Se espera un histórico fin de semana en Río de Janeiro con cuatro equipos de primer nivel que irán por la Copa Intercontinental FIBA. San Lorenzo debutará este viernes a las 17 ante el AEK de Grecia.

Restan algunas horas para que San Lorenzo de Almagro participe de un acontecimiento histórico, donde buscará la gloria máxima en la FIBA Intercontinental Cup, que se llevará a cabo viernes y domingo en Río de Janeiro, Brasil. Además del campeón de América, participarán del certamen: AEK de Grecia, Flamengo de Brasil y Austin Spurs de Estados Unidos.

El debut del equipo de Gonzalo García será ante el conjunto griego, quien llega a la competencia como campeón de la Liga de Campeones de Baloncesto de Europa en 2018. En el Arena Carioca 1, escenario que sirvió para los últimos Juegos Olímpicos en 2016, se enfrentarán estos dos elencos por las semifinales desde las 17 hora argentina, con transmisión de la TV Pública y DEPORTV en vivo.

Posteriormente, a las 20, se jugará la segunda semifinal de la FIBA Intercontinental Cup. Flamengo, equipo local, se medirá ante los Austin Spurs, equipo de la Liga de Desarrollo de los San Antonio Spurs de la NBA. Los ganadores de ambos juegos serán finalistas el próximo domingo, mientras que los perdedores jugarán por el tercer puesto, en la misma jornada.

Aquellos que hayan viajado a Brasil, y quieren presenciar los partidos, tienen estas alternativas para comprar los tickets:

Un pase de día, válido para cualquiera de los dos juegos (viernes, 15 de febrero o domingo, 17 de febrero); un pase de torneo, que otorga acceso a los cuatro juegos jugados en los dos juegos. El pase de un día varía en precio desde US $ 9 (35 reales brasileños) a US $ 35 (130 reales brasileños), mientras que un pase para torneos está a la venta desde $ 15 (60 reales brasileños) a US$ 52 (200 reales brasileños).

Las entradas puede comprarse en Jeunesse Arena, Avenida Embaixador Abelardo Bueno 3401, Barra de Tijuca, Río de Janiero. También, por un sistema online ingresando a este enlace.

Nota y foto: prensa SL
Gráfica interna: FIBA

Artículo anterior«Aproveché las oportunidades en ataque y en defensa»
Artículo siguienteSan Martín paró el buen andar de Quimsa