Héctor Campana estuvo presente en el estudio para hablar de todo en 3X3 Radio. El Pichi recorrió parte de su carrera, anécdotas, su prueba en la NBA, la Selección Argentina más las críticas al momento de la Liga Nacional.
Video con audio completo de la nota y abajo, las frases más destacadas:

Las frases con los temas más importantes de la nota

«Fue difícil entrar a la política, un ambiente que uno no conocía, yo tenía un preconcepto general. No me arrepiento pero las cosas no fueron como yo pensaba. Yo soy autocrítico y se en las cosas que me equivoqué. Si uno va cambiando de opinión, en la política te matan».

«Yo no tengo miedos de hacer algo, sino no me hubiera metido en la política, ni hubiera sido padre a esta edad. No hay que tener miedo, pero sí hay que ser autocrítico y aprender de los errores».

«No creo que nadie tenga la verdad absoluta, como primera premisa. Creo que el pensamiento político o la ideología puede influir, pero uno puede creer en una cosa y el otro puede creer otra».

La relación del «Pichi» con Marcelo Milanesio

«La historia deportiva con Marcelo Milanesio la conoce todo el mundo, pero nadie conoce la relación humana que tenemos después que dejamos de ser profesionales. Antes teníamos otra relación, compartíamos muchos momentos pero el básquet ocupaba todo el tiempo, ahora es más fuerte, distinta. Nos podemos decir un «te quiero» y es muy fuerte….Para nosotros es una emoción que te sigan reconociendo, que te pidan un autógrafo o una foto, te hace pensar que algo habremos hecho».

La visión crítica con el presente de la Liga Nacional

«¿Quién discutía antes el nombre de la Liga Nacional de Básquet? Era una marca registrada y ahora tiene un nombre que no representa absolutamente nada «La Liga»».

«Veo mucho NBA, porque no puedo seguir la Liga, porque no sé cuando se juega, ni el día, ni de noche, de tarde o mañana, estoy mareado. El básquet es de la familia, nos queremos parecer a la NBA y es ridículo. No me gusta el calendario, ni saber cuando se puede jugar, que en un mes un equipo tiene muchos partidos y después ninguno. Son muchos juegos para lo que tenemos de estructura. Hablaba con Magnano y me decía que no hay momento para entrenar y mejorar».

«He visto poco de Liga Nacional, no te digo que sea por el tema que te contaba de los días. Me cuesta sentarme a ver un partido, pero es una cuestión personal. Le perdí el gusto.»

«En Argentina no se sientan en una mesa a discutir nada. La Confederación Argentina de Básquet es el ente madre y tienen que ponerse de acuerdo con la Asociación de Clubes. ¿Están coordinados los calendarios de la Liga con las competencias de la CABB?».

«Es bueno que haya un cambio, pero también está bueno que se reconozcan cosas que está mal. ¿Cómo puede ser que el Juego de las Estrellas no esté en el calendario oficial de la Liga Nacional». Con Marcelo Milanesio fuimos en auto al primero. Hubieron juegos espectaculares. Hoy se eliminó de la temporada. ¿Juntar a los jugadores después de que termina la competencia? ¿No es lógico que esté incorporado en el calendario y se pongan de acuerdo? ¿Volarlo porque ahora hay uno que tiene el poder? Si la AdC quiere compartir el Juego hay que debatirlo, y tiene que haber dos partes con ganas de debatirlo, no una sola. Esto lo hacen para ahogar económicamente a la AdJ… También es verdad que los jugadores también tienen algo de culpa, muchos tienen que dejar de mirar su propio ombligo y pensar más allá de eso».

«Tenemos una Liga de Desarrollo para fomentar el básquet, pero no tenemos un límite de extranjeros para jugar La Liga Nacional. Los jugadores no son enemigos, los entrenadores tampoco, los periodistas menos, tampoco los representantes. No hay que pensar que uno tiene la visión absoluta… El básquet argentino se tiene que ordenar, entre todos los estamentos hay que encontrar un camino».

«El amor por el básquet y las ganas de involucrarme me ha traicionado. Vine a Buenos Aires a una reunión de dirigentes en Obras Sanitarias donde me invitaron a participar pero me pareció que sólo buscaban un empleado… No me gustaría ser el presidente de la AdC, en su momento era una posibilidad, pero ellos no fueron honestos con eso, creo que buscaban un gerente o algo por el estilo».

«La Liga es muy sana, no voy a decir que no han sabido cambiar situaciones económicas difíciles, pero es algo que siempre pasó. No voy a decir que todo lo que hace esta dirigencia está mal, los clubes estaban muy desprotegidos también. Pusieron tres árbitros, bárbaro, pero ¿mejoraron la economía de los clubes?. Hay clubes que económicamente están complicados»

«No me parece que tiene que haber extranjeros en Liga de Desarrollo. Existe esta competencia para desarrollar jugadores argentinos… Ahora, está la excusa que no hay jugadores. Yo no creo que no haya jugadores, creo que hay que trabajar mejor.»

«Si tenés 20 equipos es lógico que los chicos van a jugar, pero hay que ver si esos chicos están listos para jugar, si no le estamos quemando etapas para ese chico.»

«No me gusta mucho el formato del Super 20 y después jugar la Liga Nacional. No sé si todos los equipos ponen toda la carne en el asador en el Super 20».

«Quería felicitar a los Jugadores por conseguir que, en poco tiempo, puedan tener su gremio. Es algo muy importante, muchos jugadores no le dan la importancia que tiene. Es fundamental para tener derechos y obligaciones. El esfuerzo de tantos años dio rédito para que salga Sijubara».

El presente de Atenas de Córdoba

«Atenas no está bien, juega con mucha juventud e inexperiencia y eso en Atenas es complicado. En un equipo como Atenas es difícil tenerle paciencia a los chicos. Está en un período de cambio, y en los últimos años ha tenido, no sé si decir la mala suerte, de gastar mucho sin tener resultados. Ahora se hace complicado mantener planteles a lo largo de los años.»

«El Atenas que jugó el Open McDonalds, que ganó 4 a 0 a Boca la Final de la Liga, se adaptaba a lo que tenía al frente, todos sabían lo que tenían que hacer. Sin dudas fue uno de los mejores equipos en lo que jugué».

El «Pichi» y la Selección Argentina

«En mi época, era otro tiempo de la Selección Argentina. Teníamos otra mentalidad. Yo no quería salir nunca, si no jugaba 40 minutos me enojaba. Había muchas rivalidades, es una lástima que no pudimos armar el grupo de otra forma».

«Después de una pelea con Lamas, donde yo renuncio a la Selección, estaba en mi casa, viendo una película y suena el teléfono, era Julio pidiendo que vuelva al equipo para el Preolímpico del 97. En ese momento me sentí útil para el equipo y tuve un buen torneo. Después me sacaron por un tal Ginóbili».

Reviví la genial anécdota del Pichi y su prueba en la NBA en el minuto 59 del audio-video

Artículo anteriorHispano se llevó un triunfazo de Nuñez
Artículo siguienteSábado con cuatro juegos en la Liga Nacional