustín Papparini no dejaron que sea más que eso. Richard clavó otro triple y la diferencia de 8 puntos promediando los últimos 10 eran interesantes para un duelo que transcurría parejo.

El juego de anoche marcará el regreso de Giménez -14 puntos y más de 30′ en cancha- a La Liga dejando en claro lo que Parque Sur no tuvo en los otros partidos. Apareció Gago -16 puntos-, de muy buen segundo tiempo, para dejar a tres a los visitantes. Y un triple de Araujo, otro de los responsables del crecimiento de Rocamora, para que el juego se igualara en 79 faltando 2.30 por jugar. Hubo problemas en un reloj de 24 y el partido se interrumpió un par de ocasiones.

Hasta el final el único que anotó fue Parque, anulando en defensa a su rival. Con Harvey -14 puntos- y Richard y Martínez en la línea. Fue 88 a 79.

Informe: Prensa Parque Sur.


Atenas 95-73 Deportivo Viedma

El juego colectivo, la conducción de Martín Percaz en un momento y Juan Laterza en otro, la experiencia de Ariel Pau, sumado a una noche tremenda de Lotanna Nwogbo le sirvieron a Atenas para no dejar dudas ante Deportivo Viedma ganándole 95-73, estirando la disputa entre ambos a 13 juegos contra 10.

Desde el arranque ambos equipos salieron a defenderse fuerte. Un doble corto de Joaquín Gamazo y un triple de Laterza le dieron al local los primeros puntos para sacar 5, en 2’ de juego. Con una buena defensa al Griego le permitió correr y sacó ventaja 10-2 a 4’ del final. Pero el local erró dos ataques con pérdidas consecutivas que Deportivo lo aprovechó para acortar distancias (12-10) promediando el parcial. Atenas siguió con sus imprecisiones y el local lo empató en 12.

A partir de allí el juego se hizo de ida y vuelta, pero a 1’30’’ apareció Nwogbo en toda su dimensión y con dos conversiones le dio aire a su equipo para irse arriba 20-15. El final del parcial lo tuvo al local como protagonista para irse al descanso corto 25-17, arriba.

En el segundo parcial el Deportivo tuvo un mejor arranque con Matías Eidintas como abanderado. Pero Manuel Gelpi puso en cancha a Lotanna y el extranjero no desentono para sacar otra vez 8 (28-20). A tres del final del parcial sacó la máxima con Pau desde la línea (30-20). Promediando el parcial, con la conducción de Percaz apariciones de Pau y Nwogbo imparable, el Griego se tomó el buque sacando otra máxima (37-22). En la visita dos triples del nuevo extranjero, Keyron Sheard acortaron distancia. A 2’ para el cierre del parcial Atenas ganaba 43-31.

En el arranque del tercer parcial Atenas continuó la intensidad defensiva que le permitió sacar otra máxima de 19 (53-34). Un asterisco en el partido puso en alerta a Atenas porque después de una falta le bajaron una técnica a Nwogbo y el extranjero debió irse al banco con cuatro. Pero dos ataques, sendos triples de Pau, alargaron el marcador para el local: 58-40 a 6’ del final del parcial. A pesar de tener jugadores claves cargados de faltas el Griego siguió con su intensidad, un pasaje de Pau desde el goleo y asistiendo, más el goleo de Emiliano Agostino le dieron tranquilidad al local, 68-49 a falta de 4’. Atenas fue prolijo en el final del parcial y se fue arriba al último descanso corto, 78-51, marcando otra máxima en el juego.

Con mucha actitud y un juego colectivo Atenas vino al último parcial, paciencia en los traslados, elección de los mejores tiros y mucha entrega, el Griego terminó de edificar una victoria clara para conservar el invicto en casa (3-0). Finalmente fue 95-73.

Informe: Prensa Atenas.


Tiro Federal 83-87 Ameghino

Ameghino se recuperó de una serie de derrotas consecutivas este jueves por la noche después de vencer a Tiro Federal por 87-83 en su paso por Morteros. El equipo de Villa María se impuso en un partido muy disputado, necesitando de un tiempo suplementario (igualaron en 72 al finalizar el tiempo regular) para volver a la senda ganadora.

El máximo anotador de la visita y goleador del encuentro fue Juan Abeiro, que sumó 26 puntos. El interno fue también doble figura ya que se destacó también debajo de los cristales bajando 15 rebotes. Sergio Rupil y Mateo Gaynor lo escoltaron en el goleo con 17 unidades cada uno.

En el dueño de casa, lo más importante de Tiro Federal pasó por Bruno Oprandi, autor de 19 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. También hay que destacar la tarea de Agustín Acuña, que llegando desde la banca sumó 17 tantos.

Ameghino venía de tres derrotas de forma consecutiva (ante Tiro Federal en Villa María y dos caídas seguidas ante San Isidro), pero ahora se recuperó y sumó su segundo éxito en La Liga Argentina. Por su parte, Tiro Federal, que venía de tres triunfos al hilo (frente a Norte, Ameghino y Unión respectivamente), no pudo continuar por la buena racha.

