El debut no pudo ser mejor para los Raptors en las Finales de la NBA. Venció con autoridad a los Warriors por 118 a 109 y dejó el primer punto en casa.

¿Quién iba a pensar, al principio de la temporada, que Pascal Siakam iba a ser el jugador clave en el primer partido de las Finales de la NBA? Pero asi lo fue y el camerunés, junto a la defensa sólida de Toronto, fueron los puntos decisivos para que los Raptors ganen el primer juego y callen la boca de todos aquellos que esperaban una barrida de los Warriors. Los campeones tienen rival por primera vez en los playoffs.

Cada vez que Golden State intentaba acercarse en el marcador, aparecía Toronto, un equipo bien formado, práctico y con una entrega envidiable, para sacar nuevamente ventaja y hacer tambalear a Curry y compañía que extrañaron, más que nunca, la explosión y la sorpresa de Durant.

El gran planteo de Nick Nurse hizo olvidar el poco descanso de sus dirigidos y anuló, inteligentemente, los cambios defensivos que proponían los Warriors. Además, entendió que buena parte de las posibilidades de los Raptors pasan por la experiencia y capacidad de Marc Gasol y lo explotó en los momentos justos.

El goleador del partido fue Siakam con 32 puntos mientras que Kawhi terminó con 23 y Gasol con 20. Por el lado de los Warriors, que contaron con DeMarcus Cousins luego de su lesión, Curry aportó 34 tantos y Thompson 21 mientras que el resto de los jugadores sólo uno llegó al doble dígito (Green con 10). Así, difícil.

El próximo partido será el domingo a las 21 horas. Ahora queda saber si jugará o no Kevin Durant, trascendental en la búsqueda por el tricampeonato. Por el momento, todo es alegría en Canadá.

En Toronto mando yo.

Artículo anteriorIndependiente de Oliva, el primer campeón del 3×3 del TFB
Artículo siguiente«Los dos equipos estamos al cien por ciento de energías»