La Selección Argentina Femenina había perdido en su primera presentación en los Juegos Panamericanos de Lima ante EEUU por 70-62 jugando un gran partido y todas las expectativas estaban puestas en la segundo fecha en el juego frente a Colombia, que había vencido a Islas Vírgenes 69-66. Sin embargo, el partido nunca se jugó y Las Gigantes perdieron por «negligencia logística».

Cuando faltaban minutos para arrancar el encuentro clave, se dio a conocer que ambos equipos tenían camisetas oscuras (azules) y que Argentina era el encargado de llevar las blancas. Nadie había llevado las camisetas claras.

Los árbitros y los equipos se fueron a sus respectivos vestuarios, después de largos minutos la ropa argentina llegó al estadio pero, apoyados por el reglamento, la organización decidió darle por perdido el encuentro a Las Gigantes por «negligencia logística». Colombia mostró una postura intransigente y ganó el 20-0.

Sobre lo sucedido, Fabián Pérez realizó una editorial en UcU Radio. Escuchala en este audio:

Foto: @MatiPignanelli

Artículo anteriorSan Lorenzo y un nuevo desafío con la NBA
Artículo siguienteMás Gigantes que nunca, Argentina le ganó a Islas Vírgenes y va por el quinto puesto