Sin dudas algo que marcó la novena jornada de la ACB fue la vuelta de Nicolás Richotti al rectángulo de juego. En el partido que el Tenerife recibió al Valencia en el Santíago Martín. La hinchada tinerfeña ovacionó de pie el regreso del argentino luego de diez meses y diez días. Vale recordar que Nicolás Richotti sufrió en enero de 2018 una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha.

A más de 10 mil kilómetros de distancia Marcelo Richotti, padre de Nico, vio el regresó de su hijo al campo de juego y nos cuenta sobre sus sensaciones y como lo vio llevar el proceso de recuperación durante estos diez meses.

«Sinceramente es una profunda y gran emoción, aquellos que vimos el proceso de estos diez meses y sabemos todas las vicisitudes, dificultades que pasó Nico (Richotti). La verdad valoramos mucho el hecho de que haya podido entrar a la cancha, habiendo pasado todo lo que pasó. Me emocionó mucho verlo entrar y mucho más me emocionó ver la reacción de la gente cuando se puso de pie para ovacionarlo y aplaudirlo en su regreso al equipo y a jugar. Eso demuestra un gran respeto, un gran cariño que tiene toda la gente de la Isla por Nico y que lo consideran un tinerfeño más. La verdad es que no hay palabras de agradecimiento para todo el afecto que le brindan día a día, que le brindaron antes y que seguramente se lo brindarán en cada una de las presentaciones que tenga el equipo».

«En estos diez meses siempre lo vi bien y optimista. Las veces que hemos hablado y el periodo que estuve yo con el en la Isla, sinceramente lo vi con muchas ganas de recuperarse y con una gran responsabilidad para poder hacer el trabajo que tenía que hacer de la mejor manera. Siempre estuvo positivo y a pesar de que, seguramente, tuvo momentos difíciles que quizás nosotros no nos enteramos, el siempre se manifestó con mucha felicidad y ganas de poder volver lo antes posible. En ese sentido siempre lo vimos bien, yo particularmente lo vi bien y de una manera muy positiva».

«Con respecto a la presencia de Nico Brussino en el equipo, creo que seguramente el hecho de estar con un compatriota y con alguien que él ya conocía, de compartir momentos en la Selección, lo ayudó a poder distraerse un poco más y poder hablar con alguien de su país de cosas comunes que pueden llegar a tener. Desde mi punto de vista creo que lo pudo haber ayudado más que nada para no estar pensando tanto en esa recuperación sino también en poder disfrutar de otras cosas que tienen en común».

«Siempre que nosotros hablamos y que tuve la posibilidad de estar con él y charlar sobre este proceso, siempre mis palabras fueron para que tenga paciencia, para que siga trabajando duro y obviamente para que no se apure en volver, eso es lo más difícil de contener. Así que más que nada ese era el consejo, que sea cauteloso con el proceso de recuperación y respetuoso con los tiempos».

«Yo creo que Nico tiene muy en claro muchas cosas, respecto a su profesión, y sabe que está lesión que tuvo de la única manera de que se sale es estando fuerte mentalmente. Nico tuvo que estar ausente de las canchas también en los años anteriores por una lesión en el hombre, por una en un dedo y por una en la rodilla. Estuvo muy golpeado durante estos últimos dos o tres años y sinceramente se fortaleció mentalmente para saber de que manera proceder a la hora de tener una lesión como la que tuvo. Su experiencia, con las lesiones anteriores, seguramente lo ayudó a estar mentalmente preparado para afrontar con mucha más entereza está última lesión que tuvo. Sin duda que mentalmente él estuvo fuerte y se apoyó en las cosas que le hacen bien como es su familia, su mujer y todos los amigos que están pendientes de su proceso de recuperación. Pero su mentalidad es una de las cosas que fortaleció con toda la experiencia en las lesiones anteriores».

INFORME: Argentos X el Mundo (Twitter: @ArgsXMundo)       

 

Artículo anteriorVictoria de Del Progreso Rocamora y Echagüe
Artículo siguienteFacundo Müller: «Si podemos desarrollar nuestro juego, podemos ganar»