Foto: archivo Prensa Ameghino.


Del Progreso 91-69 Petrolero

Progreso probó el sabor de la victoria. Los dirigidos por Daniel Jaule vencieron a Petrolero Argentino 91-69 con una buena labor colectiva y abrocharon su primera victoria en el torneo. Además de ganar, Del Progreso entregó una buena producción: eso se traduce que en defensa le bajó el goleo a la media cancha rival y en ofensiva, esta vez, hubo un buen manejo de la pelota cayendo al aro rival con muchos dobles desde la pintura (56 puntos).

Ambos equipos salieron con marcas personales. El local fue el que mejor ajustó en los cambios y peleo mejor las segundas opciones. Concentrado, el local, se adueñó del marcador enseguida 6-2; ejecutó una buena marca sobre Agustín Jure, Bruno Pallotti y Esteban Cantarutti, y eso le permitió llevar a su rival a reiteradas imprecisiones. Con Favio Vieta distribuyendo bien el balón y con Jaghawn Walters y Jameson Tipingg productivos cuando atacaron el cesto, Del Progreso siguió arriba en el tablero al llegar a la mitad del cuarto (13-10). Cuando John Thomas (33 puntos y goleador de la noche) erró lo poco que tiró, las segundas opciones fueron pocas para los dirigidos por Federico Brun; Del Progreso amagó con escaparse, pero un bien cierre del visitante achicó la brecha (8 puntos) al finalizar el primer cuarto (26-22).

En el segundo periodo las acciones se emparejaron. Se buscó mucho el uno contra uno y, sobre todo, poner la pelota en la pintura (el goleo desde 6,75 estuvo casi ausente en la noche, apenas 3 triples por lado en todo el cotejo). Al descanso se fueron con el local arriba 43 a 36. Fueron muchos los puntos que permitió Petrolero en la zona pintada. Y en la línea de simple el visitante estuvo errático en ese tramo.

Lo mejor del local empezó en los primeros minutos del tercer cuarto, y fue con una defensa efectiva sobre el traslado del balón. Thomas fue la principal vía de gol de Petrolero, el extranjero apareció desde media distancia y en el tiro corto, pero le faltó compañía para poner en riesgo a los locales. Además la labor de Del Progreso en ofensiva fue creciendo con el pasar de los minutos: rebote y control en el ataque estacionado con dobles claves. Y cuando robó el balón en la media cancha salieron las corridas con dobles en bandeja y algunas volcadas de Walters (el local, con eso, sacó una máxima de 16 puntos). Entonados, los dirigidos por Jaule cerraron el cuarto con un buen margen (66-52).

Para los últimos diez minutos fue incesante el aliento de la parcialidad local, la victoria asomaba, pero había que justificarla; Del Progreso no bajó en su rendimiento: repitió el cinco con el cual culminó el tercer cuarto: Vieta (11), Javier Ledesma (16), Gustavo Maranguello (18), Tipping (15) y Walters (19). Un equipo bajo, pero que rindió en el ida y vuelta por la dinámica que impuso. En el equipo de Jaule se vieron buenos pases al lado ciego, hubo cortes al aro que terminaron con dobles y cuando tuvo que seguir corriendo lo hizo de forma exitosa con Vieta como abanderado. El incesante goleo de Thomas tuvo continuidad, pero no resultó suficiente para generar la reacción de Petrolero. Corriendo la cancha y sin sobresaltos en el tablero, Del Progreso hilvanó su primera victoria. Muy festejada por cierto.

Ahora los de Jaule saldrán de casa. La semana que viene visitarán a Deportivo Viedma (12 de noviembre) y a Atenas de Patagones (14 de noviembre). El regreso a El Gigante de calle Maipú será el 19 de noviembre.
Informe: Prensa Del Progreso.


Unión 91-84 Deportivo Norte 

Los de Juan Siemienczuk volvieron a ganar en condición de local. Fue por 91-84 ante Deportivo Norte. Patricio Rodríguez fue el goleador del Tatengue con 21 puntos.

La sonrisa volvió a los rostros de los Rojiblancos. Tras dos caídas al hilo llegó la recuperación, ante su gente. Aunque al principio le costó, con el correr del partido Unión pudo ir adueñándose del encuentro y terminó coronando una nueva noche de gloria.

Patricio Rodríguez fue el destacado del conjunto local tras marcar 21 puntos, llegando a los 2000 en la segunda división del básquetbol argentino. Por el otro lado, Lautaro Fraga fue el máximo artillero con 24 tantos.

Patricio Rodríguez: «Veníamos de un mal partido en casi todas las líneas. Hoy también arrancamos mal. Salimos con otra mentalidad al segundo tiempo y sacamos una buena diferencia para manejar el partido. Para el próximo debemos defender más duro».

Informe: Prensa Unión.


