El Verde estuvo siempre por encima en el marcador y llegó a abrir una brecha de 25 puntos; Leiva, figura con 16 puntos, 19 rebotes y 3 tapas.

El equipo de Chiche Jápez sumó el quinto triunfo consecutivo en el Gigante Verde y esta noche demostró una gran solidez en todas las líneas para superar a un equipo protagonista como Quimsa. No solo ganó, sino que además impuso condiciones y por momentos fue el claro dominador del juego: el marcador final fue 79-64, pero llegó a sacar 25 puntos de ventaja en los primeros minutos del último cuarto.

El Verde construyó la victoria a partir de dos pilares fundamentales: el poder de gol de Daviyon Dreper (21 puntos) y la enorme supremacía que ejerció Martín Leiva en ambos tableros (16 puntos, 19 rebotes y 3 tapones, para erigirse en la figura del equipo). Otro punto de inflexión para el triunfo de Estudiantes fue la lucha rebotera, la cual ganaron 52-42, pero sobre todo porque le anularon los puntos de segunda oportunidad a Quimsa (solo dos).

La Fusión tuvo una mala noche desde varios aspectos, pero especialmente en cuanto al tiro exterior, que es un arma que suele darle réditos al equipo de Silvio Santander: solo anotaron 6 de los 26 que ejecutaron (23 por ciento). También tuvieron muchas pérdidas (14), que se tradujeron en 18 puntos fáciles para Estudiantes. El partido se quebró rápido (9-0 con 5 puntos de Dreper en tres minutos de juego) y no tuvieron reacción como para regresar al juego tras ese golpe inicial.

Planilla oficial del juego

Nota: prensa Estudiantes
Foto: LNB Contenidos

Artículo anteriorUCU TV del 2 de marzo
Artículo siguienteSan Lorenzo festejó en Corrientes ante San Martín