El pivot argentino Marcos Delía (9 puntos y 7 rebotes, 5 defensivos), que está tercero en rebotes con 5.9 promedio por partido, habló sobre la victoria de Argentina sobre Estados Unidos por 80 a 63.

«Más allá del inicio, que sabíamos que podía pasar,  mantuvimos el juego que queríamos hacer en el plan. La defensa fue excelente y los hicimos jugar incómodos. Fue un premio ganarle a Estados Unidos. Es una generación nueva que se está jugando, no se gana todos los días ni a Estados Unidos ni en general».

«Más allá de las ausencias importantes, es un equipo que siempre da la cara y nos merecemos disfrutar de victorias así. No tenemos que pensar en lograr los mismos resultados que la Generación Dorada, si no en formar un grupo y rendir y los resultados vendrán solos. Yo siempre trato de jugar bien y ayudar al equipo», destacó el jugador del UCAM Murcia en la Liga ACB de España.

Audio:

Fotos: FIBA

Artículo anterior«Esta es una camada hermosa»
Artículo siguienteLucas Faggiano: «Me trajeron para hacer mi juego»