KODAK Digital Still Camera

Del Progreso 87-75 Atenas

Una trabajosa y justificada victoria (87 a 75) logró Del Progreso ante Atenas de Patagones. Jaghawn Walters desequilibró en ofensiva y le aportó 31 puntos al ganador.

Los dirigidos por Daniel Jaule resultaron justos ganadores en el atractivo cotejo que le permitió a los roquenses alcanzar su segundo triunfo en lo que va del torneo (récord 2-7); el 87 a 75 dejó satisfechos a varios, por el calibre del adversario y, sobre todo, porque en lo colectivo Progreso funcionó como equipo.

Con la serenidad que repartieron Favio Vieta y Adriano Maretto, más el sacrificio que impuso en los acrílicos con cada uno de los suyos y donde sobresalió la labor de Jaghawn Walters (31 puntos) los roquenses hilvanaron un importante triunfo ante uno de los protagonistas de la Conferencia Sur. El juego empezó con marcas individuales en ambos costados del rectángulo de juego; Progreso se aferró a la serenidad en la ofensiva, moviendo bien el balón y con eso se adelantó en el tablero 6-2 (el trabajo de Facundo Brizuela, 13 puntos, ya había empezado a dar sus frutos).

Pero en el aro contrario la presencia de Latanna Nwogbo (28) y las apariciones esporádicas de Joaquín Gamazo (15) fueron cuestiones que Jaule debió trabajar llevando a sus dirigidos a la banca de suplentes. Atenas supo gobernar el lumínico 12-8, pero después nunca más tomó las riendas del partido.

Jaule acomodó la falencia en la pintura con una zonal -a la cual le combinó una presión arriba del campo de juego- y eso le dio buenos resultados porque Progreso lo igualó en 16 y terminó llevándose el primer cuarto 28 a 19.

Con el correr de los minutos entró con más frecuencia en escena Walters (35-23 para Progreso); Jaule alternó de forma acertada con Javier Marettó y Javier Ledesma. Además volvió a encontrar en el rendidor Gustavo Maranguello(18) gol y buenas producciones defensivas, y eso se sintió en el tablero porque cada vez que Atenas intentaba la reacción Progreso logró apagarla a tiempo con sacrificio en cada rebote (Tomás Ligorria, Facundo Brizuela, Rodrigo Acuña y el mismo Walters) y salidas en contraataque (26 anotaciones). El primer tiempo culminó 47 a 37 para los locales.

El local entró concentrado al complemento y logró una luz de 16 puntos (61 a 45 al promediar el tercer parcial), fue porque el balón se movió bien y porque la defensa siguió alimentando algunas corridas productivas; Atenas nunca encontró el tiro de 3 (1 de 17) y eso lo sufrió, ya que las segundas opciones en ese lapso no abundaron para los dirigidos por Manuel Gelpi.

A pesar de tener que soportar el buen trabajo de Lotanna Nwogbo, Progreso supo hacer su juego en ofensiva moviendo bien el balón, incluso poniéndolo en cercanías del aro rival con posteriores anotaciones vistosas.

Las reiteradas falta del visitante ayudaron al local a seguir alimentando el tablero punto tras punto desde la línea de simples (27 sobre 40 intentos), y con eso Progreso siguió dominando el partido.

A los 10′ finales Progreso entró a cancha con una ventaja de 15 puntos y la cuidó con cierta autoridad; Atenas se libró al juego dinámico a su tiro perimetral, falló mucho, y a pesar de bajar las cifras a 9 puntos a escasos 5′ para el cierre del partido, nunca logró poner en aprietos a Progreso.

Atenas insistió: se puso a 10 con 3′ por jugar y la bola en su poder, pero un robo y bandeja de Maranguello, más las apariciones de Walters, lograron alejar el peligro para los locales; Maretto y Vieta hicieron un buen trabajo subiendo el balón y eso ayudó a un cierre de partido exitoso para Progreso: que alcanzó su segundo triunfo en el certamen.

Informe: Prensa Club Del Progreso.


