Miguel Barbieri dirigente del Club Libertad de Sunchales, habló en UCU Radio sobre el presente del equipo ante la situación de pandemia que atraviesa el país. Además, se refirió a la situación económica del club y a las posibilidades de la reanudación de la competencia.

«Arrancamos la temporada con un equipo austero sabiendo que se venía un año de elecciones y compromisos y fuimos bastante cuidadosos y buscando poner los números en línea para hacer del básquet un producto sustentable y apareció este imprevisto que pone en una situación de máxima gravedad a todos. Apostamos al cuerpo técnico, equipo médico como carta fundamental para pasar esta situación. Siempre pensamos en la parte formativa para lograr buenos equipos que jueguen bien al básquet». 

«No estamos tan atrasados, históricamente Libertad es un club que está acostumbrado a estar al día. Ultimamente tuvimos algunos problemas porque no tuvimos apoyo del gobierno, y la empresa madre que le dio vida a Libertad, está en una situación complicada, entonces tuvimos que buscar otros sponsors fuera del ámbito de la ciudad«. 

«El básquet está todo acomodado para continuar el año con los compromisos que se tomaron. No tenemos un problema económico, si financiero porque los contratos son por 12 meses, pero podemos afrontar una temporada sin deudas y de una forma sustentable manteniendo lo que hay y mejorando hacia adelante«. 

«Lo principal era jugar lo que tengamos que jugar, pero pagar lo que se debía y en definitiva no dejar el club patas arriba. Lo que nos toque jugar, será lo que hagamos. Estamos todos alineados y esperando la decisión de la Asociación de Clubes para acatar lo que se decida«.

«Si continua la temporada jugaríamos con los jugadores que teníamos y los mismos extranjeros, porque ya tenemos un acuerdo, sabemos como juegan y sabemos que tipo de personas son. Los jugadores que trajimos tienen futuro. Si tenemos que armar un equipo nuevo porque la competencia se termina y se comienza en otra temporada veremos como se arma el equipo, pero principalmente tenemos que esperar a ver que va a pasar con esta tragedia mundial y como imprevisto merece ser tratado como tal«. 

«Los que menos cobran están más al día y los que más cobran un poquito atrás. No estamos tres meses atrás con los pagos, estamos esperando a los auspicios, se va a pagar todo y vamos a asegurar lo que debemos«. 

Foto: Libertad de Sunchales

Artículo anteriorMatías Huarte: «En Junín no sonó la palabra descenso»
Artículo siguienteEl día del libro… y el básquet