Prensa Instituto

En una nueva mañana de 3×3 Radio, seguimos recorriendo el presente de los equipos en nuestra Liga Nacional, que continúa suspendida por tiempo indefinido. Hoy fue el turno de Sebastián Ginóbili, entrenador de Instituto. En su última presentación, la Gloria había quedado eliminada de la Basketball Champions League ante Flamengo, el único equipo invicto del torneo. En el torneo local tiene uno de los más altos rendimientos, ocupando el cuarto lugar en la tabla de posiciones, con un récord de 15 victorias y 7 derrotas.

Sepó habló del presente del equipo, la salida de Germain Jordan, la búsqueda de un nuevo jugador para su puesto, su visión de la temporada a nivel nacional e internacional, y, por supuesto, dejó sus recomendados para esta cuarentena.

¡Mirá la divertida charla con Sepo Ginóbili!

Estoy muy bien, cumpliendo actividades, dentro de lo que se puede hacer, estoy bastante ocupado. Estoy en contacto con el Preparador físico que es quien está encima de los jugadores. Tengo muchas charlas con la dirigencia del club y con el resto del cuerpo técnico. Ahora con las distintas plataformas, hacemos charlas con los chicos de diferentes clubes para mantener la motivación.

El entrenamiento sirve para mantener al jugador enfocado, ocupado en mejorar su fuerza, dentro de lo que se pueda. Están preocupados por mantenerse físicamente. Cuando se decida que continúe la Liga Nacional va a ser como empezar de cero, me parece que hay que tener entre 20 o 25 días previos al inicio de la temporada.

Es complicado no pensar en esta situación como unas vacaciones. Está mal, pero es inevitable. Por lo que vamos viendo por televisión me parece que viene para largo. Por más que uno trate de mantenerlos ocupados, es complicado. Muchos de ellos tienen a su familia lejos, es una situación rara.

Cuando llegamos de Río teníamos 14 días de aislamiento obligatorio, y la cuarentena se dispuso tres o cuatro días después. No he salido del departamento, prácticamente. Todo se acrecentó porque cuando volvimos salió que Jorge Jesús estaba contagiado, y estaba en la cancha, generando una paranoía general. No tuvimos casi contacto con nadie en Brasil fuera de la cancha.

Sobre la eliminación de la BCL, vi el partido nuevamente, busqué la forma de entender lo que pasó, caímos en el juego colectivo, habíamos hecho un buen laburo defensivo en el primer tiempo y no en el segundo, perdimos la capacidad de correr, no tuvimos capacidad de tomar buenos lanzamientos. Estas cosas pasan en nuestro juego.

Nos tocó jugar cuatro partidos contra Flamengo y perdimos los 4, el básquet es muy lógico, ellos eran mejores que nosotros. En el primer partido acá estuvimos muy ansiosos, allá estuvimos a dos pelotas de ganar el juego. Hicimos un gran partido y nos quedamos sin energía al final, es mérito del otro equipo, de la forma de defender, no tener un jugador determinante en el interior. Es una suma de cosas que te devuelve a la realidad de lo que es la calidad del básquet internacional. Aprendimos un montón de cosas. Fuimos competitivos en todo momento. Estuvimos cerca.

El básquet argentino es de primer nivel sudamericano, en esta última Champions no hubo equipos de Puerto Rico, los mexicanos no le dieron importancia al torneo y fueron con equipos de segundo nivel, creo que argentina siempre es candidato a todo torneo continental, por ahí hubo épocas en las que no ganaba. Con la llegada de San Lorenzo siempre se pelea, en este caso tuvimos tres equipos en la semifinal de un torneo. Argentina tiene buenos equipos, sabe a lo que juega, ayuda la estructura de nuestra competencia, tiene buenos jugadores y es ordenado. Creo que entre Brasil y Argentina está lo mejor.

Creo que en el momento del parate era nuestro mejor momento deportivo, habíamos asimilado los cambios, sobre todo los dos Davis. Creo que encontramos una manera de jugar muy buena, encontramos fluidez, donde el protagonismo de los nacionales fue mejor, había cosas por mejorar, como la regularidad, encontrar un poco más de alternativas, estábamos a mitad de temporada y estábamos por llegar a nuestro tope de rendimiento.

Con Juan Cavagliato tengo contacto diario, nos va dando la información que va surgiendo, ellos tienen conferencias con los demás dirigentes dos o tres veces con semana. Los entrenadores tuvimos una charla con Gerardo Montenegro, que fue informativa. Ellos están de acuerdo con las medidas del gobierno. Hablan de la intención de terminar la temporada, la idea de respetar los contratos establecidos. Las intenciones son las mismas de todos, queremos terminar esta temporada, hay que ver como se hace. Estuve leyendo protocolos de seguridad para el deporte, no es fácil. Por el momento es difícil, el cambio de provincia es complicado.

Nosotros contratamos a Germain Jordan por la Champions, a partir del corte de Dwayne. El había terminado la competencia en México, estuvimos contentos con él. Cuando llegamos de Brasil sabíamos que esto se iba a suspender, y la idea es que tenga tiempo de volver a su país. Por más que él tuvo un buen rendimiento, necesitamos otro tipo de jugador, él era un tipo que jugaba desde la recepción del balón, no era un tres natural y necesitamos un jugador que pueda ser mejor por el balón.

Estuvimos pensando mucho en el reemplazo, pero esto hizo frenar cualquier tipo de negociación. Tuvimos posibilidad de iniciar tratativas, hoy tener un jugador contratado sin saber lo que va a pasar no tiene, estamos atentos. Estamos buscando optimizar en algún lugar de la cancha, así que bueno, estábamos entusiasmados con el cambio, el corte nos dejaba un lugar muy piola para reforzarnos. Cuando se tome la decisión de lo que suceda con la Liga nos ocuparemos.

Foto: Prensa Instituto