Sergio Hernández pasó por el aire Radiovisión Deportiva, el programa de Juan Carlos Meschini (LU2 de Bahía Blanca), y dejó conceptos muy interesantes. Confirmó que concentrarán desde este jueves en el Hotel Boca los 12 jugadores que estuvieron en Lima, y habló sobre la preparación que se viene de cara al Mundial, lo que dejó la medalla de oro en los Panamericanos y lo sucedido con Las Gigantes.

El entrenador de la Selección Mayor que consiguió el oro hace cinco días confirmó que Leandro Bolmaro y Facundo Piñero no serán parte de los entrenamientos durante los días previos a la salida hacia el Viejo continente, la cual está pautada para el lunes. «Decidí que, si no hay ninguna emergencia, el equipo sea el mismo que el del Panamericano. Imaginando lo que viene, me parece que así como está el equipo está bien y que tenemos lo que necesitamos para jugar el Mundial«, sostuvo el Oveja.

Hernández también explicó su punto de vista sobre la gira que se viene del otro lado del Atlántico, antes de asentarse en tierras asiáticas: «Estamos muy necesitados de enfrentar equipos europeos. Sabemos que podemos llevarnos alguna paliza en estos amistosos. Francia y España son dos equipos candidatos al título. Tenemos que tener paciencia y seguir aprendiendo de esos enfrentamientos. Lo más probable es que suframos, ya que esta camada junta todavía no jugó contra equipos de ese calibre«.

Sobre los Panamericanos, el coach indicó que el grupo necesitaba ir a un campeonato donde se les pusiera la chapa de candidato desde el primer día, ya que nunca habían jugado con esa presión.

También, Hernández, como cada vez que habla del capitán, se deshizo en halagos hacia Luifa: «Lo de Scola no es mágico ni milagroso. Es un ejemplo de perseverancia y reinvención. Lo admiro, porque yo no soy capaz de hacerlo. Él juega al básquet a este nivel porque lo fabrica él, no porque la naturaleza le facilite las cosas. No podemos pretender que vaya a pelearse con los grandes europeos, no puede jugar un partido a dos metros del aro, contra jugadores que tienen veinte años menos que él y diez centímetros más. Mejoró otras cualidades de su juego, y tenemos que tomar ventaja de eso, y protegerlo de esa manera. Hemos variado la táctica de juego para que no se desgaste mucho«.

También, el entrenador que cumplió más de cien partidos (en dos ciclos) al mando del seleccionado masculino, dio su punto de vista sobre lo sucedido con Las Gigantes ayer en los Panamericanos, y a continuación te dejamos los conceptos más destacados:

«Es muy triste lo que sucedió con las gigantes, obviamente poniéndome del lado del equipo que es la verdadera víctima de todo esto. Lo considero un error humano, llevado a cabo por alguien que inmediatamente después reconoció su error, alguien que entrega por el basquet femenino como pocas personas vi en mi vida, que es Hernán Amaya. Tenía la tarea de delegado, se confundió el color de ropa, y sucedió lo que sucedió. De ahí a tomarlo como un tema de género o de organización, me parece exagerado, oportunista,  fuera de lugar«.

«Nunca vi una gestión, estando dentro de la Confederación o afuera, que valore y trabaje más para el básquet femenino. Y no por ser femenino, sino por una cuestión de respeto genuino, de darles el mismo valor a ambas ramas. Me parece que es injusta la crítica de que el básquet femenino está desprotegido intencionalmente. No tiene absolutamente nada que ver con eso. Digo lo que veo, y veo las cosas que se hacen por las chicas y por los chicos, y ojalá se mejoren y no vuelvan a ocurrir».

«Nosotros tenemos algunas posibilidades más que ellas en cantidad de gente, pero dentro de la villa teníamos la misma cantidad de personas, solo que la teníamos de distinta manera distribuida. Ellas tenían médico y jefe de equipo. Nosotros teníamos utilero y kinesiólogo. Era una opción nuestra. No fue un tema organizativo, de negligencia ni de desidia. Fue un error humano que lamentablemente llevó a esta situación«.

«Cada uno puede opinar lo que quiera, con su intencionalidad. Pero las cosas tienen que ser claras. La pregunta es: ¿se podría haber hecho algo para que esto no suceda? Tal cual está a la vista no, porque en la villa hay un cupo de personas, y tanto ellas como nosotros tuvimos la opción de elegir qué tipo de rol queríamos dentro de la villa. Si hubiésemos tenido un problema de salud, ni hubiésemos tenido que recurrir al policlínico general, la crítica hubiese sido a nosotros de «¿cómo no tenían su propio cuerpo médico ahí?». Estábamos sin médico literal«.

En la misma línea, el entrenador desarrolló por qué en las fotos del equipo masculino aparecen más personas que en las de femenino: «Toda esa gente que se ve en alguna imagen es toda gente que estaba afuera de la villa, que yo llevo porque estamos en proceso de un Mundial, no puedo dejar acá a mis asistentes, o al jefe de prensa. En la Villa estaban Santander, Manuel Álvarez y yo, además de los kinesiólogos y el utilero. No quiero justificar nada, quiero ayudar a que la gente conozca o tenga cierta información acerca de cómo son las cosas. Quizás sea mi último torneo con la Selección. No estoy cuidando nada. Solo digo que nunca vi una gestión que valore tanto al básquet femenino como la actual».

Escuchá la entrevista completa en Radiovisión Deportiva de la radio LU8 de Bahía Blanca.

Audio:

Foto: CABB

Artículo anterior«Vamos a luchar para dejar a Argentina lo más alto»
Artículo siguienteMarcos Delía jugará en Fuerza Regia de México