Rocamora 72-67 Platense

Al cabo de un partido que tuvo de todo, Rocamora venció este lunes 72-67 a Platense y alcanzó nuevamente la punta de la División Centro Sur de La Liga Argentina de Básquet junto a Estudiantes de Olavarría y el propio Calamar. El Rojo fue superado al cabo del primer tiempo en el que llegó a estar 12 puntos abajo pero en el segundo mostró otra cara y se alzó con un gran triunfo. El base Facundo Gago, con 22 puntos, 3 rebotes y 4 asistencias fue la figura del juego; Sebastián Uranga, con 18 puntos y 6 rebotes, se destacó en la visita.

El desahogo final con el que los jugadores del Rojo celebraron el triunfo junto al gran marco de público que se dio cita fue una muestra cabal de lo que costó lograr esos dos puntos. Y porque enfrente hubo un rival que saltó mejor a la cancha y que de buenas a primeras estaba ganando 2-10. Varas tuvo que pedir minuto pero recién en la parte final del cuarto el equipo mejoró con el manejo de Gago, un triple de Paparini y algo de Araujo. El cierre fue 15-17.

El inicio del segundo parcial Rocamora logró igualar (17-17) pero enseguida el Calamar contestó con triple de Bruna y acto seguido se puso 17-24. Ese desconcierto del local se cortó tras un doble y falta que acertó Paparini para emparejar las cosas. Pero el Rojo volvió a jugar mal, Paparini recibió un técnico, Platense volvió a alejarse (20-31) y más tarde con un triple de Lorio sacó la mayor diferencia (22-34).

Rocamora estaba para el cachetazo aunque sobre la chicharra Bruna le convirtió falta a Gago y el base sacó tres libres. Además, Bruna recibió un técnico en la protesta y a continuación hubo otro para el Cholo Vázquez que estaba como loco. La cuestión es que Gago anotó dos de los tres para que el primer tiempo finalice 26-34. Los dos técnicos pasaron para el reinicio y Dominique Shaw acertó solo uno.

El clima para con la terna arbitral no era el mejor, desde ambos lados. Platense buscó serenarse en el inicio del tercer cuarto con el goleo de Seba Uranga pero Rocamora salió con otra mentalidad y gracias a los triples de Shaw y Facundo Gago igualó el marcador (39-39). Esa alegría le duró poco al local porque Lorio y Bruna castigaron con sendas bombas para volver a estirar aunque el Calamar ya no fue el mismo colectivamente. Manuel Olocco igualó el tablero y más tarde Gago, con otro triple, puso adelante al local (49-46).

KODAK Digital Still Camera

Platense logró resistir ese cierre apretado y quedó arriba 53-54 pero el partido ya estaba decididamente abierto para los dos. En los primeros dos minutos del último cuarto hubo tanto nerviosismo que ninguno de los dos pudo anotar, hasta que Exequiel Gaído cortó la sequía (55-54). Rocamora apostó a defender pero teniendo a sus internos Paparini y Cook con 3 y 4 faltas. Araujo también tenía 3 y después llegó a la cuarta. Fueron palo y palo hasta que Gago con una bandeja, y Paparini con doble largo y después con un triple dejó el tablero 69-63 a falta de un minuto y medio.

El estadio ganó en locura porque falta poco y era cuestión de mantener la cabeza fría y defender para lograr el triunfo. Sin embargo, un error propio más dos pitazos –el segundo más que dudoso- le dieron vida a Platense que si hubiera acertado los cuatro libres igualaba el tablero. Con 34 segundos por jugar el Rojo manejó la bola hasta que Araujo logró la falta y metió dos libres limpitos que le devolvieron el alma a más de uno (71-67).

Vázquez pidió otro minuto pero la acción consecuente no salió como esperaba porque Rocamora se armó para defender y la jugada de Pais terminó en las manos de Shaw. Todo Platense salió a reclamar una falta. Shaw anotó uno más pero la historia ya estaba sentenciada.

Después, en un final que no le hace nada bien a este deporte, Vázquez se fue a cargar contra los árbitros, esto derivó en la intervención policial para retirar a los jueces y en ese frenesí hasta hubo un forcejeo de Alejandro Pappalardi con un policía que bien podría haberle costado un dolor de cabeza al capitán visitante. Con ese final caliente de un lado y Rocamora festejando del otro se fue un partido que en el primer tiempo parecía que podía ser para uno pero que terminó siendo para el otro.

