En el primer partido de la doble jornada de la Euroliga, el Real Madrid cayó en Rusia (el jueves visitará al Khimki) en el Megasport Arena ante el CSKA Moscú por 60 a 55  y puso fin a su racha de 13 victorias consecutivas en la competencia europea. Con esta derrota el equipo español suma récord 15-4 y está segundo detrás de Anadolu Efes (16-3).

Los blancos fueron superiores en el primer tiempo, donde llegaron ganar por 11 puntos, pero su rival remontó tras el descanso y acabó llevándose un partido de poca anotación. Facundo Campazzo (11 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes en 25:41 minutos para terminar con 18 de valoración) fue el más destacado de los de Pablo Laso, que recuperaron a Sergio Llull y a Gabriel Deck (4 puntos y una asistencia en 18:05 minutos). Por su parte, Nicolás Laprovittola aportó 8 puntos y 2 asistencias en 14:58 minutos.

El máximo anotador en el equipo español fue Trey Thompkins con su aporte de 14 puntos y 6 rebotes en 27:28 minutos de juego. Mike James lo fue en el ganador con 19 tantos.

«Peleamos hasta el final, pero no pudimos ser certeros en los minutos importantes y hay mucho por mejorar, son detalles y ya pensamos en el próximo juego. Vinimos a buscar la victoria y no se pudo. La cancha es muy difícil y los jugadores crecen en confianza. Tenemos que pasar de página, descansar y pensar en Khimki», dijo Campazzo post partido.

Foto: Real Madrid