Natacha Pérez fue la figura con 19 puntos en el triunfo de Berazategui, que se consagró campeón de la Liga Femenina, y la MVP de una apasionante final en el Microestadio de River Plate, donde derrotó 57-45 a Quimsa de Santiago del Estero.

«Tuvimos ganas de ganar desde el minuto cero, nos preparamos bien para jugar primero contra Obras y después fuimos a buscar el partido ante Quimsa. Fuimos a buscar el partido. Creo que nos dimos cuenta en la fase regular que le podíamos ganar a cualquiera, el partido en Quimsa en el que sacamos 15, 20 puntos, un poco mentiroso porque no hay esa diferencia entre los equipos, pero nos hizo dar cuenta que podíamos y de que Quimsa no era un cuco. El equipo fue la verdadera figura, fuimos mejores y nos merecíamos este torneo«. 

«Veo nuestros partidos viejos y pienso que es impresionante como estamos jugando, la paciencia que estamos teniendo. Nuestra falencia en altura la compensamos con la defensa en equipo y el grupo humano que formamos, la defensa gana campeonatos y estoy convencida de que es así»

«Es especial  porque es mi mejor amiga. Creo que la llegada de Maqui (Macarena Durso) nos dio un empujón anímico que necesitábamos«. 

«Creo que el hecho de no haber sido un equipo de los favoritos nos jugó a favor. Hicimos un trabajo de hormiga todos los días, el cuerpo técnico preparó todos los partidos de la mejor manera». 

«Nos tratan de 10 y te hacen sentir como una reina. Realmente Berazategui es un club de barrio, los dirigentes pusieron todo y te contagian constantemente. Anoche pensé que que lindo que pueda haber logrado un título«.

Audio: Fotos: LNB Contenidos

Artículo anteriorLucha por la permanencia: lo que les queda a los de abajo en la Liga Nacional
Artículo siguiente«Para nosotros salvar la categoría es como salir campeones»