Racing 94-70 Estudiantes

Anoche en el Estadio «Oscar y Alfredo Barca» del Club Deportivo Colón, Racing de Chivilcoy sumó su segundo triunfo consecutivo en La Liga Argentina, venciendo a Estudiantes de Olavarría por 94-70, en un juego donde mostró un excelente nivel, por momentos con lujos. En Racing, los valores más destacados fueron Erbel De Pietro (30 puntos con 6 triples), Carlos Paredes (17 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias), Nicolás Ojeda (16 tantos y 6 rebotes), y Santiago Barrales (20 unidades y 6 rebotes); mientras que por el lado de Estudiantes lo mejor pasó por Jeffrey Merchant (15 puntos y 6 rebotes), Pablo Moya (12 tantos), Santiago Arese (11 unidades) y Agustín Brocal (11 puntos). La semana próxima, Racing saldrá a la ruta para cumplir su primera gira en La Liga Argentina, jugando el lunes en Concepción del Uruguay frente a Parque Sur, el miércoles también en Concepción del Uruguay pero ante Rocamora, y el viernes en Colón ante La Unión. El siguiente compromiso de local será el martes 20 de noviembre, oportunidad en la que volverá a jugar en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca” recibiendo a Gimnasia de La Plata.

En cuanto al partido de esta noche, Estudiantes comenzó con buenos porcentajes y se adelantó en el marcador, mostrando variantes y volcando el juego sobre Pablo Moya. El local se encontró con una dura defensa y tuvo dificultades para anotar. Además, el visitante estuvo positivo desde más allá de los 6,75 (anotó las dos primeras bombas lanzadas) y se escapó 10-3, obligando a Diego D’Ambrosio a solicitar minuto. A la salida, Carlos Paredes castigó con 5 puntos consecutivos para mantener al local expectante, pero Alejo Barrales cometió su tercera falta y debió irse al banco. De todas maneras, Estudiantes aprovechaba los centímetros de Moya en el juego interno para mantener una brecha de 6-8 puntos. Una bomba de Tyrone O’Garro, una buena defensa y otro triple de Paredes (10 puntos hasta ahí) le dieron a Racing la chance de meterse definitivamente en partido. En el cierre intercambiaron punto por punto, y con una jugada de tres puntos de Jeffrey Merchant, el visitante cerró arriba por 23-20.

Con respecto al segundo período, ya con los dos técnicos proponiendo las rotaciones, Santiago Barrales comenzó encendido con 5 puntos y una gran asistencia para la volcada de O’Garro, pero del otro lado el visitante se alimentó de triples para seguir al frente en el marcador. Promediando el cuarto, Estudiantes se colocó arriba por 29-27, pero Santiago Barrales continuó con buenos porcentajes y el equipo de Chivilcoy equiparó el marcador. Merchant complicó en el poste bajo y el técnico local puso a Daniel Hurtt a defenderlo, debutando con la camiseta de Racing. En el cierre, Santiago Barrales clavó su tercer triple, el local defendió muy bien y Erbel De Pietro dibujó una jugada de tres puntos, para que Racing se lleve el primer tiempo por 43-39.

En cuanto al tercer período, el equipo de Chivilcoy comenzó defendiendo muy bien (mantuvo a Estudiantes casi 3 minutos sin anotar) y aprovechando los centímetros de Nicolás Ojeda llegó a sacar la máxima de 8 puntos (51-43). El visitante llegaba con jugadas personales de Agustín Brocal, pero O’Garro contestó con una nueva bomba para agrandar aún más la brecha, llegando al promedio del cuarto con la victoria parcial del local por 56-47. Ojeda siguió aprovechando los espacios y mostró su momentos (10 puntos en el cuarto), y Racing siguió liderando el tablero, aunque Santiago Arese se puso el equipo al hombro y mostró su jerarquía para mantener expectante el visitante. En el cierre, De Pietro clavó un triple para despegarse nuevamente, y luego de una buena defensa, Ojeda sumó una nueva conversión, llegando a los últimos 10 minutos con la victoria local por 65-58.

En el último cuarto, el equipo de Chivilcoy metió una corrida de 7-0 en los primeros dos minutos, y empezó a asegurar las acciones porque no aflojó nunca en la concentración y en la intensidad defensiva. Santiago Barrales y De Pietro siguieron sumando como referentes ofensivos, y de repente la brecha se estiró a 16 (74-58); la sequía visitante fue rota por Merchant cuando se jugaban 3m30s, pero Ojeda prolongó su buen momento y Racing llegó a la distancia de dos decenas (83-62) cuando promediaba el período, tras una volcada de contra de De Pietro. En los últimos minutos, ambos entrenadores entendieron que las acciones estaban liquidadas, y lentamente empezaron a darle minutos a todos. Finalmente, Racing se quedó con la victoria por un marcador de 94-70.

Informe: Prensa Racing.

 

Artículo anteriorFerro festejó el pase en Comodoro
Artículo siguienteGuillermo Durán: «Nosotros hacemos un asesoramiento, las decisiones son de la ADC»