San Isidro 87-72 Ameghino

San Isidro ganó y sigue invicto de local. El equipo de calle Corrientes venció por 87-72 a Ameghino y extendió así su condición de invicto jugando en San Francisco. James Cambrone y Juan Ignacio Rodríguez Suppi los mejores de los halcones rojos.

Tuvo que trabajar y mucho para poder desenredar una historia que recién en el final lo tuvo como vencedor. Y es que San Isidro tuvo que dejar atrás una primera mitad olvidable y sobreponerse para adueñarse del tanteador y quedarse con el partido sobre Ameghino por 87-72 para extender su localía invicta en la va de la 2018/19 de la Liga Argentina de básquet.

Porque San Isidro, que durante los primeros veinte minuto no encontró nunca ni la forma apropiada ni la fluidez adecuada, entro en ritmo cuando volvió del descanso largo. Mejor en defensa, pero sobre todo, mucho más coherente y lucido en ataque, el equipo de Sebastián Torre supo hacerse su propio camino para dejar atrás todo lo que había hecho mal y quedarse con una victoria en casa que le permite seguir en lo más alto de la Conferencia Norte.

Informe: Prensa San Isidro


Petrolero 80-71 La Unión

Petrolero derrotó 80-71 a La Unión de Colón este miércoles por la noche y sumó su tercera victoria de forma consecutiva. El equipo conducido por Federico Brun ha dado un paso importante en este arranque de año que lo encuentra en senda levantada, volviendo a ganar en casa, con plantel completo y generando un buen impulso dentro de la tabla de posiciones de la Conferencia Sur.

Tras las victorias ante Rocamora en casa (76-70) y Rivadavia en Mendoza (71-69), Petro tenía la misión de volver a sumar ante un rival casi directo como lo es La Unión. Los entrerrianos llegaron al partido de esta noche con ansias de recuperación, sin embargo se encontraron a un local que supo madurar el partido y controlarlo hasta el final.

Antes del partido de esta noche, los de Neuquén se encontraban en el 8° puesto de la Sur, pero tras la victoria consiguieron escalar al 5° lugar de la conferencia y adentrarse de a poco en la pelea por las posiciones de privilegio.

Ahora Petrolero tendrá un descanso de una semana, teniendo en cuenta que su próximo partido será el 31 de enero cuando reciba a Estudiantes de Olavarría. Por su parte, La Unión ahora deberá seguir con su gira por el sur argentino, recordando que el viernes visitará a Centro Español en Plottier y el día sábado hará lo propio ante Del Progreso en General Roca.


Gimnasia LP 81-77 Atenas

Una merecida, trabajada e importante victoria logró Gimnasia en una nueva presentación en la Liga Argentina de Básquet. Fue por 81 a 77 ante Atenas de Patagones y de esta menara se sigue haciendo fuerte como local, instancia en la que triunfó en los tres partidos que jugó en la segunda fase de la competencia.

Merecida porque fue el que mejor buscó el camino a la victoria, trabajada porque debió esperar al último tiro para poder festejar e importante porque le permite alcanzar a su rival y perfilarse para meterse, al menos, en la mitad de la tabla. El goleador del ganador y figura excluyente de la noche fue Delvin Dickerson, autor de 25 puntos y 10 rebotes.

Arrancó mejor la visita, a partir de la presencia de su extranjero, Nqowbo, que lastimaba en la pintura y facilitaba tiros de los perimetrales cuando ajustaban su marca. Por el contrario, Gimnasia no encontró camino fácil al gol y dependió más de algún intento individual ante la falta de fluidez colectiva. Así, Atenas sacó la primera ventaja del partido, controlando a un local demasiado acelerado en el campo visitante.

Los triples de los del sur abrieron la brecha y al comenzar el segundo cuarto, Mauro Tartaglia mandó a la cancha a Dickerson y ésa sería la llave del partido. El norteamericano empezó a hacer de todo, pero su equipo no lo seguía. Por eso, Atenas, con una buena circulación ofensiva sacó la máxima luz del partido (28-19) , que por otra parte sería su mejor momento del juego. Allí hubo un quiebre en el partido. El entrenador mens sana pidió un minuto, retó fuerte a sus jugadores y, a la vuelta, estos le dieron la razón: con el moreno como estandarte el equipo mejoró la defensa, mostró otra actitud y el gol empezó a llegar con mayor fluidez.

Un parcial de 11 a 2 lo puso en paridad (30-30) y nunca más soltaría las riendas del partido. Se fueron al descanso con Atenas uno arriba (38-37) pero la sensación era que ya Gimnasia sabía cuál era la tarea.