Informe: Prensa Rocamora.


Echagüe 84-81 Sportivo América

Este lunes, Echagüe volvió a presentarse en condición de local, por una nueva fecha de La Liga Argentina. Los dirigidos por Daniel Beltramo le ganaron a Sportivo América de Rosario, por 84 a 81. El local contó con el debut en la temporada de Franco Barroso (23 minutos, 16 puntos) quién arrastraba una lesión de la pretemporada.

Durante los primeros cinco minutos los dos equipos estuvieron erráticos, a Echagüe le costó mucho la defensa y los tiros de tres. Sólo en Lewis pudo encontrar la carta goleadora y Toia igualó las acciones (7-7). Con un doble y falta de Knecht el local pasó al frente 10-9 pero seguía probando desde la línea de triples, sin éxito, lo mismo su rival. Zustovich aportó en la última ofensiva del cuarto el primer triple del juego para el AEC y se fueron al primer descanso 15-11 arriba.

Con un triple de Osores arrancó el segundo período, Morgan Jr. achicó la distancia sumando cinco tantos (25-21), pero el conjunto local movió la bola, apostó al juego de pases, aunque no pudo volver a sumar por varios minutos, en tanto Caraballo acercó a sólo dos la diferencia a Sportivo América; Moreno anotó de tres para el Negro. Quedando 42 segundos para el final, Domínguez igualó el encuentro y en el último tiro, Shepard probó de tres y marró su intento, por lo cual el tanteador quedó 33-33.

El tercer cuarto arrancó con un parcial 4-0 para los rosarinos, para pasar al frente, Caraballo estuvo inspirado y anotó de tres (42-37) y luego dos más para el 44-37, lo que obligó a Beltramo a pedir tiempo muerto cuando quedaban 6’21». A Sportivo se le abrió el aro mediante una buena organización en ataque, y logró sacar una buena ventaja (50-41), Osores descontó de tres para Echagüe, luego Mare hizo su aporte para tratar de achicar la distancia; el ingreso de Levin renovó la movilidad del local, pero en defensa siguió careciendo de efectividad. Dos simples convertidos por Domínguez le dieron el triunfo parcial por 60-49 a la visita.

Barroso sumó un doble y falta en la primera ofensiva del último cuarto, para acortar a ocho puntos la distancia con su rival. El juego siguió con la misma tónica de los anteriores, Echagüe cometió fallas defensivas, llegó a achicar 57-63, por la baja en efectividad del Verde. Crotti convirtió dos simples y luego Osores (65-59), con 2’54» para el cierre, Toia anotó un triple y dejó a Echagüe a cinco puntos, y luego Osores desde la línea de 6,75mts acortó aún más la distancia (65-68), Caraballo marcó con comodidad y en la siguiente jugada, el árbitro le dio técnico al entrenador de Sportivo, Anglese, y Osores anotó sus dos simples y así quedar a uno: 69-70.

Quedando 48.6 segundos en el electrónico, Caraballo se anotó dos simples más en su cuenta. Y con sólo 1.3 en el reloj, Toia consiguió una falta y anotó los dos simples para igualar en 72.

En el tiempo extra Barroso sumó primero para Echagüe con dos simples, Crotti encestó uno de sus dos lanzamientos y luego con un triple dio vida al Verde. Toia robó el balón y le dio la chance a Knecht de anotar casi sin marca (79-76), si bien Echagüe tomó rebotes, siguió fallando en el uno contra uno y Caraballo se hizo con un doble más. Crotti igualó en 79 con dos posesiones por jugarse, Barroso una vez más, con doble y falta sumó para el local (82-79). Crotti anotó dos de tres simples y acercó a uno a Sportivo; luego de dejar correr algunos segundos, Toia encontró el hueco para anotar un doble y llegar a los 84 puntos. Finalmente fue victoria del Negro por 84-81, la segunda del torneo.

Informe: Prensa Echagüe.