Los blancos remontaron trece puntos de desventaja para volver a derrotar al Valencia Basket y sumar el segundo punto de la eliminatoria. Fue victoria por 79 a 66 para ponerse 2-0 en la serie de Playoffs de Semifinales de la Liga ACB y el lunes podría definir su pasaje a una nueva final. Felipe Reyes llegó a los 1000 partidos con el Real Madrid.

Facundo Campazzo anotó 9 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y 3 robos en 22:11 minutos, además de un doble sobre el cierre del tercer cuarto, mientras que Gabriel Deck no anotó puntos en 6:18 minutos.

Nadie dijo que iba a ser tan fácil como en el primer encuentro. Y no lo fue. El Real Madrid tuvo que remar, y mucho (llegaron a perder de trece puntos al inicio del segundo cuarto), para sumar el segundo punto de la eliminatoria y colocarse a solo un triunfo de alcanzar una nueva final de la Liga Endesa. Ahora la serie se traslada a La Fonteta (lunes, 21:00 h) con toda la presión para un Valencia Basket que salió al WiZink Center mejor que el jueves, pero que acabó sucumbiendo al empuje blanco, en gran parte gracias a un enorme Llull en el segundo cuarto.

El comienzo fue mucho menos eléctrico que el del jueves, y eso era peor para el Madrid y mejor para el Valencia. Más metidos en la eliminatoria los taronja, fueron ellos los que llevaron la iniciativa, hasta que un 7-0 de parcial blanco, con Rudy a la cabeza (5 puntos, 1 robo) puso en ventaja a los de Laso. No se amilanaron los visitantes que no solo voltearon el marcador sino que endosaron un 2-13 que les permitió acabar los primeros diez minutos con una renta considerable (14-22).

Vital Llull
Fue un momento de apagón ofensivo blanco, que continuó para estar con la máxima diferencia del choque, +13 (14-27). Pero entonces Laso sacó pólvora con Llull, Carroll y Thompkins, para intentar romper la defensa naranja desde fuera. Éste último enseñó el camino con un triple y Llull decidió seguir por esa pista. Dos canastas del menorquín hicieron disminuir la renta pero el Valencia Basket, que había perdido algo de frescura, no se iba del partido. Y llegó otro triple de Thompkins, uno de Taylor, apareció Ayón, y de repente Llull entró en combustión. Una combustión que se tradujo en tres triples para un parcial de 21-4 que noqueó momentáneamente a los taronja, y que encendió del todo al WiZink Center (42-36).

La sangría defensiva de los visitantes continuó con un Real Madrid lanzado a por la victoria. La defensa blanca siguió haciendo su trabajo y los de Laso empezaron a encontraron espacios para lanzarse a la carrera. Otro tremendo parcial de inicio (13-2), ahora con otros protagonistas como Campazzo, Randolph, Tavares o Taylor, lanzaron la máxima a un +17 (55-38). Se rehízo, en parte, el Valencia Basket que quería llegar con opciones al tramo final. Se acercaron algo pero, entre Ayón, muy activo tras la ausencia de Tavares por cuatro faltas, y un triple sobre la bocina de Campazzo, volvieron a ver alejarse su objetivo (68-52).

Informe y foto : Real Madrid

Artículo anteriorInstituto dio el primer paso ante Olímpico en semifinales
Artículo siguienteLanús venció a Central Entrerriano y forzó el quinto juego