La Selección de Uruguay cayó ante México por 88 a 77 en el Gimnasio Nuevo León Unido en Monterrey y sólo le queda ganarle a Puerto Rico, el próximo lunes, en lo que será una verdadera final, si quiere conseguir el ansiado boleto a la Copa del Mundo FIBA 2019.

El equipo conducido por Ruben Magnano se posicionó en el cuarto lugar del Grupo E de los Clasificatorios de las Américas con récord 6-5, pero aún tiene posibilidades de sumarse a los clasificados del continente americano, Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos y Venezuela. Para eso deberá esperar a la última fecha de los Clasificatorios, el lunes 25, cuando enfrente a su rival directo, Puerto Rico, que está tercero (7-4) tras superar a Argentina 87 a 86, resultado que eliminó la posibilidad de la diferencia de puntos para el encuentro entre ambos y así es que el vencedor del duelo, sin importar por cuanto, logrará el último boleto que otorga el Grupo E de los Clasificatorios de América a la Copa del Mundo.

Lucas Martínez lideró el ataque de los ganadores con 23 puntos (6/9 en triples y 5/7 en libres), Víctor Álvarez lo secundó con 20 tantos (4/5 en triples) y 7 asistencias, mientras que Jorge Camacho colaboró con 13 tantos (2/2 en triples). Para el conjunto charrúa, sólo dos jugadores convirtieron en doble dígito, Luciano Parodi fue el máximo anotador con 18 puntos (4/8 en triples) y el joven Joaquín Rodríguez lo acompañó con 12 (3/5 en triples). Los líderes del equipo celeste, Esteban Batista y Bruno Fitipaldo, terminaron con sólo 9 y 7 puntos respectivamente.

México se presentó con un equipo de promedio 27 años y sin sus principales figuras y mostró una gran cara, se mantuvo al frente durante todo el encuentro y con un alto porcentaje de triples en la primera etapa (65 por ciento) marcó la diferencia, además de un parcial 10-0, sacó provecho de la defensa de Uruguay para cerrar el primer tiempo 42-34 y ganar los dos primeros periodos 19-16 y 23-18.

La máxima diferencia fue de 15 puntos y se dio en el tercer cuarto 58-43 a 2:37 del final, que terminó siendo de 13 con un parcial 18-13 (60-47). El cierre fue parejo y tuvo a Uruguay como vencedor en el último parcial (28-30) pero la diferencia a esa instancia ya era demasiada y el triunfo mexicano un hecho realidad.

México fue impecable en los lanzamientos de tres puntos con un 64 por ciento (16 de 25), además de un 66.67 en libres (12/18) y un 57.69 por ciento en tiros de campo, a la vez que capturó 32 rebotes (25 defensivos) y repartió 24 asistencias. El equipo conducido por Ruben Magnano repartió 19 asistencias, capturó 26 rebotes (17 defensivos) y si bien no tuvo un mal porcentaje en triples 40.74 (11/27), el dominio mexicano en tiros de larga distancias fue ampliamente superior y marco el rumbo de la victoria desde el inicio.

El equipo conducido por Iván Déniz cortó su racha negativa de 5 derrotas consecutivas en esta eliminatoria, suma récord de 4 victorias y 7 derrotas y cerrará su participación en el Grupo E con su juego del lunes contra Panamá (4-7), ambos se encuentran en las últimas posiciones de la zona.

Uruguay buscará la clasificación a la Copa del Mundo tras 33 años de ausencia, su última participación fue en España 1986, y tiene la gran chance en sus manos de poder volver a la cita que reúne a los mejores 32 equipos del mundo y hacer historia. Primero deberá enfrentar a Puerto Rico en una verdadera final, con entradas agotadas, y ante más de 10.000 personas, en el Coliseo Roberto Clemente.

Estados Unidos sigue cosechando victorias

El equipo norteamericano le ganó a Panamá por 111 a 80 y suma récord 9-2, al igual que Argentina, está primero en el Grupo E.

Cameron Reynolds con 26 puntos (6/11 en triples) fue el máximo anotador del vencedor, que además tuvo a Travis Trice con 14 unidades y 10 asistencias. En el equipo conducido por José Gómez lo mejor pasó por Javier Carter con 18 tantos y Eugenio Luzcando con 11.

Informe y fotos: FIBA

 

Artículo anteriorBrasil es carnaval, las voces de los protagonistas
Artículo siguienteArgentina cayó de pie ante Puerto Rico