Y la empezó a consumar en el tercer cuarto. Remolina condujo con eficacia, Zuvich hizo una fenomenal demostración de entrega en defensa y ataque, y Dickerson se encargó del resto. En la mitad de ese cuarto, el Lobo ya estaba 8 arriba (51-43), pero los visitantes encontraron goles fáciles ante descuidos del local y lograron emparejar hacia el final del cuarto (56-56).

La definición fue palo a palo. La paridad se mantuvo y nadie pudo sacar la ventaja que lo tranquilizara. Apenas un pasaje de los patagónicos hizo sembrar alguna duda en el Polideportivo (triple de Pau y dos dobles seguidos de Ngowbo a falta de 4.25 para el final), pero dos bombas de Remolina y Sesto trajeron tranquilidad a los hinchas del Lobo.

Y ya en el tramo final, fue más un partido de defensas que de ataques, Gimnasia no se equivocó y el extranjero visitante dejó pasar la chance cuando faltaban apenas 10 segundos queriendo volcar una pelota, errándole al aro y cometiendo su quinta falta en el rebote. Remolina lo sentenció desde la línea de libres y el último triple de Atenas, casi sin segundos para armar el tiro, se quedó corto y festejó Gimnasia.

Informe: Prensa Gimnasia


Villa San Martín 87-74 Independiente

Villa San Martín recuperó la sonrisa y festejó en casa. El Tricolor trabajó al máximo y derrotó a Independiente por 87 a 74 en un juego correspondiente a una nueva fecha de la Liga Argentina de Básquet. El goleador del elenco ganador fue Alejo Britos con 22 puntos, mientras que el máximo del juego fue Federico Mansilla por la visita con 27 unidades.

El partido se iniciaba con dos equipos muy intensos, aunque los locales eran apenas mejor mediante lanzamientos precisos de Agustín Carnovale y Franco Vieta (11-7). El partido en líneas generales era siempre con Villa San Martín con una mínima, pero lo que también había que remarcar era la efectividad de Federico Mansilla por el lado de los santiagueños que le permitían estar siempre en juego (22-17).

Las acciones resultaban muy interesantes en este primer cuarto, donde dejaba en claro que siempre que Villa San Martín buscaba imponer o entablar su juego, había una reacción santiagueña que no dejaba al rival asentarlo; primer cuarto para los locales por 24 a 18.

La intensidad continuaba en el segundo acto, pero por suerte para los locales Alejo Britos estaba muy efectivo desde los 6.75 y eso se notaba en el score (36-28). Por el lado de la visita, había mucha entrega en todos sus hombres y eso se notaba en el rendimiento del equipo, quien nunca se desesperaba y eso lo mantenía a la expectativa (37-30).

El partido cerca del cierre se inclinaba de forma favorable para los locales, que con sus individualidades importantes daban esa tranquilidad necesaria para ir al entretiempo con ventaja de 47 a 36 ante un Independiente que aflojaba las cargas o se lo veía opacado en varios lapsos por el atropello Tricolor.

El tercer cuarto estaba más que tranquilo para Villa San Martín, Franco Vieta generaba estragos en la defensa rival y por ende el score era contundente (57-45). Cuando todo parecía un partido más que tranquilo para los locales, Independiente tenía o mejor dicho, demostraba una reacción importante y eso lo volvía a depositar en partido mediante la garra y efectividad de Federico Mansilla (57-54).

El cierre del cuarto permitía que el Tricolor se acomodara y con Sebastián Picton determinante en la última bola cerraban el tercer cuarto con ventaja de 67 a 59.

El último chico nuevamente tenía a los locales más claros en ataque, donde este tenía el afortunado ingreso de Cristian Rossini quien rápidamente se hacía sentir en la zona pintada (70-61). A medida que pasaban los minutos, el juego volvía a ser muy intenso y de ida y vuelta, donde dejaba más que claro que el final iba a ser muy ajustado (76-69).

En el final del match se podía observar que Villa San Martín con toda su experiencia encabezada por Agustín Carnovale junto a la muy buena performance de Alejo Britos sacaban un gran juego por 87 a 74 y el regreso al triunfo ante un difícil rival como lo fue Independiente de Santiago del Estero.

Informe: Prensa Villa San Martín

 

 

Artículo anteriorDiego Lo Grippo llega a San Lorenzo para la LDA
Artículo siguienteQuilmes se recuperó al derrotar a Gimnasia