Lucas Ortíz, jugador de Quilmes de Mar del Plata, habló en UCU Radio sobre la serie de Playoffs de Permanencia de La Liga ante Atenas, que está 1-0 para el equipo cordobés. El primer juego fue victoria por 93-77 para el Griego. Hoy el segundo partido a las 21:30 hs.

«La idea es llevarnos un juego, en el primer juego hicimos un buen partido y por ahí el resultado muestra que fue abultado, pero en los últimos dos minutos no pudimos anotar y ellos tuvieron un parcial importancia de 15 puntos. Competimos a la altura y defensivamente hicimos un buen juego. En estos partidos los detalles marcan la diferencia y cuando no estuvimos fines pasó lo que pasó. Sabemos la calidad de jugadores y anotadores que tiene el rival. Tenemos que estar muy atentos a esas cosas». 

«No fue fácil durante todo el año poder ganar. Tenemos que olvidar todo lo que fue el año, que fue muy irregular. Hay que pensar en ganar tres juegos. A principio de temporada uno sabe que va a estar abajo, uno trata de salir todo el tiempo, la verdad es que se nos hizo muy difícil, hasta con los rivales directos como fue con Atenas, Peñarol que quedamos sin diferencia a favor. He demostrado, sobre todo a mí mismo, que podía estar a la altura y jugar en esta categoría».

«No tiene sentido lo que pasó con las pintadas, pero no influyó en nosotros porque sabíamos que el hincha real de Quilmes no demuestra esas cosas y no lo tomamos como un hincha genuino, esa misma noche se sentía que la gente quería demostrar que no habían sido ellos. Todos demostraron que son cosas que no deberían pasar y no hay que darle mucha más importancia». 

«Cuesta analizar el presente individual de cada uno cuando la situación del equipo no es la mejor al final de año y por suerte pude aprovechar la cantidad de minutos. Cuando esto termine podré analizarlo mejor y separar. Quería tomarme una revancha de saber qué podía jugar en esta categoría«. 

Audio:

Foto: LNB Contenidos

Artículo anteriorEl «Sepo» Ginóbili no continuará en Bahía Básket
Artículo siguiente«Tenemos que tener la cabeza en ganar y nada más»