Melisa Gretter, base de la Selección Argentina Femenina, habló en La Televisión Pública tras la victoria contra Islas Vírgenes en el cierre de la fase de grupos de los Juegos Panamericanos de Lima y analizó lo sucedido con Las Gigantes. Frases y audio.

«Fue una situación muy difícil, vinimos a Lima a buscar una medalla, el de hoy era un partido psicológicamente muy duro para nosotras, pero entre todas juntas junto al Cuerpo Técnico salimos a mostrar lo que el quiero vino a hacer a Lima y vamos a terminar el campeonato lo mejor posible». 

«Estábamos todas muy tristes, ayer solo pensamos en lo que pasó, la situación fea que tuvimos que pasar y hoy ya el chip tenía que estar en el partido contra Islas Vírgenes. Teníamos que dejar lo que pasó de lado, estar lo mejor que podíamos y buscar la victoria, que era lo que necesitábamos. Las sensaciones son extrañas, felicidad tristeza todo junto, pero vamos a luchar hasta el final«. 

«Sirve para que el equipo siga confiando en lo que venimos haciendo, es un nuevo proceso, nueva forma de jugar, con nuevos entrenadores y teníamos que seguir luchando para que el básquet femenino siga creciendo. Hoy somos 12 las que estamos aquí representando el básquet femenino, pero en Argentina está toda esa gente hermosa que nos mandó muchos cariños ayer y nos ayudó a ser cada vez más fuerte y para que sigamos luchando». 

«De los errores se aprende y uno busca mejorar, estamos enfocadas acá en tratar de seguir luchando y mostrando lo que sabemos hacer, que es jugar al báquet. La cabeza está en los Panamericanos y después veremos que pasa con lo que pasó ayer. Hay que seguir luchando, en menos de 45 días tenemos otro torneo (AmeriCup) y necesitamos estar bien«. 

«El error fue nuestro, teníamos que ir de Blanco y estábamos de azul, traté de hablar con los árbitros para ver si el partido era suspendido o si ya se daba por perdido y no depende de ellos. Dieron los 15 minutos que decía el reglamento y dependía de la asesoría de los Panamericanos y FIBA, era entre ellos y Colombia. Colombia tenía el derecho de decir lo que quería, pero nosotras hubiésemos tenido otra postura. Estábamos con la ilusión de que el partido sea postergado para la una de la mañana o para hoy, pero que el partido se juegue y no sé de por perdido. La decisión fue esa y estábamos muy tristes. Nadie tenía ganas de jugar un partido que ya no vale nada, pero hablamos todas y dijimos que teníamos que demostrar lo que vinimos a hacer, luchar y buscar el mejor puesto que se pueda y así fue«. 

«El partido de hoy era duro psicológicamente, pero el equipo supo salir adelante. Nadie quiere jugar un partido que no vale y más cuando te sacan la ilusión de lo que era la medalla y para nosotras que venimos con las energías de dejar a Argentina lo más alto posible, era un pensamiento el de no jugar, pero era de calentura. Lo pensamos bien y dijimos no, hay que ir a jugar«. 

«No nos vamos a meter con el masculino, lo que lograron lo tienen bien merecido, nosotras vamos a seguir luchando para que el básquet siga creciendo y en los últimos torneos que jugamos demostramos que el nivel va creciendo. El apoyo de la CABB y de todos los clubes de Argentina que tienen básquet, es muy importante para nosotras. No voy a hablar de desigualdad, eso lo hablaremos cuando estemos en Argentina, mientras tanto nuestra cabeza tiene que estar acá, no terminaron los Panamericanos para nosotras». 

Audio:

Foto: @MatiPignanelli

Artículo anteriorEl apoyo constante a Las Gigantes en las redes sociales
Artículo siguiente«El equipo será el mismo que el de Lima»